Presuntos militares venezolanos rompen filas con la dictadura y hacen un llamado en vídeo para unirse

Por Anastasia Gubin
10 de Enero de 2020 Actualizado: 10 de Enero de 2020

Un grupo de jóvenes venezolanos armados, presuntos exmilitares, hicieron un llamado a la comunidad internacional y a los venezolanos a través de las redes sociales para terminar con la dictadura.

Según los medios de comunicación locales estos jóvenes se unieron a la Operación Aurora, que reuniría a militares que se sublevaron en el Estado de Bolivar en diciembre de 2019

“Comunidad internacional, países democráticos: exigimos que se pongan del lado correcto también y dejen la hipocresía, con falsos diálogos y sanciones que no llevan a ningún sitio”, inicia el mensaje de un soldado con el rostro al descubierto que fue grabado en un vídeo.

El militar está acompañado de otros dos soldados con rostro descubierto y dos más con el rostro cubierto. Todos llevan armas de gran envergadura.

“El éxodo de los venezolanos es el más grande que ha existido en la historia de América”, dice a continuación, al referirse a los más de cuatro millones de connacionales que abandonaron el país desde 2017, según cifras de las Naciones Unidas.

“La hambruna, el desfalco a la nación, la explotación de nuestros recursos naturales, de nuestras comunidades indígenas y de todo el pueblo de Venezuela. Les exigimos que tomen cartas en el asunto de manera responsable”.

El vocero concluye pidiendo “al pueblo de Venezuela, salgan a apoyarnos, que nosotros estaremos con ustedes deponiendo las armas de la dictadura para forjar la libertad”.

Se conoce como Operación Aurora a la acción del 22 de diciembre de tres presuntos militares que participaron con al menos una docena de indígenas pemones en el asalto al 513 Batallón de Infantería de Selva Mariano Montilla, ubicado en Luepa, Gran Sabana del estado Bolívar y después en un  vídeo aclararon los hechos.

Las personas que se identificaron como el primer teniente, Josué Hidalgo, acompañado por el primer teniente, Franklin Caldera, y el teniente Russo Cárdenas, aseguraron que se apegan al artículo 350 de la Constitución nacional vigente, para proteger al territorio venezolano y que forman parte de la denominada “Operación Aurora”, informó América TV.

Hidalgo rechazó las declaraciones de funcionarios del régimen de Maduro, quienes habían afirmado que habían asaltado a un destacamento militar el pasado 22 diciembre por órdenes externas y además negó las afirmaciones que falleció un agente. También acusó al régimen de la muerte del cabo primero Luis Jampier Caraballo Marcano, durante el enfrentamiento, quien era parte del grupo de sublevados.

“Es preciso considerar que esta acción militar está ausente de cualquier participación política nacional e internacional”, señaló el militar, según el reporte. “Compañeros de armas, no queremos enfrentarnos a ustedes. Por eso es que nos retirarnos del enfrentamiento que se realizó en la alcabala de la Guardia Nacional en la madrugada del 22 de diciembre”, refirió.

En la operación presuntamente fueron sustraídos 112 fusiles Ak103 y municiones y salieron del lugar en una camioneta Toyota Hilux y camión 3-50 Modelo Triton, y un camión Ford 350. Más tarde asaltaron el puesto de la policía del estado Bolívar en San Francisco de Yuruaní donde se llevaron 9 pistolas 9mm y 5 escopetas, informó El Cooperante.

Por su parte el ministro de Comunicación de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, y de ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, quienes afirmaron que las armas fueron recuperadas y que varios implicados en la revuelta habían sido detenidos.

El fiscal general venezolano, Tarek William Saab, del régimen de Nicolás Maduro dijo que “un grupo marginal del grupo formal que atacó de manera cobarde dos destacamentos militares, en medio de una escenografía totalmente rudimentaria, pretende empezar el año llenando de zozobra al país anunciando acciones criminales”.

Después del 22 de diciembre un grupo de cinco militares desarmados venezolanos fueron interceptado por la guardia brasileña en el país vecino y fueron trasladados a Boa Vista.

Un gran número de militares venezolanos ha estado desertando especialmente en el año 2019. Algunos de ellos acusaron al régimen de Maduro de ordenarles a realizar operaciones ilegítimas.

El Comandante General de la Guardia Nacional Bolivariana emitió una Orden Administrativa con “la separación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana con fecha 7 de diciembre”, de una lista de 5975 militares en el rango de sargento que se encontraban ausentes “a pesar de las gestiones pertinentes realizadas para que comparezcan ante su unidad”.

***

Video relacionado

Cómo China, Rusia, Irán y Cuba contribuyen a la inestabilidad de América Latina

TE RECOMENDAMOS