Profesora de Texas fue despedida por informar en Twitter que habían “estudiantes ilegales” en escuela

Por Pachi Valencia
18 de Septiembre de 2019 Actualizado: 18 de Septiembre de 2019

Una junta escolar de Texas votó para despedir a una maestra que envió publicaciones en Twitter al presidente Donald Trump alegando que su escuela había sido invadida por inmigrantes ilegales.

Georgia Clark ha sido despedida “inmediatamente” del Distrito Escolar Independiente de Fort Worth (FWISD), según una declaración de la junta del 17 de septiembre.

El despido de Clark se produjo con un voto de 8-0 por parte de la junta, informó Star-Telegram, y fue precedido por meses de disputas administrativas y legales provocadas por quejas sobre la naturaleza de sus publicaciones en Twitter.

“Hoy tomamos una decisión para mantener la recomendación del superintendente y la administración”, dijo el presidente de FWISD, Jacinto “Cinto” Ramos Jr., según Telegram. “Sentimos que había una buena razón para rescindir el contrato de la Sra. Georgia Clark”.

“Lleno de estudiantes ilegales”

Antes de la terminación de Clark hubo una reacción violenta causada por una serie de declaraciones dirigidas al presidente Trump desde su cuenta de Twitter ahora eliminada @Rebecca1939.

Según CBS DFW, uno de los mensajes decía: “Sr. Presidente, el Distrito Escolar Independiente de Fort Worth está cargado de estudiantes ilegales de México. La escuela Carter-Riverside High School ha sido invadida por ellos. Los traficantes de drogas están en nuestro campus y no se les hizo nada”.

“Cualquier cosa que pueda hacer para eliminar a los ilegales de Fort Worth sería muy apreciada”, escribió en otra publicación, informó The Washington Post.

“¿Tienes a alguien que haya analizado las estadísticas de delitos en nuestra gran nación y haya documentado la cantidad de veces que un inmigrante ilegal ha cometido un acto de robo o asesinato contra ciudadanos estadounidenses?”, también escribió, según el Post.

The Daily Mail informó que Clark había sido objeto de controversia por otras razones además de sus publicaciones en Twitter.

En un incidente, se dice que le pidió a un estudiante que “me muestre sus papeles que dicen que usted es legal”. En otro, fue acusada de referirse a un grupo de estudiantes como “pequeño México” y llamar a otro “pan blanco”.

MSN informó que en una de las reuniones del FWISD, una de las exalumnas de Clark dijo que había segregado su aula, sentando a los estudiantes hispanos y afroamericanos en la parte trasera y a los estudiantes blancos en la parte delantera.

“Dignidad y respeto”

En mayo, el superintendente del Fort Worth ISD Kent P. Scribner se dirigió a las controvertidas publicaciones de Clark en Facebook.

“En las últimas 24 horas, se ha hablado mucho en las noticias y en Internet sobre el uso de las redes sociales por parte de nuestro personal”, escribió Scribner. “Nuestra misión es preparar a TODOS los estudiantes para el éxito en el liderazgo universitario, profesional y comunitario. Permítanme reiterar nuestro compromiso de que todos los niños del Distrito son bienvenidos y deben ser tratados con dignidad y respeto. Al concluir el año escolar este viernes, tengan en cuenta que nos tomamos muy en serio esta promesa y que la seguridad y el bienestar de sus hijos son siempre nuestra prioridad número uno”.

En junio, la junta votó por unanimidad para despedir a Clark, pero la semana pasada presentó esa decisión después de que un examinador independiente instó al FWISD a no proceder con su despido.

El Star-Telegram informó que Robert C. Prather Sr., el examinador independiente de audiencias designado por la Agencia de Educación de Texas, emitió un informe de 76 páginas llamando a la propuesta de despido de Clark “no justificada” y “no respaldada por la evidencia”.

“Se recomienda que la terminación propuesta por la administración de FWISD del contrato continuo de Georgia Clark no está justificada, no está respaldada por la evidencia, no se debería aprobar y no debería confirmarse, y que se otorgue la apelación de Georgia Clark de la terminación propuesta y que FWISD decline terminar el empleo de Georgia Clark”, dijo Prather, según el informe.

La reunión del martes del FWISD comenzó con una sección de comentarios públicos. Según el Star-Telegram, la mayoría de los aproximadamente 10 oradores instaron a la junta a despedir a Clark porque vieron sus comentarios como ataques contra los estudiantes.

La semana pasada, Clark defendió sus acciones, diciéndole a WFAA que no se siguieron los procedimientos adecuados en su despido y que debería ser readmitida.

“Quiero trabajar con estudiantes que realmente necesitan mi ayuda”, dijo Clark al medio. “Necesito recuperar mi trabajo y esos niños también me necesitan a mí”.

Ella dijo que no lamentaba haber enviado los mensajes y se ve a sí misma como una denunciante.

Según el Star-Telegram, alrededor del 88 por ciento de los estudiantes de Carter-Riverside son hispanos.

Clark no ha proporcionado ninguna evidencia sobre si alguno de ellos estaba en el país ilegalmente.

“Castigada por hacer lo correcto” vs. “Aplaudo a FWISD”

Los usuarios de Twitter intervinieron con voces contradictorias en la publicación que anunciaba la decisión de la junta de despedir a Clark.

“Ayudar a los delincuentes es ilegal”, escribió un usuario. “Esta maestra está siendo castigada por hacer lo correcto”.

“Estaba en la nómina para ser maestra, no racista”, sostuvo alguien. “Aplaudo al FWISD”.

“Comportamiento vergonzoso y cobarde por parte de la junta y un precedente feo para establecer”, argumentó alguien más. “Esta maestra dijo la verdad. Se rehusaron a ayudarla y se inclinaron ante la mafia de fronteras abiertas”.

A continuación

¿Que hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

TE RECOMENDAMOS