Propietarios de pequeñas empresas dicen que lo peor está por venir a medida que surgen casos de virus

Por Emel Akan
17 de Diciembre de 2020
Actualizado: 17 de Diciembre de 2020

WASHINGTON —La mayoría de los propietarios de pequeñas empresas de EE. UU. temen que lo peor del impacto económico de la pandemia aún esté por venir, y la mitad de ellos creen que sus operaciones pueden sobrevivir durante un año o menos antes de cerrar permanentemente, según una nueva encuesta.

La pandemia y la crisis económica resultante han golpeado más duramente a las empresas pequeñas. Y una encuesta reciente de la Cámara de Comercio de EE. UU. y MetLife mostró que la mayoría de los propietarios de empresas están preocupados por el actual entorno económico debido al aumento de los casos de virus y su impacto en el gasto de los consumidores.

Los propietarios de pequeñas empresas dicen que la economía está mejorando, sin embargo, el 62 por ciento de ellos todavía cree que lo peor de la pandemia está por venir. La mayoría espera que les tome de seis meses a un año volver a la normalidad.

La encuesta también muestra que los propietarios de empresas en el oeste son los más pesimistas acerca de la recuperación en comparación con los de otras regiones. Las pequeñas empresas propiedad de minorías también son las más negativas sobre el panorama en comparación con las empresas que no son propiedad de minorías.

Muchas pequeñas empresas ven que su supervivencia está en riesgo, con el 50 por ciento informando que pueden continuar durante un año o menos en el actual entorno empresarial. Tres cuartas partes de los propietarios de pequeñas empresas dicen que necesitan más apoyo del gobierno para mantenerse a flote mientras se enfrentan al duro invierno que se avecina.

Solo cuatro de cada 10 propietarios de empresas confían en que su negocio pueda capear el temporal sin tener que cerrar permanentemente.

“El impacto del coronavirus sigue teniendo un efecto devastador en las pequeñas empresas de Estados Unidos”, dijo en una declaración Neil Bradley, vicepresidente ejecutivo y director de políticas de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Bradley instó al Congreso a aprobar un “acuerdo bipartidista para el alivio temporal y selectivo”.

La encuesta se llevó a cabo entre el 30 de octubre y el 10 de noviembre, entrevistando a 600 propietarios de pequeñas empresas en todo el país. Las pequeñas empresas se definen en el estudio como compañías con menos de 500 trabajadores, excluyendo las empresas individuales.

“A pesar de que la visión general de la economía ha mejorado ligeramente desde el último trimestre, demasiadas pequeñas empresas temen que no sobrevivirán otro año más”, dijo Jessica Moser, vicepresidenta senior de MetLife, en un comunicado. “Es vital que se escuchen las voces de los propietarios de pequeñas empresas. Todavía necesitan ayuda, y mucha”.

Compass Coffee, una cadena de café en Washington, tuvo que cerrar la mitad de sus 12 locales durante varios meses, ya que la mayoría de sus clientes trabajaban desde casa durante los cierres. Para mantener el negocio vivo, la compañía había cambiado sus operaciones para producir desinfectantes de manos.

Según el informe de Yelp de septiembre, cerca de 100,000 negocios han cerrado permanentemente desde el comienzo de la pandemia en marzo. Los negocios que dependen en gran medida del tráfico peatonal, como los restaurantes, han sido los más afectados. Los que continúan sirviendo por entrega o comida para llevar han podido mantener sus tasas de cierre más bajas que otros, incluyendo pizzerías, comida preparada, panaderías y cafeterías.

Un estudio del Instituto Becker Friedman de la Universidad de Chicago encontró que la tendencia de trabajar desde casa podría mantenerse incluso después de que la pandemia termine, perjudicando a las pequeñas empresas, especialmente en ciudades densamente pobladas como Nueva York y San Francisco.

El estudio predijo que el gasto de los trabajadores en los principales centros urbanos podría disminuir entre un 5 y un 10 por ciento en comparación con los niveles anteriores a la pandemia debido a la probabilidad de que se gaste menos en comidas, entretenimiento y compras en los distritos comerciales centrales.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan

A continuación

China sufre una oleada de impagos empresariales

TE RECOMENDAMOS