Presidenta chilena, Michelle Bachelet ratificó su defensa al Acuerdo de Asociación Transpacífio (TPP)

16 de Noviembre de 2015 Actualizado: 16 de Noviembre de 2015

En un debate celebrado ante un gran parterre de empresarios en un hotel de la capital filipina, la mandataria aseveró que para su país era “muy importante ser integrante del TPP”, el acuerdo de libre comercio más ambicioso hasta la fecha, con 12 países de la cuenca del Pacífico que totalizan el 40% de la economía mundial.

Según ella, dicho acuerdo, alcanzado a comienzos de octubre, “va en la buena dirección”, plantea “mejores estándares” y permite a su país “mejorar los tratados de libre comercio que ya tenemos con otros países”.

En su intervención, en inglés, la presidenta recordó que el Congreso debe ratificar el acuerdo, aunque se mostró confiada diciendo que “tenemos muy buenos argumentos para explicar a la gente” por qué el TPP supondrá “un beneficio”.

La presidenta chilena realiza este lunes y martes una visita de Estado en Manila, en donde ya anunció la firma de un documento para negociar el año que viene un TLC con Filipinas, y un memorando bilateral de prevención y gestión de catástrofes naturales.

El miércoles y jueves participará en la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Tras anunciarse el acuerdo a comienzos de octubre en Atlanta (Estados Unidos), el gobierno de Bachelet lo defendió afirmando que se salvaron puntos sensibles para el país, como el tiempo de protección de propiedad intelectual de los medicamentos biológicos.

Según lo acordado, el período de protección en Chile será de cinco años, y no doce, como pedía Estados Unidos en las negociaciones.

Además, el gobierno dijo que Chile saldría beneficiado, obteniendo un mejor ingreso de su sector agrícola a los mercados de Japón y Canadá. Concretamente, según la cancillería, más de 1.600 productos podrán acceder con preferencias arancelarias a Japón, Malasia y Vietnam.

Los países firmantes del TPP son Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.

Para entrar en vigor deberá ser ratificado por el Parlamento de cada país.

El mes pasado, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, que acompaña a Bachelet en Manila, dijo que la firma definitiva podría tener lugar a fines de año o principios de 2016.

Reproducido bajo licencia Creative Commons -reconocimiento no comercial 3.0 gEspaña-

Artículo original aquí.

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

Le recomendamos: Las industrias de acero de la región se unen contra China por competencia desleal

TE RECOMENDAMOS