Dile sí a las proteínas vegetales por sus beneficios a la salud

25 de Abril de 2017 Actualizado: 25 de Abril de 2017

Aunque la proteína de origen animal es más conocida (presente en los huevos, la leche o el pescado) que las proteínas vegetales, los profesionales de la nutrición recuerdan que una dieta saludable debe incorporar ambos tipos de proteínas.

Como explica Cristina Echevarría, dietista nutricionista de alimenta’t y colaboradora de tuMédico.es, “en una alimentación equilibrada el 50% del aporte de proteínas tiene que ser de origen animal, y el otro 50% de origen vegetal”.

Las proteínas, igual que los hidratos de carbono, las grasas o las vitaminas, son un nutriente esencial para el buen desarrollo de los procesos bioquímicos de nuestro organismo, por lo que es fundamental introducir alimentos ricos en proteínas en nuestra alimentación diaria.

No obstante, es relevante destacar que las proteínas vegetales no se absorben igual que las proteínas animales. “La absorción de la proteína animal es del 90% mientras que la de origen vegetal es del 60% o 70%, por lo que es importante combinar los alimentos vegetales de forma adecuada para obtener todos los aminoácidos esenciales”, comenta Cristina Echevarría.

Las combinaciones que nos aportarían más beneficios son las siguientes:

  • Cereales con legumbres (ej. lentejas con arroz o hummus con pan)
  • Legumbres con frutos secos (ej. judías con almendras o tofu con sésamo)
  • Cereales con frutos secos (ej. arroz con nueces)

Todas estas combinaciones pueden ser una cena deliciosa. Lo mejor para llevar una dieta saludable es hacer cenas ligeras y sencillas.

Beneficios de las proteínas vegetales para nuestra salud

  • Podemos encontrar proteína de origen vegetal en multitud de alimentos como las legumbres, las bebidas vegetales, la quinoa, las algas marinas, los frutos secos, la soja, el seitán o la levadura de cerveza.
  • Las proteínas son imprescindibles para la regeneración celular, necesaria para mejorar el funcionamiento de órganos como el hígado o la apariencia de la piel.
  • Las fuentes de proteína vegetal contienen muy pocas grasas y además son grasas insaturadas. Los alimentos ricos en proteína animal, en cambio, suelen ser ricos en grasas saturadas.
  • Los alimentos ricos en proteína vegetal ayudan a controlar el colesterol y mantienen la flora intestinal saludable gracias a su alto contenido en fibra.
  • Las legumbres, las semillas y los frutos secos son ricos en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6, muy beneficiosos para nuestro organismo.
  • Las fuentes de proteína vegetal son ricas en vitaminas del grupo B (excepto la vitamina B12), vitamina C y flavonoides.
  • Las proteínas son las responsables de fabricar los neurotransmisores. Una deficiencia provocaría una falta de capacidad mental.
  • Los alimentos ricos en proteína de origen vegetal también son fuente de magnesio y calcio.
  • La proteína vegetal es más fácil de digerir dada su menor concentración, por lo que no representan una sobrecarga para los riñones y el hígado.

Incluir las proteínas vegetales en tu dieta es una muy buena opción. Y no solo si tu propósito es perder peso, sino también para estar sana.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS