Principal asesor de inteligencia de Obama filtró información a CNN y mintió sobre ello al Congreso

Por Ivan Pentchoukov
27 de Abril de 2018 Actualizado: 28 de Abril de 2018

El exdirector de Inteligencia Nacional en Estados Unidos James Clapper, fue la fuente de mayor fuga de información hacia CNN y mintió sobre ello al Congreso, al presidente Donald Trump y al público, según un informe del Comité de Inteligencia de la Cámara, publicado el viernes.

La filtración de datos a CNN hizo que se publicara un expediente difamador anti-Trump, que a su vez se convirtió en la base del texto que indica que la campaña de Trump coludió con Rusia. El Informe de Inteligencia de la Cámara concluyó después de una investigación de un año, que no existió colusión.

CNN usó la filtración de información de Clapper como fuente para un artículo publicado el 10 de enero de 2017, que reveló que Trump y el presidente Barack Obama habían sido informados sobre los detalles de un expediente anti-Trump que fue compuesto por Christopher Steele, un exespía británico.

Antes de la filtración de Clapper, el expediente había circulado entre funcionarios del gobierno y periodistas, pero nunca se publicó debido a que las afirmaciones en su interior no se pudieron verificar. La filtración de Clapper sobre el expediente le dio a CNN un nuevo motivo para informar sobre el expediente. Horas después del artículo de CNN, Buzzfeed publicó el expediente completo.

Cuando el comité de inteligencia inicialmente cuestionó a Clapper sobre la filtración, negó “discutir con periodistas el expediente o cualquier otra información relacionada con la piratería de Rusia en las elecciones de 2016”. Pero en un testimonio posterior, Clapper admitió haber discutido el expediente con el reportero de CNN Jake Tapper y “podría haber hablado con otros periodistas sobre el tema”, según el informe.

“El Comité evalúa que las filtraciones del expediente a CNN fueron especialmente significativas, ya que el reporte de CNN que incluye una sinopsis de dos páginas y que fue entregado al presidente Obama y a Trump, provocó la inmediata decisión de BuzzFeed News de publicar el expediente por primera vez”, dice el informe.

El día después de que se publicó el artículo de CNN, Clapper emitió una declaración sobre su llamada a Trump en la que señaló: “expreso mi profunda consternación por las filtraciones que aparecieron en la prensa” y “enfatizó …no creo que las filtraciones vinieran de dentro [ de la Comunidad de Inteligencia]”.

Como Director de Inteligencia Nacional, Clapper era el jefe de la Comunidad de Inteligencia.

Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata pagaron a la firma de investigación Fusion GPS a través de un bufete de abogados para compilar el expediente. Fusion GPS contrató a Steele para el trabajo, que a su vez utilizó fuentes de segunda y tercera mano cercanas al Kremlin para crear el material. Fusion GPS también recibió dinero de Rusia mientras Steele trabajó en el expediente.

Ese expediente luego fue utilizado por el FBI como fundamento para una solicitud de autorización al Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera para espiar al miembro de la campaña de Trump, Carter Page.

Cuatro de los principales funcionarios de la administración Obama involucrados en la firma de la solicitud de esta orden fueron citados en una investigación penal por 11 congresistas la semana pasada. El exdirector del FBI James Comey, el subdirector Andrew McCabe, la exfiscal general Sally Yates y la exfiscal general asociada Dana Boente, enfrentan acusaciones de mala conducta en la investigación y de privar de sus derechos a Page.

Poco después de su testimonio ante el Comité de Inteligencia de la Cámara en agosto de 2017, Clapper se unió a CNN como analista de seguridad nacional.

TE RECOMENDAMOS