Practicantes de Falun Gong se niegan a ser silenciados y exponen una persecución de 21 años (Fotos)

El 20 de julio se cumple el oscuro aniversario de la brutal campaña de persecución contra la práctica espiritual Falun Gong.
Por The Epoch Times
19 de Julio de 2020 3:51 PM Actualizado: 08 de Diciembre de 2021 1:45 PM

La prohibición en China a la meditación pacífica de Falun Gong, el 20 de julio de 1999, ha resultado en que innumerables personas de fe pierdan la vida en una persecución que lleva 21 años. A pesar de la pandemia, el Partido Comunista Chino (PCCh) intensificó la persecución al grupo espiritual en la primera mitad de 2020, sometiendo a los practicantes a ultraje extremo, acoso, tortura y sustracción forzada de órganos.

En el período comprendido entre enero y junio de 2020 fueron arrestados 2654 practicantes y 2659 recibieron hostigamientos por su fe, según un informe de julio de 2020 de Minghui, un sitio web con sede en EE.UU. que proporciona actualizaciones de primera mano sobre la práctica espiritual y sobre la persecución a la que es sometida. El informe agregó que 1687 de estos seguidores de Falun Gong sufrieron el saqueo de sus propiedades.

“Muchos practicantes de edad avanzada también fueron blanco de ataques. Más específicamente, 540 (10.1 por ciento) del total de 5313 practicantes atacados tenían 65 años o más, incluidos 116 entre 65 y 70, 278 en sus 70, 140 en sus 80 y 6 en sus 90″, indicó el informe.

Los practicantes de Falun Gong participan en una vigilia a la luz de las velas para conmemorar el 20 aniversario de la persecución a Falun Gong en China, en el West Lawn de Capitol Hill, el 18 de julio de 2019. (Samira Bouaou/La Gran Época)

El PCCh comenzó su persecución contra Falun Gong (también conocido como Falun Dafa) debido a que la ancestral práctica de cultivo y mejoramiento personal, con sus tres principios de “Verdad-Benevolencia-Tolerancia”, acumuló una gran popularidad y seguidores en China a finales de la década de los 90. El régimen autoritario consideró que los practicantes de Falun Gong (ciudadanos de fe y respetuosos de la ley) como una amenaza a su ideología comunista de lucha y odio.

Cada año, el 20 de julio, los practicantes de Falun Gong de todo el mundo realizan vigilias, manifestaciones y desfiles a la luz de las velas, y distribuyen materiales de información para conmemorar el oscuro aniversario y crear conciencia sobre el genocidio en curso. Este año, muchos practicantes están llamando la atención sobre las graves atrocidades del régimen en medio de la pandemia, con la esperanza de poner fin a la persecución, otros están llevando a cabo manifestaciones en línea sobre la causa. Los practicantes en Canadá y Australia han planeado dos manifestaciones en línea para el 20 de julio, con oradores que van desde senadores hasta legisladores y abogados de derechos humanos, según Event Brite.

A continuación, se presentan algunas fotos que destacan los recientes eventos de Falun Dafa realizados el 20 de julio

Vigilias solemnes

Los practicantes de Falun Gong de la gran región de Vancouver se reunieron frente al Consulado chino en Vancouver, el 10 de julio de 2020, para denunciar la persecución de su fe en China. Durante su reunión pacífica, los practicantes formaron dos filas de más de 100 metros de largo a ambos lados de la entrada al Consulado chino, con carteles escritos en inglés y chino, pidiendo detener la brutal persecución.

Vigilia a la luz de las velas frente al Consulado chino, en Vancouver, el 10 de julio de 2020. (Minghui)
Vigilia a la luz de las velas frente al Consulado chino en Vancouver, el 10 de julio de 2020. (Minghui)
Practicantes de Falun Gong sosteniendo una pancarta que dice “Alto a la persecución a Falun Gong en China” frente al Consulado chino en Vancouver, el 10 de julio de 2020. (Minghui)

“Rechazar al PCCh equivale a rechazar el virus”

Cuando un hombre que llevaba una máscara hecha a medida con el logotipo del “virus PCCh” vio la pancarta que decía: “Aléjate del PCCh y del virus PCCh”, se acercó a los practicantes de Falun Gong para darles el visto bueno, informó Minghui

Les dijo que conocía “con gran detalle los crímenes cometidos por el PCCh, como la extracción de órganos de practicantes vivos de Falun Gong, el genocidio de los uigures y la represión contra los residentes de Hong Kong”. Dijo que recientemente regresó de Hong Kong y que “odia lo que el PCCh le ha hecho a la gente” en Hong Kong.

(Minghui)

“La única esperanza de la humanidad es mejorar la moral”

Para llamar la atención sobre las violaciones de los derechos humanos, cometidas por el partido comunista en China durante la persecución de 21 años, los seguidores del grupo espiritual realizaron una manifestación en el centro de Auckland el 20 de junio de 2020. Los transeúntes se sorprendieron al enterarse de la sustracción de órganos vivos autorizada por el Estado chino.

(Minghui)

Mientras tanto, en Australia, se celebró una manifestación frente a la Aduana de Sydney el 31 de enero de 2020 para felicitar a 350 millones de ciudadanos chinos que renunciaron al PCCh. Hablando en la manifestación, Riccardo Bossi, líder de Australia One Party, autor, orador, consultor comercial internacional, y exteniente coronel de las Fuerzas Especiales del Ejército de Australia, felicitó al pueblo chino que eligió renunciar al PCCh.

Bossi dijo: “El PCCh está corrompiendo los círculos políticos en Australia. Han invertido mucho en el país. Australia, que solía ser económicamente fuerte y autosuficiente, se ha convertido en el vasallo del PCCh. Si el régimen no se desintegra, China y Australia también serán destruidas. Si los australianos quieren salvar a Australia, deben ayudar a los chinos a renunciar al PCCh y salvar a China”.

Riccardo Bossi, líder de Australia One Party, en el mitin. (Minghui)

Demostrando ejercicios suaves

Durante los eventos recientes para exponer la persecución y crear conciencia, los practicantes también demostraron los ejercicios de meditación de Falun Gong en los parques y les contaron a los transeúntes sobre los beneficios para la salud de la práctica.

Demostración de ejercicios de meditación en el National Mall, en Washington, el 4 de julio de 2020. (Minghui)
Los practicantes de Falun Gong realizan ejercicios de meditación en el muelle de Santa Mónica, en Los Ángeles, el 12 de julio de 2020. (Minghui)
Más de 200 practicantes de Falun Gong en la ciudad de Chiayi, Taiwán, se reunieron en el Parque Wenhua, el 11 de julio de 2020. (Minghui)
Demostración de los ejercicios de Falun Gong frente a la histórica Aduana, en el centro de Sydney, el 31 de enero de 2020. (Minghui)

“Gracias por contarme sobre esto”

El aspecto pacífico de los practicantes inmersos en la meditación impresionó a muchos espectadores; algunos incluso agradecieron a estos voluntarios por informarles sobre los ataques a los derechos humanos en China.

“Gracias por contarme sobre esto, ya que no sabía que la situación en China era tan terrible”, dijo un turista. “La libertad de creencia es importante para nuestra sociedad y debe protegerse”.

Practicante de Falun Gong hablando a los transeúntes en Milán, Italia, el 4 de julio de 2020. (Minghui)
Practicante de Falun Gong hablando a los transeúntes en Milán, Italia, el 4 de julio de 2020. (Minghui)
Hablando con las personas sobre la persecución, el 12 de julio de 2020, en Los Ángeles. (Minghui)
Practicante compartiendo información sobre la persecución con un motociclista, en la ciudad de Chiayi, Taiwán, el 11 de julio de 2020. (Minghui)
Una anciana que práctica Falun Gong le comenta a la gente sobre la persecución, en el National Mall, en Washington, el 4 de julio de 2020. (Minghui)

“¿Qué podemos hacer para ayudar?”

En los primeros meses de 2020, cuando la pandemia alcanzó su punto máximo, la mayoría de las provincias en China fueron bloqueadas, pero el hostigamiento contra este antiguo sistema de autocultivo no se detuvo. “También hubo más practicantes arrestados en febrero, marzo, mayo y junio de 2020, en comparación con el año pasado”, dijo el informe Minghui.

Los transeúntes, al enterarse de las atrocidades que enfrentan estas personas de fe en China, a menudo preguntan cómo pueden ayudar a detener la persecución. Los practicantes sugieren compartir información con amigos y familiares para que más personas se den cuenta de este genocidio. También sugieren la firma de una petición que pide a los senadores y funcionarios que tomen medidas contra el PCCh.

(Minghui)
Los turistas se enteran de la persecución en la Plaza de los Derechos Humanos, en París, el 28 de junio de 2020. (Minghui)
Los transeúntes firman una petición para detener la persecución a Falun Gong en China, en la Plaza de la Ciudad de Melbourne, el 6 de junio de 2020. (Minghui)
Una mujer mayor firma una petición para detener la persecución a Falun Gong en China, en Hannover, Alemania, el 13 de junio de 2020. (Minghui)

Los espectadores admiran los esfuerzos persistentes de los practicantes de Falun Gong para exponer la persecución de una manera tan pacífica. Sin embargo, algunos pueden preguntarse cuál es el fin de firmar peticiones y manifestarse en las calles, especialmente si la persecución no ha cesado en todos estos 21 años. Quizás la siguiente cita de Abraham Lincoln, el decimosexto presidente de Estados Unidos, puede hablar mucho de su noble causa: “La probabilidad de fracasar en la lucha no debería disuadirnos de apoyar una causa que creemos justa”.

Para firmar una petición en online, que pide el fin de la persecución a Falun Gong y de la sustracción forzada de órganos, haga clic aquí.

Mira el vídeo que expone la persecución a Falun Gong:

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.