Proyecto portuario de USD 55 millones de China en Sierra Leona enfrenta fuerte resistencia

Por Alex Wu
21 de Mayo de 2021 3:44 PM Actualizado: 21 de Mayo de 2021 3:44 PM

El gobierno de Sierra Leona firmó un polémico acuerdo de 55 millones de dólares con el régimen comunista chino, que le permite construir un puerto pesquero industrial ocupando 250 acres de su playa y de su selva tropical protegida.

Con antelación, el país de África Occidental había firmado con China la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) creada por el régimen y criticada por la comunidad internacional como la “trampa de la deuda”.

La BRI es el gran proyecto de política exterior del líder chino Xi Jinping, lanzado en 2013. Su objetivo es extender la influencia económica y política del régimen a países de Asia, Europa y África recreando la antigua ruta de la seda y la ruta de la seda marítima de China para el comercio en el siglo XXI. La BRI invierte capital chino en la construcción de diversos proyectos de infraestructuras de alto coste en más de 60 países participantes.

El acuerdo sobre el puerto pesquero industrial financiado por China indignó a las organizaciones de derechos humanos y de defensa de los animales, a los ecologistas y a los propietarios de tierras locales en Sierra Leona, por su posible impacto medioambiental y social. Quienes critican el acuerdo afirman que el proyecto destruirá selvas vírgenes, depredará los recursos pesqueros, contaminará el medio marino y cinco ecosistemas distintos. Estos ecosistemas son zonas de cría de peces y sustentan aves y especies silvestres en peligro de extinción, según The Guardian, medio de prensa reveló por primera vez el acuerdo el 17 de mayo, aunque los detalles del mismo aún no están claros.

Las organizaciones locales de investigación de políticas públicas, el Instituto de Investigación Legal y Defensa Judicial y la organización de bienestar público de la tierra y el medio ambiente, Namati Sierra Leona, escribieron al gobierno solicitando información sobre “los planes para establecer un puerto de peces y llevar a cabo operaciones de gestión de residuos en Black Johnson en la península de la zona occidental, un proyecto financiado por el Gobierno de China”, según la CNBC.

Los grupos también solicitaron copias de las evaluaciones de impacto ambiental y social, así como de los acuerdos de subvención firmados entre el régimen chino y el gobierno de Sierra Leona.

La ministra de Pesca de Sierra Leona, Emma Kowa-Jalloh, declaró en un comunicado de prensa que la playa de Black Johnson —localizada en sus 250 millas de costa— era el “lugar más adecuado” para la construcción “por razones técnicas”. El puerto industrial chino propuesto se construirá en 250 acres de terreno de playa y en el adyacente Parque Nacional de la Península del Área Occidental.

Vista de la playa de Tokeh, cerca de Freetown, Sierra Leona, el 29 de abril de 2012. (Issouf Sanogo/AFP/GettyImages)

Las aguas de Black Johnson son ricas en recursos pesqueros y los pescadores locales abastecen el 70 por ciento del mercado nacional de pescado. También hay muchas especies en peligro de extinción en el Parque Nacional de la Península del Área Occidental, que es una zona protegida.

El gobierno de Sierra Leona poseía la mitad de los terrenos necesarios para el acuerdo y la otra mitad la tomó mediante la adquisición forzosa de las propiedades de los residentes de la región, según denuncian los terratenientes locales. La indemnización de 1.34 millones de dólares que el gobierno reservó para los propietarios afectados es 30 veces inferior al valor de mercado de los terrenos, según The Guardian.

Jalloh dijo que el país ha estado “anhelando un Puerto Pesquero desde principios de la década de 1970”, pero no había podido hacerlo realidad, y “con el nuevo cambio en la política del gobierno para el desarrollo del sector pesquero, el gobierno chino dio una subvención de 55 millones de dólares para construir esta plataforma”.

Desde 2013, a través de la BRI, el régimen chino ha aumentado la inversión en el extranjero en proyectos de infraestructura y desarrollo económico, en África y otras regiones, en forma de acuerdos de préstamo, lo que ha sido ampliamente criticado por establecer trampas de deuda y causar crisis de endeudamiento a los países participantes. Por ejemplo, Sri Lanka perdió su importante puerto de Hambantota a manos de China, al no poder pagar el préstamo.

Sierra Leona firmó el acuerdo de la BRI con China en 2018, según el medio estatal chino Xinhua.

El líder del Partido Comunista Chino Xi Jinping (C), el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa (Iz), el presidente egipcio Abdel Fattah el-Sisi (De), el presidente de Kenia Uhuru Kenyatta (segunda fila Iz), el presidente de Togo Faure Gnassingbé (segunda fila C), el presidente de Malawi Arthur Peter Mutharika (segunda fila De), el presidente de Sierra Leona, Julius Maada Bio (última fila Iz), el presidente de Liberia, George Weah (última fila C), y otros líderes africanos aplauden durante una sesión de fotos de grupo durante la Cumbre de Beijing del Foro de Cooperación China-África (FOCAC) 2018 en Beijing, China, el 3 de septiembre de 2018. (How Hwee Young/Pool/Getty Images)

En los últimos años, la BRI encontró un creciente rechazo. Debido a una mayor conciencia de los riesgos de la deuda, Malasia, Myanmar, Pakistán, Sierra Leona y Kirguistán, entre otros países, cancelaron, redujeron o aplazaron sus proyectos claves de la BRI.

A fines de 2018, después de que Julius Maada Bio se convirtiera en el presidente de Sierra Leona, el país canceló un proyecto de la BRI de 400 millones de dólares financiado por China para construir un nuevo aeropuerto en las afueras de la capital, Freetown.

Se desconoce sin embargo, en qué circunstancias el gobierno decidió ahora firmar este acuerdo para el puerto industrial. Los ciudadanos de Sierra Leona denunciaron recientemente la falta de transparencia del gobierno y quieren que se aclare la naturaleza del proyecto financiado por China.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.