Procesador de tierras raras abre su planta de “mina a imán” en Colorado

Por ALAN MCDONNELL
17 de Junio de 2020 2:08 PM Actualizado: 17 de Junio de 2020 2:08 PM

Los propietarios de la instalación de procesamiento de minerales de tierras raras y minerales críticos de Wheat Ridge, recibieron un permiso de funcionamiento que permitirá que los minerales críticos para la fabricación de tecnología avanzada se extraigan y procesen en Estados Unidos.

USA Rare Earth, LLC, y Texas Mineral Resources Corp. anunciaron el jueves que sus instalaciones de Wheat Ridge, Colorado, recibieron su permiso de operación, con su planta piloto ahora en proceso de puesta en marcha.

La planta “tendrá la capacidad de producir toda la gama de tierras raras separadas de alta pureza, así como otros minerales críticos … que son esenciales para la fabricación moderna que van desde aplicaciones de defensa a turbinas de viento, vehículos eléctricos, teléfonos inteligentes, dispositivos médicos avanzados, y la columna vertebral física de las redes 5G emergentes”, comunicó Texas Mineral.

La compañía afirma que su objetivo es “construir la primera instalación de procesamiento de tierras raras y minerales críticos fuera de China”.

El director general de USA Rare Earth, Pini Althaus, dijo que el establecimiento de una cadena de suministro de metales y minerales críticos de tierras raras independiente, robusta y local, es vital para Estados Unidos, “para superar la dependencia de China”, según un comunicado de prensa.

La mina y la planta piloto de la compañía son “eslabones esenciales en la restauración de una cadena de suministro de tierras raras de Estados Unidos de mina a imán sin que el material salga de Estados Unidos, aliviando así la actual dependencia de China tanto para las materias primas como el procesamiento de minerales”, añadió Althaus.

Las estalactitas que contienen cobre cuelgan hacia abajo del techo de un túnel en un mina de tierras raras, Steenkampskraal (SKK), el 29 de julio de 2019, a unos 80 km de la ciudad de Vanrhynsdorp, en Cabo Occidental. (RODGER BOSCH/AFP a través de Getty Images)

Los representantes Michael Waltz (R-Fla.) y Paul Gosar (R-Ariz.) introdujeron un legislación (pdf) el 28 de mayo para proteger las cadenas de suministro de minerales estadounidenses.

Gosar describió los minerales críticos como los bloques de construcción de nuestras vidas modernas, ya que son de vital importancia para los componentes especiales en los sistemas de defensa, aplicaciones de salud y tecnología de generación de energía.

“Durante años, nuestro país se ha vuelto cada vez más dependiente de China y otras naciones para satisfacer nuestra demanda de minerales”, dijo Gosar. “La pandemia mundial ha demostrado las graves consecuencias de permitir que esta dependencia excesiva de China no se controle”.

Waltz dijo que los minerales críticos son parte integral de nuestra forma de vida.

“Como lamentablemente ha demostrado el coronavirus, si China puede amenazar con cortar nuestro suministro farmacéutico, pueden hacer lo mismo con su suministro de minerales de tierras raras”, dijo Waltz. “Tenemos que llevar esta cadena de suministro de vuelta a Estados Unidos, y este proyecto de ley será un paso importante para hacerlo”.

Según un informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), los minerales de tierras raras y los minerales esenciales también son esenciales para una serie de tecnologías energéticas, desde las fuentes de energía renovables como la eólica y la solar hasta los sistemas de almacenamiento de baterías de vanguardia y los vehículos eléctricos.

Los sistemas de energía renovable también requieren cantidades significativamente mayores de minerales de tierras raras y minerales críticos que los equipos de generación de energía convencional.

“Un coche eléctrico utiliza cinco veces más minerales que un coche convencional y una planta eólica terrestre requiere ocho veces más minerales que una planta de gas de la misma capacidad”, según la AIE.

Deteniendo la dominación china

China posee algunos de los depósitos más ricos de minerales de tierras raras del mundo, en particular alrededor de la región de Bayan Obo de Mongolia Interior. Algunos reportes afirman que en 1992, el líder del Partido Comunista Chino, Deng Xiaoping, dijo que “el Medio Oriente tiene petróleo. China tiene tierras raras”. China ha usado su posición desde entonces para amenazar tanto a Estados Unidos como a Japón con retener su suministro de tierras raras.

Las estrictas protecciones ambientales hacen que la producción de minerales de tierras raras en Estados Unidos sea relativamente costosa, ya que los minerales deben ser tratados intensivamente con productos químicos para producir concentrados antes de extraer los elementos en sus formas puras. Los productores chinos, por otra parte, no tienen tales restricciones. El enfoque de China en una producción más barata, combinado con la minería ilegal, forzó la reducción de los precios de los minerales de tierras raras en las últimas décadas, haciendo que la minería y el procesamiento en Estados Unidos sean prohibitivos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) determinó que en Estados Unidos en 2016 “no había producción de minerales y concentrados de tierras raras”. La otrora prolífica mina de tierras raras en Mountain Pass, California, había estado inactiva y permaneció “en estado de cuidado y mantenimiento” hasta su reapertura en 2018, para producir más del 10 por ciento de la producción mundial de minerales de tierras raras.

Según la AIE, las minas chinas producen casi el 63 por ciento de la producción mundial de minerales de tierras raras, mientras que Birmania (también conocida como Myanmar) representa otro 10.5 por ciento y Estados Unidos un 12.4 por ciento. La situación es aún más grave de lo que muestran las estadísticas, pues todo el mineral de Mountain Pass se estaba enviando a China para su procesamiento.

Visitors walk down the inclined shaft at Steenkampskraal (SKK) rare-earth mine on July 29, 2019, about 80Km from the Western Cape town of Vanrhynsdorp. - SKK has been confirmed as one of the highest grade deposits of rare-earth minerals in the world. The rare-earth minerals are used in the manufacture of powerful magnets, which are used in electric vehicles, wind turbines, robotics, and many other applications. The mine also produces naturally occurring radioactive thorium, which is used in medical and power generation applications. (Photo by RODGER BOSCH / AFP) (Photo credit should read RODGER BOSCH/AFP via Getty Images)
(RODGER BOSCH/AFP via Getty Images)

El presidente Donald Trump emitió el decreto 13817 en diciembre de 2017, titulado ‘Una estrategia federal para garantizar el suministro seguro y fiable de minerales críticos’. La legislatura ordenó a los organismos federales que elaboren una lista de minerales fundamentales, que desarrollaran estrategias para reducir la dependencia de los propios minerales y de los proveedores extranjeros y que aumenten la producción nacional.

“Estados Unidos dependen en gran medida de las importaciones de ciertos productos minerales que son vitales para la seguridad y la prosperidad económica de la nación”, según la orden.

“Esta dependencia de fuentes extranjeras en Estados Unidos crea una vulnerabilidad estratégica tanto para su economía como para el ejército ante la acción adversa de los gobiernos extranjeros, los desastres naturales y otros acontecimientos que pueden interrumpir el suministro de estos minerales claves”.

Llevando la producción y el procesamiento a casa

MP Materials es la propietaria y operadora de la mina Mountain Pass, que según la empresa es el único sitio integrado de extracción y procesamiento de tierras raras en América del Norte. El 22 de abril, la empresa anunció en un comunicado que había sido seleccionada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos (DoD) para un contrato que tenía como objetivo la restauración de la producción nacional estadounidense de tierras raras pesadas y para reducir o eliminar las vulnerabilidades de la cadena de suministro de Estados Unidos.

“Estamos comprometidos a restaurar toda la cadena de suministro de tierras raras en Estados Unidos, allanando el camino para la puesta en marcha de industrias robustas y diversas, que prosperarán a través de la competencia mundial, productos de clase mundial y normas ambientales sostenibles”, dijo el copresidente de MP Materials, James Litinsky.

Bloques de construcción esenciales de la tecnología

Según un informe del USGS de 2019, los minerales de tierras raras poseen propiedades únicas que los convierten en ingredientes esenciales en la fabricación de aleaciones, baterías, catalizadores, imanes, fósforos y otros materiales.

Sin embargo, los minerales de tierras raras no son fáciles de encontrar en concentraciones explotables. Por ejemplo, el mineral de tierra rara más ligero, el escandio, es más común en las rocas de la corteza terrestre que el oro o la plata. Sin embargo, el escandio rara vez se encuentra en cantidades concentradas, ya que tiende a no combinarse en los minerales que forman el mineral y, por lo tanto, se distribuye más ampliamente y en concentraciones bajas. Los depósitos significativos de las otras tierras raras son igualmente difíciles de encontrar y recuperar.

Según USA Rare Earth, su nueva iniciativa revitalizará la fabricación de alta tecnología americana.

“A su vez, esto debería proporcionar a Estados Unidos la creación de puestos de trabajo en el sector manufacturero, y potencialmente generar cientos de miles de millones o más en la economía de Estados Unidos a través de la capacidad de poder producir productos en el país que actualmente se producen en China”, dice la compañía.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.