Profesora de inglés en escuela preparatoria de NJ renuncia por prevalencia de teoría crítica de la raza

Por GQ Pan
10 de Junio de 2021
Actualizado: 10 de Junio de 2021

Una profesora de inglés ha renunciado a una escuela preparatoria de Nueva Jersey, citando la prevalencia de lo que ella llamó una “cultura hostil de conformidad y miedo”.

Dana Stangel-Plowe ha estado enseñando inglés en la escuela Dwight-Englewood desde 2014. Ella dijo en su carta de renuncia que la escuela ha adoptado principios “regresivos e intolerantes” afines a los de la teoría crítica de la raza, una rama marxista que ve la sociedad a través de la lente de una lucha de poder entre “opresores” y “oprimidos”, con un enfoque especial en la raza.

“La ideología de la escuela requiere que los estudiantes se vean a sí mismos no como individuos, sino como representantes de un grupo, obligándoles a adoptar el estatus de clase privilegiada o de víctima”, escribió Stangel-Plowe en la carta, que fue publicada en internet por la Fundación Contra la Intolerancia y el Racismo (FAIR), una organización sin ánimo de lucro que busca promover los principios fundamentales del movimiento original de los derechos civiles.

“Deben situarse en el grupo opresor u oprimido, o en algún punto intermedio en el que deben reconocer que son en parte opresores y en parte víctimas”, continuó. “Esta teoría de las jerarquías de poder es solo una forma de ver el mundo, y sin embargo impregna el D-E como la forma singular de ver el mundo”.

Como resultado, según Stangel-Plowe, los estudiantes llegan a su clase aceptando como un hecho ideas como “las personas que nacen con menos melanina en la piel son opresores, y las personas que nacen con más melanina en la piel son oprimidos”, y “los hombres son opresores, las mujeres son oprimidas”.

Stangel-Plowe pasó a describir cómo los estudiantes de Dwight-Englewood, que cobra alrededor de 52,000 dólares al año para los alumnos de sexto a duodécimo grado, se han vuelto tan cerrados de mente hasta el punto de que son incapaces de leer la literatura desde una perspectiva distinta a la del poder o la política de identidad.

“Enseño a estudiantes que retroceden ante un poema porque fue escrito por un hombre. Enseño a estudiantes que se acercan a los textos en busca del opresor. Enseño a estudiantes que ven desigualdades en los textos que no tienen nada que ver con el poder”, escribió. “Esta fijación ha atrofiado su capacidad de observar y comprometerse con todo el tejido de la experiencia humana en nuestra literatura”.

Los estudiantes que no están bajo la influencia de esta ideología se autocensuran por miedo a ofender a alguien o a ser alienados, escribió Stangel-Plowe. Los profesores también tienen miedo de hablar, dijo, después de que el director de la escuela “dijera a todo el profesorado que nos despediría a todos si pudiera para poder sustituirnos a todos por gente de color”.

Los profesores fueron separados por el color de la piel durante una reciente reunión del profesorado, afirmó, y añadió que a los asignados a un grupo de “blancos” se les recordó que debían “asumir la responsabilidad del poder y los privilegios”.

“Rechazo el pensamiento esencialista y racista de D-E sobre mí, mis colegas y mis estudiantes”, escribió Stangel-Plowe. “D-E afirma que enseñamos a los estudiantes cómo pensar, no qué pensar. Pero, lamentablemente, eso ya no es cierto”.

La escuela no respondió a las solicitudes de comentarios sobre las afirmaciones de la exprofesora, pero en una declaración al New York Post, el director de Dwight-Englewood, Joe Algrant, dijo que no podía comentar sobre asuntos de los empleados.

“En este caso, todo lo que puedo decir es que la señorita Stangel-Plowe nos notificó hace varios meses que no volvería el próximo año escolar”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS