Principal laboratorio nuclear de EEUU podría verse afectado por incendios forestales, advierte auditoría

Por Zachary Stieber
15 de Febrero de 2021
Actualizado: 15 de Febrero de 2021

Un importante laboratorio nuclear de Estados Unidos corre el riesgo de ser afectado por incendios forestales porque en los últimos años se ignoraron algunas medidas de mitigación, según una auditoría.

El inspector general del Departamento de Energía (DOE) dijo que el Laboratorio Nacional de Los Álamos (LANL), en Nuevo México, es propenso a “futuros incendios forestales grandes y de alta intensidad que podrían amenazar con interrumpir seriamente el trabajo de la misión”, como lo hizo un gran incendio en el 2000.

El incendio de Cerro Grande de ese año quemó más de 7500 acres de terreno del departamento, dañando o destruyendo más de 100 estructuras y arruinando una variedad de proyectos de laboratorio y registros científicos, obligando al laboratorio a cerrar durante 15 días.

Otro incendio forestal en 2011, el de Las Conchas, quemó un acre de terreno del departamento y su intensidad y proximidad al laboratorio obligó cerrarlo durante nueve días.

A la luz de los incendios, el inspector general emprendió una auditoría para comprobar si su oficina de Los Álamos y los contratistas del laboratorio estaban tomando medidas para tratar de evitar posibles cierres y pérdidas relacionadas con los incendios.

La revisión descubrió que no siempre se llevaban a cabo medidas de mitigación, como el clareo de árboles, “lo que aumenta la posibilidad de que se propague un devastador incendio forestal”. Otras preocupaciones destacadas fueron la falta de mantenimiento de los caminos contra incendios y la falta de documentación de las medidas que se habían completado.

Altos niveles de material combustible en el Cañón de Los Álamos, aumenta el riesgo de un incendio forestal devastador que podría destruir o dañar la propiedad del laboratorio. (DOE OIG)
Malas condiciones de las carreteras que podrían dificultar la lucha contra los incendios forestales en el Cañón de Los Álamos. (DOE OIG)

“Sin documentar las actividades de planificación y de preparación, no se encontró garantía de que se hubieran considerado todas las opciones de prevención y mitigación, y de que el centro estuviera totalmente preparado para incendios forestales”, dijo la oficina del inspector general.

El laboratorio está situado a unos 56 kilómetros al noroeste de Santa Fe, en la escarpada zona norte de Nuevo México. Los trabajadores del laboratorio, que promueven y protegen la seguridad nacional a través de su trabajo sobre las armas nucleares, investigan las energías renovables, la nanotecnología y otros temas. El laboratorio emplea a unas 12,000 personas y cuenta con unas 2000 estructuras, incluidas 13 instalaciones nucleares, repartidas en 36 millas cuadradas.

El grupo de vigilancia Nuclear Watch New Mexico dijo que la auditoría demostró la necesidad de una nueva declaración de impacto ambiental en todo el sitio.

“El laboratorio y el DOE bloquearon hasta ahora una nueva declaración de impacto ambiental en todo el emplazamiento que, como se demostró en el pasado, es en realidad en su propio interés. Creemos que el LANL y el DOE tienen la obligación legal de preparar una nueva declaración y NukeWatch se encargará de ello”, dijo Jay Coghlan, director del grupo, en un comunicado.

Los incendios forestales alimentados por los fuertes vientos y las condiciones de sequedad arden fuera de control en Los Álamos, Nuevo México, el 11 de mayo de 2000. Se estima que se quemaron 100 casas en Los Álamos, y al menos 18,000 residentes de la zona se vieron obligados a evacuar. Las armas nucleares de Los Álamos quedaron a salvo. (Paul Back/AFP vía Getty Images)

El laboratorio y el departamento no respondieron a las solicitudes de comentarios. Un portavoz del laboratorio dijo a The Associated Press que desde que se realizó la auditoría en 2018 y 2019, el laboratorio ha estado completando agresivamente las tareas de gestión de incendios forestales.

“Nosotros seguimos revisando nuestros planes de salud ante incendios forestales y bosques y ya hemos implementado la mayoría de las recomendaciones que el Departamento de Energía ofreció para mejorar nuestros esfuerzos para proteger al público, el medio ambiente y el laboratorio”, dijo el portavoz.

Los gestores escribieron al inspector general para decir que estaban de acuerdo con las recomendaciones de la auditoría y que muchas de las acciones recomendadas, como la realización de una evaluación del riesgo de incendios forestales en todo el recinto, que ya estaban planificadas o iniciadas.

“Dado que la auditoría se centró en planes anteriores, la mayoría de las cuestiones más destacadas del informe ya habían sido identificadas y recogidas”, escribió el mes pasado William Bookless, subsecretario en funciones de Seguridad Nuclear y administrador de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear, al inspector general Teri Donaldson.

“Hemos priorizado e implementado acciones para proteger a los empleados, al público y a la infraestructura crítica del sitio de los riesgos de los incendios forestales”, añadió.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS