Proyecto de ley de Missouri multaría y encarcelaría a bibliotecarios por dar a los niños “material sexual inapropiado para su edad”

Por GQ Pan
21 de Enero de 2020 Actualizado: 21 de Enero de 2020

Un proyecto de ley propuesto en Missouri permitiría a los paneles de padres determinar qué material de lectura es adecuado para los niños y castigaría a las bibliotecas públicas y al personal que presten a niños libros que se consideran sexualmente “inapropiados para su edad”.

El Proyecto de Ley de Congreso 2044 de Missouri (pdf), conocido formalmente como Proyecto de Ley de Supervisión Parental de Bibliotecas Públicas, fue presentado el 8 de enero por el representante republicano del estado Ben Baker. Según el proyecto de ley propuesto, se elegirían juntas de padres locales de 5 miembros para revisar y decidir si los libros son inapropiados para menores. Los bibliotecarios públicos no pueden participar explícitamente en estas juntas de revisión parental.

Las juntas de revisión parental, de acuerdo con el proyecto de ley propuesto, celebrarían audiencias públicas para tomar sugerencias sobre libros que son potencialmente inapropiados y tendrían la autoridad de ordenar a la biblioteca que no estén al alcance de los niños. Cualquier biblioteca pública que permita a los niños acceder a esos “materiales sexuales inapropiados para su edad” recibiría la cancelación de los fondos de los contribuyentes, y los bibliotecarios que no cumplan o se nieguen a cumplir con el acto podrían enfrentar una multa de USD 500 y un máximo de un año de cárcel.

“Lo principal es que quiero poder llevar a mis hijos a una biblioteca y asegurarme de que estén en un ambiente seguro, y que no van a estar expuestos a algo que sea material desagradable”, dijo Ben Baker al medio de noticia local KOAM. “Desafortunadamente, hay algunas bibliotecas en el estado de Missouri que han hecho esto. Y eso es un problema”.

Aunque el proyecto de ley busca evitar que las bibliotecas públicas hagan que ciertos libros sean accesibles para los niños, no propone eliminar ningún libro de las bibliotecas.

En una publicación de Facebook del 13 de enero, Baker explicó que su proyecto de ley fue diseñado para dirigirse a eventos como “Drag Queen Story Hours”, en el que hombres vestidos como mujeres leen a los niños en la escuela o en las bibliotecas públicas y los guían en una canción, y “contenido literario, el cual es impulsado por una agenda, diseñado para fomentar el interés excesivo en asuntos sexuales.”

“Este proyecto de ley NO trata de prohibir o censurar libros”, escribió Baker. “En lugar de estar en la sección de niños, se colocaría en la sección de adultos. Si un padre consiente que su hijo tenga acceso, puede ver el contenido y proporcionárselo”.

La Asociación de Bibliotecas de Missouri emitió un comunicado en oposición al proyecto de ley, diciendo que “siempre se opondrá a la censura y a la libertad de leer”.

“Las bibliotecas públicas existen para proporcionar acceso equitativo a la información a todos sus usuarios, ya que es clave para tener una población informada”, agregó. “Las bibliotecas públicas ya cuentan con procedimientos para ayudar a los usuarios a proteger a sus propios hijos sin infringir los derechos de otros usuarios o restringir los materiales”.

A continuación

Familia, matrimonio y divorcio en EE.UU.

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS