Primer ministro húngaro advierte a Occidente de la toma del poder por parte de los comunistas

Viktor Orban inaugura la CPAC en Dallas
Por Darlene McCormick Sanchez
05 de Agosto de 2022 1:35 PM Actualizado: 05 de Agosto de 2022 1:35 PM

Viktor Orban, el primer ministro húngaro, dijo el jueves a cientos de conservadores en Texas que su país derrotó al comunismo y que ahora Estados Unidos debe hacer lo mismo.

En su intervención en la Conferencia de Acción Política Conservadora de Dallas, Orban dijo a la multitud que Estados Unidos está luchando por su vida contra los progresistas y los globalistas, que son comunistas.

“No tengan miedo de llamar a sus enemigos por su nombre”, dijo. “Me odian y me calumnian a mí y a mi país, como los odian a ustedes y a la América que representan”.

Orban dijo que no le agradaba a los demócratas de Estados Unidos  y querían que Hungría dejara de ser un Estado nacionalista cristiano.

“No querían que estuviera aquí, y se esforzaron por abrir una brecha entre nosotros”, dijo.

Orban ha sido criticado por ser un nacionalista cristiano de derecha. Su postura antiinmigración suscitó recientemente la condena de Estados Unidos y de la comunidad internacional, después de que dijera que los húngaros no querían convertirse en “gente de raza mixta”.

Orban aclaró después que la cuestión no es tanto de raza como de cultura. Aunque no mencionó directamente la polémica, señaló que un político cristiano “no puede ser racista”.

El “estado de la estrella solitaria de Europa”

La política antiinmigración de Orban le valió una cálida acogida en Texas, que está desbordada de inmigrantes ilegales bajo las políticas fronterizas del presidente Joe Biden.

Orban elogió al estado anfitrión de la CPAC, Texas, por su independencia y libertad, llamando a Hungría el “estado de la estrella solitaria de Europa”, para deleite de la multitud.

El primer ministro dijo que la inmigración masiva es un objetivo globalista. George Soros, húngaro de nacimiento, tiene un ejército de seguidores en instituciones de todo el mundo que quieren crear un mundo postoccidental.

En 2015, Orban dijo que 400,000 inmigrantes ilegales llegaron a las fronteras húngaras, pero Hungría construyó un muro y redujo la inmigración ilegal a cero.

El discurso de Orban esbozó cómo Estados Unidos y Hungría, que considera que luchan contra un enemigo común en dos frentes, pueden ganar contra el movimiento marxista que intenta destruir la civilización occidental. Para bien o para mal, el mundo mira a Estados Unidos como una gran potencia que liderará el mundo en el futuro, dijo.

“Occidente está en guerra consigo mismo”, dijo. “Los globalistas pueden irse todos al infierno. Yo me he ido a Texas”, dijo, provocando aplausos y vítores.

Orban dijo que la lucha contra la extrema izquierda empieza por entender que quieren abrir una brecha entre la gente y su fe y destruir las familias. La Alemania nazi pudo triunfar en un entorno sin Dios, dijo.

“Hay que jugar para ganar. Jugar con sus propias reglas”, dijo. “Esta guerra es una guerra cultural”.

Los progresistas cambian el lenguaje para disfrazar su agenda marxista, dijo. La ideología quiere destruir la familia porque el marxismo la considera un sistema patriarcal opresivo.

La ideología de género y la sexualización de los niños es una idea de la izquierda destinada a dañar a las familias. En Hungría, una madre es una mujer y un padre es un hombre. El orden es necesario para cualquier país libre, lo que significa que se respeta la ley, dijo.

En Hungría se fomentan las familias numerosas mediante exenciones fiscales por tener más de dos hijos. Con estas políticas, Hungría ha visto duplicarse los matrimonios y reducirse a la mitad los abortos en la última década, dijo.

“Necesitamos un Estados Unidos fuerte con un líder fuerte”, dijo, y añadió que Estados Unidos debe liderar el mundo para derrotar a los globalistas.

El camino hacia la victoria comienza con la recuperación de las instituciones y el regreso a la fe en Dios”. Orban dijo que Estados Unidos tiene dos años para prepararse, en alusión a las próximas elecciones presidenciales.

Los enemigos en los medios de comunicación no verán su discurso con buenos ojos, dijo Orban, que se reunió con el expresidente Donald Trump antes de su aparición en la CPAC.

“Ya puedo ver los titulares de mañana: El racista europeo de extrema derecha, el forzudo antisemita, el caballo de Troya de Putin, da un discurso en la conferencia conservadora”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.