Propagación de variantes de COVID-19 por el mundo podría ser una “próxima pandemia”: Experto de Taiwán

Por Adam Molon
09 de Junio de 2021
Actualizado: 09 de Junio de 2021

La mutación continua del virus del PCCh, con múltiples variantes que circulan por todo el mundo, podría describirse como la “próxima pandemia”, advirtió un alto funcionario de salud taiwanés.

Wu Chung-hsiun, presidente del Centro de Desarrollo de Biotecnología (DCB, por sus siglas en inglés) de Taiwán y director de la Oficina de Promoción de Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas del Ministerio de Asuntos Económicos de Taiwán (MOEA, por sus siglas en inglés), dijo a The Epoch Times que pensaba que era demasiado pronto para predecir el final de la pandemia de COVID-19 “porque este [virus] (…) sigue mutando y sigue infectando a personas de todo el mundo”.

“Entonces, en realidad, tal vez podamos considerar eso como la próxima pandemia”, agregó.

Los comentarios de Wu fueron realizados antes del Foro Biotecnológico de Taiwán anual de DCB, programado para ser transmitido a través de YouTube el 10 de junio. El foro, que incluirá presentaciones de los fabricantes de vacunas Pfizer y AstraZeneca, presenta el tema “Preparándose para la próxima pandemia”.

El foro se llevará a cabo solo unos días después de que los senadores estadounidenses, Chris Coons (D-Del.), Tammy Duckworth (D-Ill.) y Dan Sullivan (R-Ark.) se detuvieran en Taiwán—al volar en un C -17 avión de carga—para anunciar la donación de 750,000 dosis de vacuna contra COVID-19. Duckworth dijo durante la escala que “Estados Unidos no dejará que [Taiwán] se quede solo” y que la donación de la vacuna “también refleja la gratitud por los esfuerzos de Taiwán para enviar EPP [equipo de protección personal] y otros suministros a Estados Unidos en los primeros días de la pandemia”.

Taiwán ha recibido envíos de vacunas de Moderna, con sede en EE. UU., y de AstraZeneca, con sede en Reino Unido, sin embargo, según habría dicho, la China autoritaria bloqueó los planes democráticos de Taiwán para comprar vacunas de la empresa alemana BioNTech.

Wu dijo que una vacuna producida en Taiwán podría estar disponible para julio, como mínimo, y expresó su seria preocupación por la calidad de las vacunas que las empresas chinas han propuesto proporcionar a Taiwán, afirmando que Taiwán tiene más confianza y se siente más cómodo con las vacunas producidas en EE. UU. Él señaló que, a diferencia de las vacunas contra COVID-19 producidas por empresas estadounidenses, las vacunas de empresas chinas se producen utilizando coronavirus atenuados o debilitados, que pueden ser peligrosos si los coronavirus no mueren o no se debilitan lo suficiente.

“[Los fabricantes de vacunas chinos] están usando el virus atenuado (…) ese tipo de enfoque podría causar efectos secundarios muy graves si la parte de atenuación está incompleta. Entonces, eso podría causar una infección en lugar de una inmunización”, dijo Wu.

“La Pfizer, la Moderna, la AZ [AstraZeneca] [vacunas] (…) podríamos tener información pública muy clara sobre ellas, y provienen de fuentes confiables que usamos para corroborar. Entonces, creo que, en ese aspecto, esa es una de las principales justificaciones de que tendemos a usar las [vacunas] Pfizer y Moderna, etcétera. Y también, tenemos la capacidad de fabricarlas si es necesario”.

Wu comentó acerca de muchos miembros del equipo de gestión del DCB que tienen títulos de universidades estadounidenses y taiwanesas, y afirmó que una sólida interacción científica y académica quiere decir que los científicos taiwaneses y estadounidenses comparten un lenguaje y una filosofía comunes.

“Compartimos la misma filosofía que la gente en Estados porque tenemos nuestra educación superior”, dijo. “Nuestro proceso de pensamiento, más o menos, está en línea con los científicos o académicos en Estados. Entonces, cuando intercambiamos información, sabemos exactamente, cuando decimos ‘A’, queremos decir ‘A’, y escuchas ‘A’ literalmente (…) cuando intentamos hacer algo y tratamos de encontrar colaboradores en Estados, es muy fácil porque nos comunicamos, hablamos el mismo idioma”.

Chang Chi-feng, vicepresidente del Centro de Desarrollo de Biotecnología de Taiwán. (The Epoch Times)

La vicepresidenta de DCB, Chang Chi-feng, dijo a The Epoch Times que, además de las vacunas, el mantenimiento de los derechos humanos durante la pandemia será un tema importante de discusión durante el Foro Biotecnológico de Taiwán. El “Pueblo de Taiwán, creo que hacemos hincapié en los derechos humanos”, dijo, señalando una presentación en un foro programado por un profesor de derecho taiwanés que analiza un “enfoque centrado en los derechos humanos para el control de la pandemia”.

Tras el inicio de la pandemia en 2020, Taiwán pudo mantener abiertas las escuelas y las empresas y al mismo tiempo implementar medidas efectivas de defensa contra la pandemia, lo que resultó en un sólido desempeño económico. Taiwán logró un crecimiento anual del PIB de casi el tres por ciento en 2020, más alto que el de China por primera vez en tres décadas.

“El objetivo de Taiwán para la pandemia es mantener estable el crecimiento económico”, dijo Chang. “Taiwán se volvió muy bueno [económicamente] en el último año, porque mantuvimos todo normal, todo estable”.

Wu afirmó que compartir su experiencia en el manejo de pandemias es una forma en que Taiwán puede continuar contribuyendo a la comunidad global.

“Nuestra capacidad nacional, de hecho, podemos contribuir mucho”, dijo. “Taiwán tiene experiencia en la lucha contra la pandemia (…) Taiwán puede ayudar”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS