Proyecto de ley bipartidista de infraestructura no impulsará “significativamente” la economía: PWBM

Por Tom Ozimek
06 de Agosto de 2021
Actualizado: 06 de Agosto de 2021

Un análisis de expertos muestra que el proyecto de ley de infraestructuras bipartidista de USD 1 billón, que ahora se abre paso en el Senado, no tendría “ningún efecto significativo” en el crecimiento económico. El estudio se contrapone a la opinión de la Casa Blanca que dice que el acuerdo “generará beneficios económicos significativos”.

El modelo presupuestario Penn-Wharton de la Universidad de Pensilvania (PWBM), publicado el 5 de agosto, encontró que la propuesta de infraestructura “no tendría un efecto significativo en el PIB al final de la ventana presupuestaria (en 2031) o en el largo plazo (2050)”.

Al mismo tiempo, el modelo de Wharton predice que el proyecto de ley aumentaría la deuda pública en un 1,3 por ciento para el 2031 en relación con la línea de base, y el impacto se reduciría a un 0,9 por ciento, por encima de la línea de base en 2040 y a un 0,6 por ciento en 2050.

Si bien el aumento del capital público derivado del paquete impulsaría la productividad de los trabajadores, el beneficio se vería contrarrestado por el hecho de que el aumento de la deuda pública excluye la inversión privada adicional, lo que provocaría un descenso del capital privado productivo.

“Incluso con las tasas actuales de endeudamiento del gobierno, en valores históricamente bajos, una deuda pública más alta mitiga el impacto positivo de la inversión pública, ya que los ahorros estadounidenses e internacionales se desvían de la inversión de capital privado hacia la deuda pública”, escribieron los analistas del PWBM.

A fin de cuentas, con la productividad general de los trabajadores sin cambios y la reducción del capital privado que mitiga el impacto positivo de la ley de infraestructura en el crecimiento económico, los analistas de Wharton concluyen que “el PIB no cambiaría en 2031, 2040 o 2050”.

La Casa Blanca, por el contrario, dijo en una hoja informativa sobre el paquete de infraestructura bipartidista que, “en los próximos años, la legislación generará importantes beneficios económicos”, y agregó que esto vendría, además, “de los ingresos generados por un mayor crecimiento económico como resultado de las inversiones”.

El borrador actual del proyecto de ley de infraestructura bipartidista asigna alrededor de USD 548,000 millones más de lo que probablemente se habría gastado en infraestructura y otras iniciativas en ausencia de esta legislación. Un poco más de la mitad de esa cantidad está destinada a la infraestructura de transporte, incluidos USD 121,000 millones para carreteras, USD 66,000 millones para ferrocarriles y USD 25,000 millones para aeropuertos. Los USD 265,000 millones restantes se gastarán en proyectos no relacionados con el transporte, incluida la expansión de la banda ancha, la capacidad de recuperación digital y varios proyectos ambientales.

La Casa Blanca dice que “la legislación creará empleos sindicales bien remunerados”, lo que ayudará a acelerar “el camino de Estados Unidos hacia el pleno empleo y el aumento de la participación de la fuerza laboral”.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre los hallazgos de Wharton.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla durante una sesión informativa en Washington, el 29 de marzo de 2021. (Jim Watson/AFP a través de Getty Images)

El análisis de Wharton se produce después que la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) ha publicado su tan esperado puntaje para el plan de infraestructura, estimando que el paquete agregaría USD 256,000 millones en déficits durante diez años, contrarrestando la afirmación de los negociadores de que se pagaría en su totalidad.

La CBO revisa rutinariamente la legislación propuesta en lo que comúnmente se conoce como un proceso de calificación. Si bien el paquete de infraestructura tiene apoyo bipartidista en el Senado, algunos legisladores dijeron que querían esperar el puntaje de la CBO antes de decidir si respaldar la medida.

Si bien no está claro cómo afectará el informe de la CBO a los legisladores que aún están considerando respaldar la medida, los dos negociadores principales del proyecto de ley, la senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.) y Rob Portman (R-Ohio), dijeron que el puntaje no tenía en cuenta todas las formas en que el proyecto de ley compensaba los costos e instó a los legisladores a apoyarlo.

“El nuevo gasto por el proyecto de ley se compensa a través de una combinación de nuevos ingresos y ahorros, algunos de los cuales se reflejan en el puntaje formal de la CBO y algunos de los cuales se reflejan en otros ahorros e ingresos adicionales identificados en las estimaciones, ya que la CBO está limitada en lo que puede incluir en su puntuación formal”, dijeron los senadores en un comunicado conjunto.

Algunos republicanos reaccionaron de forma crítica a la puntuación de la CBO.

“El proyecto de ley de infraestructura masiva NO está, como afirman sus autores, ‘totalmente pagado’”, dijo el senador Marco Rubio (R-Fla.) en un tuit. Rubio anteriormente se opuso a las mociones procesales sobre el proyecto de ley.

Los senadores han debatido más de dos docenas de enmiendas al proyecto de ley bipartidista de infraestructura, de 2702 páginas, desde que se publicó el domingo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS