Principales senadores republicanos desestiman alegato de Bolton de que hubo quid pro quo con Ucrania

Por Zachary Stieber
27 de Enero de 2020 Actualizado: 27 de Enero de 2020

Los principales senadores republicanos desestimaron los detalles filtrados del próximo libro del exconsejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, diciendo que las acusaciones no eran nuevas.

“No hay nada nuevo aquí. Parece ser un esfuerzo por vender libros”, dijo el lunes a los periodistas en Washington el senador John Barrasso (R-Wyo.), el republicano número 3 del Senado.

“La dinámica básica de la obligación de la Cámara de tomarse el tiempo que tienen para armar un caso no cambia. No creo que cambie ninguna información fundamental, ni que cambie el caso básico que la Cámara tiene para armar el caso”, agregó el senador Roy Blunt ( R-Mo.), el republicano No. 4 en el Senado.

La senadora Joni Ernst (R-Iowa) argumentó durante una comparecencia en el programa ‘Hugh Hewitt Show’ el lunes, que la Cámara podría haber llamado a Bolton pero no lo hizo, y el Senado no debería hacer el trabajo de la Cámara por ellos.

“Quieren que hagamos el trabajo de investigación y ese no es el trabajo del Senado”, dijo Ernst, quien es vicepresidenta de la Confederación Republicana del Senado.

El jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, informa a los medios de comunicación en la Casa Blanca en Washington el 17 de octubre de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Bolton habría alegado que él, el jefe de gabinete de la Casa Blanca en funciones, Mick Mulvaney, y el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, estuvieron en una reunión en la que el Presidente habló con Giuliani sobre la exembajadora estadounidense en Ucrania, Marie Yovanovitch, que fue despedida el año pasado.

También alegó que Trump le dijo a Bolton que quería seguir reteniendo la ayuda militar aprobada por el Congreso a Ucrania para tratar de obligar a los funcionarios de ese país a abrir investigaciones sobre el exvicepresidente Joe Biden y su hijo, Hunter Biden.

Mulvaney negó las acusaciones, al igual que Trump.

Según una transcripción desclasificada de una llamada de julio de 2019, el Presidente pidió al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky que “investigara” los alegatos de corrupción en torno a los Bidens. Hunter Biden formó parte de la junta directiva de Burisma Holdings, una empresa ucraniana de energía, desde 2014 hasta 2019, y su padre dijo a los presentes en un evento en 2018 que en 2016 había presionado a los líderes ucranianos para que expulsaran a un fiscal que estaba investigando al empleador de su hijo.

joe-biden-hunter-biden
Joe Biden (I) y Hunter Biden (D), hijo del exvicepresidente y actual aspirante demócrata a la Presidencia de EE.UU., (Alexis C. Glenn/EFE/Archivo)

Los Bidens negaron haber cometido algún delito, mientras que los demócratas lanzaron una investigación de impeachment basada en la llamada de julio. Los demócratas de la Cámara de Representantes argumentaron que debido a que Joe Biden es uno de los candidatos para la nominación presidencial demócrata, la petición equivalía a pedir a un país extranjero que interfiriera en las elecciones del 2020.

Trump fue impugnado por los demócratas de la Cámara de Representantes el 18 de diciembre de 2019 y está siendo juzgado en el Senado, de mayoría republicana.

Dos senadores republicanos, los senadores Susan Collins (R-Maine) y Mitt Romney (R-Utah), dijeron que los detalles del libro de Bolton reforzaban el caso de llamar a declarar a Bolton. Un tercer republicano señaló que podría votar para llamar a testigos. Los republicanos tienen una mayoría de 53 a 47, lo que significa que los demócratas necesitan que cuatro miembros del GOP voten con ellos.

“Ya dije antes que tenía curiosidad por saber lo que John Bolton podría tener para decir”, dijo la senadora Lisa Murkowski (R-Alaska) en una declaración. “Desde el principio, he trabajado para asegurar que este juicio sea justo y que los miembros tengan la oportunidad de opinar después de su fase inicial para determinar si necesitamos más información”.

“También he dicho que hay un momento apropiado para que evaluemos si necesitamos información adicional; ese momento ya casi ha llegado. Estoy esperando que la Casa Blanca termine de presentar su caso”.

La senadora Susan Collins (R-Maine) llega al Capitolio de Estados Unidos en Washington el 27 de enero de 2020. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

Otros senadores republicanos se unieron a los líderes republicanos para sugerir que no votarían para convocar a Bolton.

“El senador Romney quiere apaciguar a la izquierda llamando a testigos que calumniarán al Presidente durante sus 15 minutos de fama. El circo ha terminado. ¡Es hora de seguir adelante!”, dijo la senadora Kelly Loeffler (R-Ga.) en un comunicado.

“Realmente no cambia nada”, dijo el Senador Mike Braun (R-Ind.) en una conferencia de prensa.

Los demócratas, por su parte, argumentaron que los detalles filtrados deberían instar a los republicanos a votar para escuchar a Bolton.

“Si los senadores republicanos se niegan a escuchar a Bolton ahora, seguramente escucharán de él cuando publique su libro en marzo. ¿No sería mejor conocer los hechos antes de votar?”, dijo el senador Richard Blumenthal (D-Conn.) en una declaración. “El pueblo americano merece la verdad durante el juicio, no después”.

“El relato de John Bolton sobre sus conversaciones con Trump es el arma humeante que debería sacudir a los senadores republicanos hasta la médula”, añadió el senador Bob Menéndez (D-N.J.). “No podemos esperar a que termine el juicio de destitución. No podemos esperar a que se publique su libro. Necesitamos escuchar la verdad”.

***

A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS