Powell promete utilizar los poderes de la Fed para evitar que la inflación se consolide

Por Tom Ozimek
23 de Noviembre de 2021
Actualizado: 23 de Noviembre de 2021

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, recién nombrado para un segundo mandato de cuatro años al frente del banco central, dijo el 22 de noviembre que utilizaría el arsenal de la Fed para evitar que la inflación se convierta en una característica más permanente de la vida estadounidense.

Powell hizo estas declaraciones en una conferencia de prensa en la Casa Blanca en la que el presidente Joe Biden anunció su nuevo nombramiento, a la vez que nombró a Lael Brainard, miembro del consejo de administración de la Fed, como vicepresidenta de la Reserva Federal.

“Sabemos que la alta inflación pasa factura a las familias, especialmente a las que tienen menos capacidad para hacer frente a los costes más elevados de los artículos de primera necesidad, como los alimentos, la vivienda y el transporte”, dijo Powell, reconociendo el impacto desproporcionadamente alto de la aceleración de los precios en los estadounidenses con menores ingresos.

“Y utilizamos nuestras herramientas tanto para apoyar la economía y un mercado laboral fuerte, como para evitar que la inflación más alta se afiance”, añadió, refiriéndose al doble mandato de la Fed de “máximo empleo” y estabilidad de precios.

Después de que Biden anunciara los dos nombramientos, elogió el compromiso de Powell con el componente de “máximo empleo” del mandato dual de la Fed, al tiempo que señaló el papel de Powell en la dirección de la Fed a través de una “revisión histórica” que vio al banco central adoptar un régimen de objetivos de inflación más flexible. Esto básicamente permitió a la Fed sobrepasar temporalmente su objetivo del 2 por ciento de inflación con el fin de bombear más dinero en la economía para asegurar una recuperación más sólida del mercado laboral.

“Cuando nuestro país sufría una hemorragia de puestos de trabajo el año pasado y había pánico en nuestros mercados financieros, el liderazgo firme y decisivo de Jay ayudó a estabilizar los mercados y a encaminar nuestra economía hacia una sólida recuperación”, dijo Biden sobre Powell.

El presidente de EE. UU., Joe Biden (centro), anuncia a Jerome Powell (i) como su candidato a la presidencia y a Lael Brainard (dcha.) como vicepresidenta de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal, durante un acto en la Casa Blanca el 22 de noviembre de 2021. (Jim Watson/AFP vía Getty Images)

Sin embargo, el nivel de estímulo monetario sin precedentes (que supuso unos 120,000 millones de dólares en compras mensuales de activos y la caída de los tipos de interés hasta casi cero), junto con las masivas medidas fiscales, han tenido también un efecto secundario no deseado, al contribuir a elevar la inflación a niveles no vistos en más de 30 años.

“Hoy, la economía se está expandiendo a su ritmo más rápido en muchos años, lo que conlleva la promesa de un retorno al máximo empleo”, dijo Powell, siendo el “máximo empleo” una condición que la Fed define como el nivel más bajo de desempleo que la economía puede sostener manteniendo una tasa de inflación estable. Dado que siempre habrá algunas personas sin trabajo, esta tasa nunca será cero, por lo que los economistas la sitúan generalmente entre el 3 y el 5 por ciento, mientras que el jefe de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, la definió recientemente como una condición en la que “todo estadounidense que quiere un trabajo lo tiene”.

Powell, haciéndose eco de su opinión, tantas veces repetida, de que las dislocaciones de la oferta relacionadas con la pandemia han desempeñado un papel importante en la subida de los precios, dijo: “La reapertura sin precedentes de la economía, junto con los efectos continuos de la pandemia, provocaron desequilibrios de la oferta y la demanda, cuellos de botella y un estallido de la inflación”.

El último informe del Departamento de Trabajo sobre los precios al consumo mostró que la inflación en los 12 meses previos a octubre alcanzó el 6.2 por ciento, el ritmo más alto en 31 años.

Ante el repunte de la inflación, la Fed ha empezado a retirar sus compras de activos a un ritmo de unos 15,000 millones de dólares al mes y, aunque los responsables de la política del banco central han dicho que aún no es el momento de subir los tipos, los mercados de futuros de tipos de interés prevén que la Fed empezará a endurecerlos en junio de 2022.

Powell, junto con otros funcionarios de la Fed, han mantenido que el actual brote de inflación es “transitorio” y que disminuirá una vez que se suavicen las dislocaciones del lado de la oferta. Sin embargo, Powell dijo en una conferencia de prensa el 3 de noviembre que la idea del banco central sobre lo “transitorio” ha evolucionado a medida que las presiones al alza de los precios han resultado ser más persistentes de lo que se pensaba.

“Realmente para nosotros, lo que transitorio ha significado es que si algo es transitorio, no dejará tras de sí una inflación permanente o muy persistente”, dijo Powell, añadiendo que todavía no es el momento de subir los tipos de interés ya que “todavía hay terreno que cubrir” en términos de recuperación del mercado laboral.

Pero con las ofertas de empleo cerca de máximos históricos y la tasa de abandonos, que refleja la confianza de los trabajadores en poder encontrar un trabajo mejor, en un nivel récord, algunos economistas creen que ya es hora de que la Fed frene el dinero fácil con más fuerza.

El exsecretario del Tesoro de Estados Unidos y profesor de Harvard, Larry Summers, habla durante un debate sobre los países en desarrollo de bajos ingresos en las reuniones anuales de primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington el 13 de abril de 2016. (Mike Theiler/AFP vía Getty Images)

El exsecretario del Tesoro, Larry Summers, que fue el primero en dar la voz de alarma sobre el actual brote de precios, dijo en una entrevista con la CNN hace varias semanas que cree que el mercado laboral está tenso y que la política monetaria flexible es contraproducente.

“Tenemos que reconocer que nuestro problema no es que no haya suficiente gente con trabajo”, dijo Summers al medio. “El problema actual es que estamos empujando la demanda en la economía más rápido de lo que puede crecer la oferta y que solo vamos a tener más y más inflación hasta que dejemos de hacerlo”, dijo.

“Ese es el verdadero problema”, añadió.

A menos que la Reserva Federal haga un cambio significativo en su política o que un “accidente” dé un gran golpe disruptivo a la economía, es “bastante improbable” que la tasa de inflación vuelva a caer hasta el objetivo del 2 por ciento del banco central en un futuro próximo, predijo Summers.

Summers también dijo que cree que el ritmo de la Fed para retirar el programa de compra de activos no es lo suficientemente rápido.

“Si empezaran diciendo que van a dejar de comprar inmediatamente hipotecas en medio de una gran burbuja inmobiliaria, eso sería útil”, dijo, y añadió que el aumento de los precios de la vivienda aún no se ha reflejado plenamente en las cifras de la inflación general.

“Si dijeran que van a dejar de hacer crecer su balance, y no que van a reducir su balance, sino que simplemente van a detener el proceso de crecimiento, si lo hicieran en tres meses, en lugar de en ocho, eso sería útil”, continuó.

“Creo que la Fed ha cometido un error importante en el enfoque que está adoptando al duplicar el estímulo fiscal masivo que tuvimos a principios de año con una política monetaria realmente fácil”, añadió Summers.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS