Proveedores de tecnología informática del gobierno de EE.UU. obtuvieron el 51% de las piezas de China, lo que plantea problemas de seguridad nacional

Por Paul Huang - La Gran Época
23 de Abril de 2018 Actualizado: 23 de Abril de 2018

Un informe de una comisión del Congreso encontró que los principales fabricantes que suministraban equipos de tecnología informática (TI) al gobierno de Estados Unidos obtenían un promedio del 51 por ciento de las piezas de China. La falta de una estrategia proactiva para administrar las cadenas de suministro de Estados Unidos, combinada con la intención maliciosa del régimen chino, constituye un gran riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos, la competitividad económica y la privacidad de los ciudadanos estadounidenses, declara el informe.

El informe fue publicado el 19 de abril por la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China, un órgano con mandato del Congreso dedicado a investigar cuestiones de seguridad nacional y comercio entre Estados Unidos y China.

Basado en información disponible públicamente, el informe encontró que un promedio del 51 por ciento de las piezas enviadas a siete de los principales fabricantes de TI de EE.UU. -Hewlett-Packard, IBM, Dell, Cisco, Unisys, Microsoft e Intel- provenían de China. Estos fabricantes de EE.UU., a su vez, proporcionaron la mayoría de las computadoras, enrutadores, software, impresoras y otros productos de TI que son utilizados por el gobierno de EE.UU.

Entre las siete empresas, Microsoft encabeza la lista con el 73 por ciento de sus partes provenientes de China, según el informe.

Jennifer Bisceglie, directora ejecutiva de Interos Solutions, fue una de las expertas que contribuyeron al informe. Señaló que gran parte de la adquisición anual de 90.000 millones de dólares del gobierno de Estados Unidos en tecnología informática termina comprando productos chinos o productos que contienen piezas fabricadas en China.

El informe advierte que las siete compañías no son las únicas que suministran equipos de TI para el gobierno de Estados Unidos, sino que son algunos de los principales proveedores basados en fuentes disponibles públicamente. Otros proveedores de TI de empresas federales importantes como AT&T, Abacus Technology y Amazon Web Services no fueron encuestados.

Más del 95 por ciento de los componentes electrónicos comerciales y los sistemas de TI que respaldan al gobierno de Estados Unidos son productos comerciales disponibles, según el informe, y el papel de China en la red mundial de suministro de estos productos es significativo.

Durante años, los expertos en seguridad nacional, así como los funcionarios de los EE.UU. hicieron sonar la alarma con respecto a la posibilidad de que los países adversarios podrían ser lo suficientemente sofisticados como para introducir un defecto malicioso en el equipo de los EE.UU., tal vez incluso un defecto explotable que podría ser disparado en el momento oportuno elegido por la nación adversaria.

Dadas las amenazas cada vez mayores que plantea el régimen chino a la seguridad nacional de Estados Unidos, hubo crecientes pedidos  para que se realice una revisión exhaustiva de la dependencia de la industria manufacturera de Estados Unidos de las piezas fabricadas en China, especialmente de los productos que eventualmente son comprados y utilizados por el gobierno de Estados Unidos o incluso por el ejército estadounidense.

El informe también señala una lista de leyes y políticas industriales chinas que se promulgaron en los últimos años, todas las cuales buscan posicionar enérgicamente a China y a los fabricantes chinos para que dominen el mercado mundial de las tecnologías informáticas y la comunicación (TIC) en el futuro.

“Estas nuevas regulaciones presentan un serio dilema para las multinacionales estadounidenses y una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos”, describe el informe. “Si las empresas estadounidenses -que son los principales proveedores de TIC al gobierno federal de Estados Unidos- entregan código fuente, información comercial privada e información de seguridad al gobierno chino abriéndose a sí mismas, las redes federales de TIC se vuelven accesibles a los iniciativas de ciberespionaje chino”.

Los ataques cibernéticos a las cadenas de suministro también podrían ser más fáciles y prevalecer a medida que el desarrollo de tecnologías como la de redes móviles 5G y la Internet de cosas aumentan exponencialmente las posibilidades de ataque, agrega el informe.

El informe recomienda la creación de un “liderazgo centralizado” dentro del gobierno de Estados Unidos para supervisar y regular la cadena de suministro, lo que requiere que los contratistas del gobierno de Estados Unidos revelen los proveedores de sus piezas. Además, también sugiere que el Congreso vincule los presupuestos del programa al monitoreo de la cadena de suministro para asegurar el cumplimiento.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS