Proyecto fotográfico de 15 años muestra humildes lazos entre pastores de Transilvania y sus rebaños

"Quedé completamente cautivado por su hospitalidad, tranquilidad, comportamiento humilde y honesto y la calidez de su alma"
Por Louise Bevan
22 de Octubre de 2021
Actualizado: 22 de Octubre de 2021

El galardonado fotógrafo húngaro István Kerekes se adentró en la ternura inherente de la comunidad de pastores de Transilvania en un fascinante proyecto de retratos durante 15 años.

Los vínculos entre los pastores y los animales que cuidan son poderosos y hermosos a la vez, y Kerekes capta su extraordinario estilo de vida ancestral en toda su riqueza.

En una entrevista con The Epoch Times, este fotógrafo de 44 años, nacido en la ciudad transilvana de Târgu Mureș, dijo que conoció a los pastores de la región central de Rumanía en una excursión a las montañas Rodnei en 1999.

“Intento mostrar el mundo desde una perspectiva completamente única, usando mi propia visión y paleta de colores”, dijo Kerekes, que vive en Hungría desde 2007.

(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)

Kerekes dijo que en una ocasión se hizo amigo de tres pastores rumanos a los que conoció en un stână tradicional, una especie de alojamiento temporal para pastores. Vivían en lo alto de las montañas entre abril y octubre de cada año, en el “duro entorno por encima de la línea del bosque”.

“Quedé absolutamente cautivado por su hospitalidad, su tranquilidad, su comportamiento humilde y honesto y la calidez de su alma”, dijo, “por no hablar de sus rostros ancianos llenos de mil arrugas”.

Desde aquel viaje, Kerekes —profesor de educación física en el día— ha buscado pastores por las llanuras de Transilvania y los Cárpatos para conocer sus historias y tomarles fotografías.

Después de 15 años, su colección de retratos, “Pastores de Transilvania“, ha cobrado fuerza.

(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)

La tradición rumana del pastoreo se remonta a siglos atrás; la región central montañosa está poblada hasta hoy por alojamientos y rebaños de miles de animales. Kerekes dice que su objetivo es dar a conocer esta humilde forma de vida.

Su obra se enfoca en el tierno vínculo que existe entre los animales y sus cuidadores, y en la preciosa tradición que se transmite a la siguiente generación. Los hombres veteranos aparecen junto a niños de mejillas sonrosadas, ambos acunando corderos en sus brazos con el debido cuidado.

“Siempre he buscado la compañía de los pastores, escuchando sus historias y tomando fotografías”, dijo. “Las fotos de mi serie abarcan varios años de trabajo y caminatas por las llanuras y montañas de Transilvania. Cada sesión fotográfica es una historia por sí misma”.

Sin embargo, Kerekes añadió que hay ciertos lugares que le gusta volver a visitar a menudo debido a las condiciones únicas de luz de cada estación, lo cual, según él, es “primordial en la fotografía”.

(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)

Kerekes dijo que el único reto real es que cada rebaño está vigilado por perros pastores para ayudar a prevenir los ataques de lobos y osos, a veces hasta 30 perros por rebaño. Sin embargo, la vida en el campo no es desconocida para el fotógrafo, cuyos padres lo llevaban de excursión cuando era niño y sus amigos de la infancia se convirtieron en ornitólogos, biólogos y ecologistas.

“El senderismo y la atracción general por los entornos naturales han impregnado mi pensamiento desde mi infancia”, afirma. “Empecé a tomar fotografías por la misma razón alrededor de 1996, para capturar los fascinantes detalles que veía. Finalmente, también empecé a tomar fotos de personas”.

Su equipo consta de una cámara Nikon D3 y dos objetivos, de tamaño 24-120mm y 80-400mm. Dijo que la función automática “P” de la Nikon le permite dedicar menos tiempo a los tecnicismos y más a enfocar la “magia del momento”.

A medida que la cartera de Kerekes ha ido creciendo, también lo ha hecho su reputación.

(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)

Hasta la fecha, su trabajo se ha expuesto más de 14,000 veces en seis continentes y ha acumulado más de 3000 premios, incluido el primer puesto en los iPhone Photography Awards 2021 con una foto de su serie Shepherds. Se presenta regularmente a concursos, preside jurados de concursos y organiza exposiciones individuales.

La colección “Pastores de Transilvania” es solo un ejemplo de la rica obra que Kerekes comparte en su sitio web. Asegura que el éxito detrás del objetivo no está fuera del alcance de los demás.

“Todo el mundo con una cámara o un teléfono móvil tiene las mismas posibilidades de encontrar el lugar y las personas adecuadas para tomar fotografías”, afirmó. “Solo hay que seguir buscando el sujeto perfecto y el momento perfecto para disparar”.

Los resultados finales, admitió, varian con cada persona, ya que “encontrar y reconocer un rostro único, o una situación, es menos difícil que capturarlo de forma que parezca aún más singular”.

“Este es el verdadero secreto de mi arte”, dijo. “Cada vez, me propongo tomar una foto que nunca se haya tomado antes”.

Vea más obras de István Kerekes a continuación. ¡Que las disfrute!

(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)
(Cortesía de Istvan Kerekes)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS