Precios del petróleo se desploman por el peso del coronavirus sobre la perspectiva de demanda

Por Emel Akan
03 de Febrero de 2020
Actualizado: 03 de Febrero de 2020

WASHINGTON — A medida que la nueva epidemia de coronavirus continúa propagándose en China, los temores de una reducción de los viajes y una desaceleración económica mundial hicieron que los precios del petróleo cayeran en picada durante la semana pasada.

El crudo de West Texas Intermediate (WTI) cayó el 31 de enero, registrando una cuarta semana consecutiva de pérdidas y su peor mes desde mayo de 2019.

En respuesta a las amenazas planteadas por el virus mortal, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió celebrar una reunión de emergencia. Tanto los miembros de la OPEP como otros países que no son, incluyendo a Rusia, se reunirán del 4 al 5 de febrero para evaluar el impacto del coronavirus en la demanda mundial de petróleo, según Reuters.

El WTI cayó más del 20 por ciento a USD 51.59 por barril el 31 de enero, después de alcanzar un máximo de USD 65.65 a principios de enero tras las tensiones entre Estados Unidos e Irán.

Las restricciones globales de viaje impuestas a los viajeros chinos y la suspensión de vuelos a China continental han generado dudas sobre su impacto potencial en los mercados de petróleo y combustible para aviones.

La administración Trump declaró el 31 de enero una emergencia de salud pública en los Estados Unidos. Para contener la propagación del coronavirus, a los viajeros extranjeros que visitaron China en las últimas dos semanas se les negaría la entrada a los Estados Unidos, declaró el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar.

Además, los ciudadanos estadounidenses que regresen de la provincia de Hubei, donde comenzó el brote, estarán sujetos a 14 días de cuarentena obligatoria.

Docenas de países, incluidos Japón y Singapur, también han impuesto restricciones más estrictas a los viajeros procedentes de China.

United, Delta y American Airlines anunciaron que suspenderían los vuelos entre Estados Unidos y China en respuesta al creciente brote. Del mismo modo, las principales aerolíneas mundiales, incluidas KLM y British Airways, han suspendido o reducido los servicios hacia o desde China continental.

Estas medidas amenazan los mercados petroleros, según Phil Flynn, experimentado analista de energía de Price Futures Group en Chicago.

“La demanda de petróleo no va más allá, pero es aún más que eso”, dijo Flynn a Fox Business el 31 de enero.

“Son las fábricas las que están cerradas. Es el factor del miedo de las personas para no viajar. Eso es terrible para la demanda de energía ”, dijo.

La confianza del consumidor se vería muy afectada ya que las personas tienen miedo de comprar o ir a restaurantes y cines, lo que, señaló, son malas noticias para los precios del petróleo.

Volatilidad del precio del petróleo

La OPEP señaló anteriormente que podría reducir aún más la producción si la demanda disminuye. Sin embargo, las preocupaciones por la demanda probablemente contrarrestarán las preocupaciones sobre las interrupciones del suministro en Libia, lo que impulsará la volatilidad de los precios del petróleo en las próximas semanas, dicen los analistas.

A principios de enero, una escalada de crisis en Libia paralizó la producción de petróleo, lo que provocó temores de una crisis mundial de suministro. El Ejército Nacional de Libia, dirigido por el general Khalifa Haftar, tomó el control de los principales puertos petroleros de Libia e impuso un bloqueo a las exportaciones de petróleo del país.

Según Goldman Sachs, la extensión del brote de coronavirus en China seguirá siendo desconocida durante algún tiempo, y esta incertidumbre inicial podría conducir a grandes ventas en los mercados petroleros, como fue el caso de la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) en 2003.

“La traducción del impacto estimado de la demanda de SARS en volúmenes de 2020 apunta a un impacto negativo potencial de 260,000 barriles por día a la demanda mundial de petróleo en promedio”, declaró Damien Courvalin, jefe de investigación de energía en Goldman Sachs, en un informe.

“Tal impacto en la demanda, sin una respuesta de suministro de la OPEP, apuntaría a un impacto de solo 3 dólares por barril en los precios del petróleo, aunque la alta incertidumbre inicial podría conducir a una venta masiva”, escribió.

Las autoridades chinas informan que miles están infectados en China y más de 300 muertos. Sin embargo, los expertos dicen que los números reales son mucho más altos.

El mal manejo aumenta el pánico del mercado

Algunos expresan su frustración por el manejo inicial de la crisis por parte del régimen chino, que, según afirman, ha exacerbado el pánico del mercado.

“La respuesta de China a esto ha sido extremadamente decepcionante para muchas personas”, dijo Gordon Chang, comentarista y autor de “El próximo colapso de China”, a The Epoch Times.

“El gobierno de China trató de encubrirlo. Y cuando ya no pudieron ocultarlo, se convirtió en una causa de pánico ”, dijo.

“En este momento, están en un entorno diferente debido a las redes sociales, lo que les está obligando a ser más sinceros con mayor rapidez”.

“Pero su instinto es encubrirse y esconderse porque están mucho más preocupados por la estabilidad y por controlar la narrativa que por resolver el problema”.

Según un artículo del New York Times , el manejo tardío de la enfermedad por parte del régimen chino permitió que el virus se propagara rápidamente.

“En momentos críticos, los funcionarios optaron por poner el secreto y el orden por encima de enfrentar abiertamente la creciente crisis para evitar la alarma pública y la vergüenza política”, dijo el artículo.

El gobierno tardó siete semanas en cerrar la ciudad de Wuhan después de la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad, según el diario.

Sigue a Emel en Twitter: @mlakan

 

Mire a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS