Propietarios de oleoducto Keystone XL piden compensación de USD 15,000 millones a EE.UU. por cancelación

Por Bryan Jung
30 de Noviembre de 2021
Actualizado: 30 de Noviembre de 2021

Los desarrolladores del oleoducto Keystone XL, TC Energy Inc., piden 15,000 millones de dólares al gobierno estadounidense como compensación por el dinero ya gastado en el desarrollo del oleoducto cancelado.

El presidente Joe Biden canceló el oleoducto a principios de este año, alegando el cambio climático, tras una disputa de 13 años que duró tres administraciones presidenciales.

Según un comunicado de prensa del 22 de noviembre, TC Energy presentó una reclamación en uno de los mayores litigios comerciales internacionales contra Estados Unidos que está siendo observado por las empresas y en el gobierno a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

El oleoducto Keystone, que aún estaba en construcción al momento de su cancelación, iba a llevar 900,000 barriles diarios de crudo desde Alberta hasta las refinerías de la costa estadounidense del Golfo.

Aprobado originalmente durante la Administración Bush en 2008, fue rechazado por el expresidente Barack Obama en 2015 por motivos medioambientales. El proyecto de oleoducto fue reactivado entonces por el expresidente Donald Trump antes de que su permiso fuera anulado por Biden en su primer día como presidente.

TC Energy declaró que “La decisión de Estados Unidos de revocar el permiso fue injusta y no equitativa”, y dijo que tiene una responsabilidad pública con sus “accionistas para buscar la recuperación de las pérdidas incurridas debido a la revocación del permiso”, pero que no tiene intención de revivir nunca el oleoducto.

“No estamos haciendo esto con fines simbólicos o políticos. Se trata de una decisión comercial”, dijo Richard Prior, vicepresidente senior de la compañía para oleoductos de líquidos, en una entrevista con Bloomberg. “Teníamos todos los permisos y requisitos para iniciar la construcción de la línea, y así lo hicimos, y trabajamos con los reguladores federales y estatales de ambos países durante un periodo de tiempo muy largo. Se trata de recuperar ese valor destruido de la inversión”.

TC Energy presentó sus reclamaciones formales de arbitraje al amparo de las disposiciones de legado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que permite a las empresas extranjeras impugnar las decisiones políticas de EE. UU. y solicitar compensaciones por las inversiones perdidas.

El caso se está arbitrando bajo las reglas del TLCAN en lugar del actual Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), ya que la construcción del oleoducto comenzó cuando las leyes comerciales del TLCAN aún estaban en vigor.

A diferencia de las antiguas normas del TLCAN que favorecen a TC en este caso, las nuevas normas comerciales del USMCA que lo sustituyeron limitan el uso de los llamados sistemas de solución de controversias inversor-Estado.

Erin LeBlanc, profesor de la Smith School of Business de Kingston, Ontario, dijo a la CBC que cree que TC tiene una “reclamación válida” en el sentido de que tiene argumentos suficientes para demostrar que fue señalada únicamente con fines políticos.

“TC tiene un gran caso legal”, dijo Gary Hufbauer, un miembro senior del Instituto Peterson de Economía Internacional, mientras hablaba con Bloomberg. “Esto se salió de la norma del comportamiento habitual del gobierno”. Hufbauer dijo que el lenguaje del TLCAN prohíbe los actos de discriminación arbitraria, ya que Biden revocó inmediatamente el permiso de TC sin llevar a cabo la revisión gubernamental habitual al principio de su mandato.

Sin embargo, Estados Unidos ha tenido un buen historial a la hora de vencer las reclamaciones de solución de diferencias entre inversores y Estado por parte de las empresas.

“Estados Unidos nunca ha perdido ningún caso que se haya presentado en virtud del capítulo 11 del TLCAN”, dijo Mark Warner, un abogado especializado en comercio, en comentarios a la CBC. “Eso no quiere decir que sea imposible, pero los casos que han triunfado han tendido a hacerlo contra Canadá y México”.

Warner cree que, al final, el gobierno de Biden podría llegar a un acuerdo por razones políticas para evitar una lucha larga y prolongada, pero hay que esperar a TC, ya que “tienen mucho dinero” y “han tenido un historial bastante bueno de victorias”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS