Preocupación de senadores por atención médica domiciliaria en comunidades apartadas de EE.UU.

Por Masooma Haq
14 de Febrero de 2020 Actualizado: 14 de Febrero de 2020

Washington—En la actualidad, el sector de la atención médica domiciliaria no puede satisfacer las necesidades de los ciudadanos de edad avanzada, especialmente en las comunidades rurales. Esta escasez requerirá una rápida acción del Congreso, ya que se prevé que la demanda de servicios de atención médica domiciliaria aumente a medida que la población estadounidense envejezca y la gente viva más tiempo.

Los legisladores tendrán que ayudar a resolver algunas cuestiones clave para que la industria de este sector de la atención médica pueda satisfacer la creciente demanda, especialmente en las pequeñas ciudades. Algunos de los temas incluyen la financiación (recortes a Medicaid), provisiones anticuadas escritas en los beneficios, y la atracción de trabajadores sanitarios cualificados, en particular a las comunidades rurales.

En las zonas rurales, que suelen tener una mayor población de ancianos, y en entornos aislados, los trabajadores de atención médica a domicilio pueden ser un salvavidas para esos residentes de edad avanzada.

Francis Adams, un veterano trabajador de la salud domiciliaria en la Pennsylvania rural que testificó en la audiencia del Comité de Envejecimiento del Senado el miércoles, dijo que está preocupado por la escasez de trabajadores de la salud en el hogar en Estados Unidos y trabaja horas extra porque hay escasez de trabajadores en su comunidad.

Adams dijo al comité que muchos de los ancianos de su comunidad tienen que hacer ajustes para compensar las pérdidas de sus beneficios de Medicare.

La senadora Susan Collins (R-Maine) y líder de la mayoría del Comité de Envejecimiento del Senado de Estados Unidos dijo, “que los servicios de atención médica en el hogar ayudan a los pacientes a evitar visitas más costosas al hospital y a los hogares de ancianos, la atención médica domiciliaria ahorra a Medicare, Medicaid y a las aseguradoras privadas millones de dólares cada año y permite a los ancianos envejecer en la comodidad y seguridad de sus propios hogares”.

El senador Collins ha introducido la Ley de Innovación del Pago de la Salud en el Hogar, esta legislación tiene por objeto evitar nuevos recortes de la tasa de pago. La medida proporcionaría flexibilidad en la exención del requisito de “confinamiento en el hogar” para los servicios.

“Como las agencias de salud en el hogar se están ajustando al nuevo sistema de pago, creo que el Congreso debería revisar el pago adicional rural. Un pago adicional rural bien dirigido es especialmente necesario ahora. Y es necesario para compensar a las agencias de salud en el hogar que están operando en vastas zonas rurales, como el norte de Maine, donde tienen que conducir largas distancias entre los pacientes”, dijo Collins.

Un complemento es un modificador de pago del tres por ciento para reembolsos por servicios prestados en zonas rurales y desatendidas. Las agencias rurales se enfrentan a gastos generales más elevados debido a factores como el aumento del tiempo de viaje entre las visitas de los pacientes y la demanda de personal adicional, por lo que el complemento se convierte en algo crucial para el funcionamiento de sus servicios.

Otro proyecto de ley presentado por Collins, destinado a eliminar los obstáculos para que las personas de edad reciban atención médica en el hogar, es la Ley de mejora de la planificación de la atención médica en el hogar. Esta legislación cuenta con el apoyo bipartidista del Senado y tiene por objeto mejorar el acceso de los beneficiarios de Medicare a la atención médica en el hogar permitiendo que los asistentes médicos, las enfermeras practicantes y las enfermeras clínicas especialistas soliciten servicios de atención médica en el hogar (no solo los médicos).

Medicare cubre una amplia gama de servicios de cuidado en el hogar, incluyendo cuidado de enfermería especializada, fisioterapia, patología del habla y el lenguaje, terapia ocupacional, servicios sociales médicos, y  asistencia médica en el hogar.

Según un informe del censo de EE.UU. 2014, “Entre el 2012 y 2050, Estados Unidos experimentarán un incremento considerable de su población de edad avanzada. En 2050, se proyecta que la población de 65 años o más será de 83.7 millones, casi el doble que en 2012”.

El crecimiento previsto de la población anciana en Estados Unidos presentará desafíos al congreso y a programas como Seguridad Social, Medicare y proveedores de servicios de salud.

“Sabemos por las investigaciones que esas personas que viven a lo largo de ese tramo de carretera —y a lo largo de las carreteras rurales del país— tienen más probabilidades de ser mayores, de estar enfermas y de tener menos recursos que sus pares. Y, como resultado, requieren más servicios de atención médica”, dijo el senador Bob Casey (D-Penn.).

“Debemos invertir en el cuidado médico en el hogar”. El senador presentó, la Ley de Mejora de Infraestructura de Servicios Basados en el Hogar y la Comunidad (HCBS). Este proyecto de ley proporcionaría subvenciones de Medicaid a los estados para apoyar a los proveedores de servicios existentes y fomentar la creación de nuevos sistemas de prestación de servicios para las necesidades de los adultos mayores y personas con discapacidad.

La financiación de la HCBS podría utilizarse para mejorar infraestructuras tales como vivienda y transporte, y ampliar el asesoramiento y empleo para las personas con discapacidad e incrementar los salarios de los trabajadores de atención médica en el hogar.

Actualmente, los bajos salarios (un salario promedio de 11.57 dólares por hora), la falta de beneficios y protecciones básicas, y el aislamiento contribuyen a una escasez crítica de trabajadores de cuidados en el hogar. Las tasas de rotación de la fuerza laboral nacional llegaron hasta el 60 por ciento en 2014.

Según el PHI, un centro de datos e investigación de la fuerza de trabajo en la ciudad de Nueva York, EE.UU. “necesita atraer un millón de trabajadores más a la industria del cuidado en el hogar para el 2028 para satisfacer la creciente demanda”.

Adams cree que el gobierno necesita mejorar la paga, la cobertura médica y las oportunidades de carrera de los trabajadores de cuidados a domicilio para que más gente esté dispuesta a hacer este trabajo demandante pero importante.

“Muchas de las tareas que hago en la atención domiciliaria son físicas—bañar, cocinar, limpiar, ayudar a los clientes a ir al baño, llevarlos y traerlos de sus citas, ayudarlos a acostarse y levantarse de la cama—pero es la conexión emocional lo que realmente impacta”, dijo Adams.

Adams dijo que a menudo, un trabajador de atención médica domiciliaria es la única persona que un paciente verá durante semanas.

El senador Casey dijo al comité que su legislación tiene como objetivo hacer llegar los servicios a los ancianos que más los necesitan, “Mi proyecto de ley tiene como objetivo cambiar eso —hacer que los cuidados y servicios en el hogar sean una realidad para todos los que los necesitan—. Una inversión en el cuidado en el hogar es una inversión en el futuro del Estados Unidos rural (…)”.

*****

Le puede interesar:

Este hombre ayuda a 100 millones de personas a mejorar su salud y elevar su estándar moral asimilándose a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia

TE RECOMENDAMOS