Proyecto de avión espacial de China se rezaga

Por Shen Zhou
27 de Octubre de 2020
Actualizado: 27 de Octubre de 2020

Opinión

El 19 de octubre, se llevó a cabo el VI Foro de la Cumbre Aeroespacial Comercial (Internacional) de China en Wuhan, la capital de la provincia de Hubei. Los medios chinos promocionaron el programa aeroespacial de Beijing, en particular, el “proyecto Tengyun”.

El proyecto Tengyun fue revelado en 2016 por China Aerospace Science and Industry Corporation (CASIC). El avión espacial reutilizable se compone de dos aviones, y el avión más grande funciona como un portaaviones. Es una nueva generación de vehículos aeroespaciales que pueden despegar y aterrizar horizontalmente y usarse repetidamente para lograr vuelos de lanzamiento aire-aire baratos, seguros y convenientes, según informaron los medios chinos.

De hecho, el proyecto del avión espacial no es nada nuevo. En la década de 1980, la Administración de Aviación Civil de China lanzó el “proyecto 869“, que tenía como objetivo desarrollar transbordadores espaciales. Sin embargo, en ese momento, el régimen chino carecía de la experiencia técnica y los recursos financieros para desarrollar su propio programa espacial.

Mientras tanto, Estados Unidos y Rusia tomaron diferentes direcciones aeroespaciales. La antigua Unión Soviética utilizó cohetes para lanzar la nave espacial y solo regresó la cápsula tripulada. Estados Unidos desarrolló el modelo de transbordador espacial reutilizable y retornable.

Con la desintegración de la Unión Soviética, el Partido Comunista Chino (PCCh) obtuvo mucha información y experiencia de las antiguas repúblicas de Rusia. China se aventuró rápidamente en su propio modelo de nave espacial que imitaba al de la antigua Unión Soviética, incluida una estación espacial.

Tras ingresar a la Organización Mundial del Comercio (OMC), el PCCh recibió una gran cantidad de fondos y continuó imitando el modelo de nave espacial de Rusia.

Sin embargo, después de casi 30 años, la tecnología de las naves espaciales del PCCh todavía está rezagada respecto a la de Rusia —tanto los vuelos espaciales tripulados como la estación espacial están sufriendo de una vida útil corta y han permanecido en su fase experimental. Una de las principales razones es que China está atrasada en tecnología de semiconductores y Washington restringe el acceso de Beijing a los fabricantes de chips. Los chips semiconductores se utilizan en tecnología de naves espaciales, como los vehículos espaciales.

Ambiciones militares

El proyecto de avión espacial del PCCh cambió de nombre a “proyecto Tengyun” hace unos años. Estos proyectos no se enfocan en el espacio exterior y los vuelos espaciales tripulados, sin embargo, apuntan al espacio cercano a la Tierra, que tiene un valor militar más realista.

El proyecto Tengyun es parte de los proyectos aeroespaciales comerciales lanzados por CASIC en 2016. CASIC es uno de los dos conglomerados aeroespaciales chinos, y también es el principal fabricante de misiles de China. CASIC afirmó que Tengyun puede despegar de un aeropuerto ordinario y poner la nave espacial en órbita, a una altitud de vuelo de 12 a 62 millas (20 a 100 kilómetros) sobre el suelo, y también puede funcionar con energía solar, informó el medio estatal Xinhua.

En 2018, CASIC afirmó que Tengyun tuvo éxito en el primer vuelo de verificación de la conversión del modelo de motor combinado y se espera la finalización del primer vuelo en 2020, informó Xinhua.

El 4 de septiembre, Xinhua informó que China lanzó con éxito una “nave espacial experimental reutilizable” con un cohete portador Long March-2F desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en el noroeste de China.

El régimen chino está muy ansioso por ponerse al día con Estados Unidos. El PCCh se dio cuenta de que el uso militar de los aviones espaciales desarrollados por la antigua Unión Soviética era limitado. El primer portacohetes chino desarrollado en realidad se centró en la tecnología de misiles balísticos intercontinentales, y ahora se puede producir Dongfeng-41. Pero la mayor parte de la tecnología proviene de Rusia.

Durante la Guerra Fría, tanto Estados Unidos como la Unión Soviética deseaban desarrollar aviones espaciales, los cuales tenían una mayor importancia militar. Después del fin de la Guerra Fría, Estados Unidos suspendió la carrera espacial, pero continuó desarrollando aviones espaciales. Bajo la administración Trump, Estados Unidos ha resurgido en el campo de los vuelos espaciales tripulados. Los aviones espaciales también están en funcionamiento. Hoy en día, la Fuerza Aérea de EE. UU. posee dos vehículos X-37B, una tecnología de nave espacial altamente clasificada.

Según lo revelado por CASIC en el Foro, el proyecto Tengyun se pondrá en uso comercial dentro de cinco años. Sin embargo, este tipo de proyectos no tiene valor comercial, sino uso militar. Enviar tal mensaje es equivalente a retrasar el proyecto durante al menos cinco años.

Está claro que el proyecto aeroespacial del régimen chino sigue muy rezagado.

Shen Zhou, un exingeniero de diseño de vehículos militares, es un observador de China que ha prestado mucha atención a la expansión militar del régimen chino a lo largo de los años. Comenzó a contribuir a The Epoch Times en 2020.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mira a continuación

Los negocios son una guerra

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS