Primer año del gobierno de Bolsonaro: ¿qué novedades hay en Brasil?

Por Fernando de Castro
14 de Noviembre de 2019 Actualizado: 14 de Noviembre de 2019

RECIFE, Brasil—Después de una década de gobierno del Partido Socialista de los Trabajadores, el presidente Jair Bolsonaro llegó al poder en Brasil, ofreciendo una nueva forma de gobernar y abordar los problemas del país, con énfasis en la economía y la seguridad pública.

Casi un año después de que iniciara su presidencia, Bolsonaro cuenta entre sus éxitos la reciente aprobación de las reformas de la Seguridad Social, estimadas en 800.000 millones de reales (195.000 millones de dólares) para la próxima década; una reducción del 22 por ciento en la delincuencia; la generación de 760.000 nuevos empleos; y la conclusión de un nuevo acuerdo comercial con la Unión Europea a través de Mercosur.

Brasil ha tratado de reducir la propiedad estatal mediante la privatización de empresas estatales y la concesión de licitaciones a empresas privadas, y en solo seis meses, el país recibió alrededor de 28.000 millones de dólares en inversión extranjera.

El gobierno también elevó recientemente el pronóstico de crecimiento del PIB del país al 0,9 por ciento, e inició un nuevo programa para estimular la creación de empleo para los jóvenes de 18 a 29 años, con el objetivo de crear 4 millones de nuevos puestos de trabajo.

Sin embargo, Bolsonaro ha experimentado algunos problemas internos en su Partido Social Liberal, incluyendo discusiones con parlamentarios disidentes que se oponen a sus acciones.

Más recientemente, en medio de una investigación de corrupción, pidió al jefe del Partido Social Liberal que aclarara cómo se están gastando los fondos del partido. Debido a que sus peticiones fueron rechazadas, Bolsonaro anunció el 12 de noviembre que dejaría el partido y fundaría uno nuevo.

Algunos parlamentarios también han expresado su oposición a los hijos del Presidente (el senador Flávio Bolsonaro, el diputado federal Eduardo Bolsonaro y el concejal de Río de Janeiro Carlos Bolsonaro).

Alianza con EE.UU.

El gobierno de Bolsonaro busca ampliar la relación de Brasil con Estados Unidos. En marzo, tras una reunión con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca, Bolsonaro anunció nuevas medidas destinadas a fortalecer las relaciones entre los dos países.

Incluyen un programa de exención de visado para los estadounidenses que deseen visitar Brasil, la autorización para que Estados Unidos utilice el centro de lanzamiento de satélites Alcântara, y la compra de 150 millones de litros adicionales de etanol estadounidense libre de aranceles.

El gobierno brasileño también tiene la intención de iniciar negociaciones que permitan un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos.

Transparencia

Durante su campaña presidencial de 2018, Bolsonaro dijo que la transparencia en el gasto público sería una de las prioridades de su gobierno.

Además de las inversiones en educación, Bolsonaro ha buscado la transparencia en su gestión.

Abraham Weintraub, el ministro de Educación desde abril, dijo en una entrevista exclusiva a la edición en inglés de La Gran Época que, bajo su dirección, el ministerio ha tratado de ser lo más abierto posible en cuanto a las decisiones del gasto del ministerio mediante el uso de datos, la divulgación de los gastos y el uso de criterios objetivos.

“Estamos tratando de mejorar el funcionamiento del ministerio para que podamos proporcionar a la sociedad una educación de mejor calidad. Hemos tratado de hacerlo a través de la gestión, la eficiencia, la rendición de cuentas y la transparencia de todas nuestras acciones”, dijo.

Planes económicos

Recientemente, el presidente Bolsonaro y el ministro de Economía Paulo Guedes presentaron al Congreso Nacional sus propuestas económicas relacionadas con el plan “Más Brasil”, que incluyen:

1) Un pacto federativo: creación de un nuevo consejo fiscal que mejorará la distribución del dinero público a los estados y municipios de todo el país.

2) Fondos públicos: revisión de todos los fondos públicos del gobierno para liberar más fondos y reducir así la deuda pública federal. El gobierno tiene la intención de destinar parte de este dinero a la reducción de la pobreza.

3) Poder para declarar una emergencia fiscal: una propuesta que buscará reducir el gasto obligatorio mediante la aplicación automática de medidas de austeridad, una vez que se alcancen ciertos límites de gasto.

Para la politóloga Nerea Ramírez García, la aprobación de las reformas de la Seguridad Social fue un paso fundamental en la reestructuración de la economía brasileña, que atravesó una grave crisis bajo gobiernos anteriores.

“La aprobación de la reforma de la Seguridad Social fue un gran logro para Bolsonaro, ya que acelerará la mejora de la economía brasileña. Sin embargo, su salida del Partido Social Liberal es una medida arriesgada que podría erosionar las relaciones de su gobierno con el Congreso Nacional”, dijo.

Jorge Zaverucha, profesor de ciencias políticas de la Universidad Federal de Pernambuco, dijo que, además del desarrollo económico, el gobierno de Bolsonaro también se ha destacado por la ausencia de escándalos de corrupción.

“A diferencia de los gobiernos anteriores, el gobierno actual está llegando a su undécimo mes de gestión sin ningún escándalo de corrupción. Y además de ser bueno para el país, satisface una demanda de la población, que desde hace mucho tiempo venía reclamando una política más honesta y transparente”, dijo.

Descubre

Trotskistas de Brasil y EE.UU. se asocian para atacar a Trump y Bolsonaro

TE RECOMENDAMOS