Primeros casos confirmados del ‘ébola de las plantas’ en tomates chinos

Por Chriss Street
06 de Septiembre de 2019 Actualizado: 06 de Septiembre de 2019

Los virólogos acaban de confirmar los primeros casos del virus del fruto rugoso del tomate, conocido como el “virus del ébola de las plantas”, en tres invernaderos de la provincia china de Shandong.

Con los campesinos chinos esperando que la peste porcina africana mate a la mitad de los cerdos de la nación y que el gusano cogollero devore alrededor de 2 millones de hectáreas de cultivos de maíz y cereales, ahora el virus del fruto rugoso del tomate (ToBRFV, por sus siglas en inglés) amenaza al mayor productor de tomates del mundo.

China representaba el 31 por ciento de los 170,8 millones de toneladas de tomates cosechados en 2017; cerca de tres veces el volumen del segundo productor de tomates, la India, y cuatro veces el volumen del tercer productor de tomates, Estados Unidos. La producción de China ha aumentado alrededor de un tres por ciento al año porque los ingresos por hectárea para los campesinos en 2017 alcanzaron más de 149.989 yuan (21.820 dólares).

Como uno de sus cultivos agrícolas más importantes, China representó un tercio de las exportaciones mundiales de salsa de tomate en 2017. Los mercados clave como Rusia, Vietnam, Kazajstán, Mongolia y otros países vecinos generaron ingresos por unos 900 millones de dólares.

Pero todo ese éxito para los prósperos agricultores está ahora siendo amenazado, ya que se encontraron síntomas del ToBRFV en las hojas del 50 por ciento de las plantas en tres invernaderos de tomates en Yucheng, provincia de Shandong, China. Las plantas de tomate infectadas desarrollaron rápidamente lesiones en las hojas, y en 10 días las plantas se marchitaron.

El virus ToBRFV se descubrió por primera vez en Jordania en 2015. En los doce meses siguientes, se extendió a Israel, Turquía, Arabia Saudita y Alemania. Se extendió a Italia, Chile, Etiopía, Sudán, Tailandia, Perú y los Países Bajos en 2018. En 2019, se extendió en los invernaderos mexicanos y el USDA confirmó dos casos en la costa central de California.

Según un informe de Bob Gilbertson y Zach Bagley del Instituto de Investigación del Tomate de California, el ToBRFV representa una nueva especie de un conocido grupo de virus vegetales, llamados tobamovirus. Altamente virulento y capaz de burlar los controles fitogenéticos existentes para propagarse rápidamente, representa una preocupación importante para la producción mundial porque no hay variedad de tomate con un gen resistente que proteja a las plantas de esta infección.

Los datos disponibles sugieren que el ToBRFV es principalmente una amenaza para la producción en invernaderos. Se espera que esto sea una importante preocupación en el norte de China, ya que los gobiernos provinciales han adoptado políticas de subsidios a los invernaderos para fomentar más plantaciones.

El patólogo Gilbertson advirtió: “A este lo llamamos el ébola de los virus de las plantas” porque el virus se transmite mecánicamente a través de las máquinas, las herramientas y el contacto humano. El ToBRFV es también “extremadamente estable y puede sobrevivir en tejido seco durante años”.

Gilbertson recomienda una mayor vigilancia en las inspecciones de cultivos y un saneamiento intenso de los invernaderos al final de cada temporada de cultivo: “Quitar todas las plantas y fumigar el interior del invernadero (…) todos los bancos, cuerdas, sogas, herramientas, todo”.

El Plant Journal declaró que no se sabe cómo se introdujo el ToBRFV en China, porque el ToBRFV asiático fue transmitido por semillas, abejorros y actividades humanas en el campo. Hasta principios de julio, no había cepas asiáticas de tomate resistentes al virus.

Chriss Street es un experto en macroeconomía, tecnología y seguridad nacional. Se desempeñó como CEO de varias empresas y es un escritor activo con más de 1500 publicaciones. También ofrece regularmente conferencias de estrategia a estudiantes de postgrado en las mejores universidades del sur de California.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS