Pruebas para evaluar si tiene algún riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca

Puede pedirle a su médico que le haga estas pruebas para determinar si está en riesgo
Por ALLISON WILLIAMS
11 de Marzo de 2021
Actualizado: 11 de Marzo de 2021

Le diagnosticaron recientemente una enfermedad cardíaca o tiene antecedentes familiares de problemas en el corazón. Tal vez se pregunte qué puede hacer al respecto, y cómo hacer un seguimiento de su evolución y controlar el riesgo. Si no lo ha hecho, puede que lo haga ahora. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en Estados Unidos, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se estima que se produce una muerte cada 36 segundos. [1]

Hay tres pruebas de laboratorio que suelo pedir a los pacientes con antecedentes personales o familiares de enfermedades cardiovasculares. Mi mentalidad es la prevención, los planes individuales y el tratamiento enfocado para que podamos mejorar la calidad de vida y mantener una buena salud cardiovascular.

Puede que haya oído hablar sobre la inflamación por parte de los médicos y de los anuncios médicos. ¿Pero qué significa? Pues bien, la “inflamación buena”, es cuando uno se corta el dedo y ve que las zonas que lo rodean se vuelven más rosadas y se hinchan ligeramente. Su sistema inmunológico desencadena una respuesta inflamatoria por el corte. La dilatación de los vasos sanguíneos hace que la zona se llene de sangre y llame a diferentes mensajeros inmunitarios que entran en acción para eliminar los restos y defenderse de las bacterias que estaban fuera de la piel. Otras células inmunológicas depositan nuevo colágeno para reparar la piel. Todo esto en un esfuerzo sinfónico para curar el corte.

Una buena inflamación es breve y eficaz. Los mensajeros inmunológicos inflaman correctamente la zona durante un breve periodo de tiempo y luego expiran. Este es un ejemplo de inflamación muy localizada en una zona controlada. La inflamación en todo el cuerpo y a largo plazo es una causa mucho más grave de preocupación.

Este tipo de inflamación indica que todo nuestro cuerpo está bajo presión. Puede estar luchando contra el estrés, los alimentos excesivamente procesados, los medicamentos o los contaminantes ambientales. Esa batalla prolongada y generalizada desgasta el cuerpo, de forma fatal.

Cuando los investigadores o los médicos quieren saber si el cuerpo está sufriendo este tipo de inflamación crónica, analizan la sangre de la persona en busca de la proteína reactiva (CRP).

La PCR es uno de los muchos mediadores inmunitarios del organismo. Cuando las células se dañan, por una infección o una lesión, liberan estos mediadores inmunológicos, unos agentes bioquímicos especiales que tienen diversas funciones para ayudar a afrontar el daño. Los distintos tejidos tienen diferentes tipos de mediadores inmunológicos. Esos mediadores específicos desencadenan respuestas diferentes en función de factores como el tipo de patógeno o la naturaleza de la herida.

El trabajo de la PCR puede darnos una imagen más amplia de cómo funciona la respuesta inflamatoria del sistema inmunológico.

Proteína C reactiva de alta sensibilidad (PCR)

La PCR es una proteína especial que produce la inflamación para ayudar a curar y proteger contra las infecciones. Esta proteína funciona como una señal de humo que se adhiere a las células muertas o moribundas para que otros agentes bioquímicos puedan limpiar las bajas. Cuanto mayor sea la señal de humo de la PCR, más grave podría ser la inflamación.

Tradicionalmente, los médicos utilizaban una prueba que medía la PCR dentro del rango de 10 a 1000 mg/L. Ahora es más habitual utilizar una prueba de PCR de alta sensibilidad, la PCR-as, que puede medir cantidades mucho más pequeñas, de 0.5 a 10 mg/L.

Dado que la prueba de PCR de alta sensibilidad puede detectar cantidades muy pequeñas de PCR en el organismo, puede ser útil para predecir enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio, la arteriopatía periférica y el ictus, que se asocian a la inflamación crónica.

La inflamación crónica del sistema cardiovascular puede generar tensión en los vasos, daños en las células endoteliales que los recubren, disminución del flujo sanguíneo e incluso un mayor riesgo de formación de coágulos. Por este motivo, puede ser útil controlar la PCR-as.

La prueba de PCR-as no es el estándar de oro para determinar el riesgo cardiovascular, pero cada vez se investiga más.

Pero, ¿qué hacer si su PCR-as es elevada? Una de las mejores formas de mejorar su salud es mantener el peso y la masa muscular saludables. Se ha demostrado que la pérdida de peso reduce eficazmente los niveles de PCR-as. Se ha demostrado que el exceso de grasa corporal eleva los marcadores inflamatorios y desencadena una mayor reacción inmunológica. En otras palabras, su cuerpo parece tratar el exceso de tejido graso como si fuera una lesión a resolver, e intenta responder con una respuesta inflamatoria que parece empeorar las cosas.

Homocisteína

Tenemos diferentes tipos de aminoácidos en todo el cuerpo. Los aminoácidos son los bloques de construcción de las proteínas y las proteínas son la fuerza de trabajo del cuerpo. Los aminoácidos también crean enzimas que llevan a cabo procesos biológicos y regulan la expresión de los genes, un aspecto fundamental de la salud humana. La homocisteína es un tipo de aminoácido que se encuentra habitualmente en el organismo. Las vitaminas B6, B12 y el ácido fólico se utilizan para convertir la homocisteína en otros metabolitos, las sustancias utilizadas o creadas en el proceso de las interminables reacciones bioquímicas del cuerpo, conocidas colectivamente como su metabolismo. A menudo la suplementación de estas vitaminas puede reducir los niveles de homocisteína, sin embargo, es prudente buscar otras deficiencias de nutrientes en su conjunto.

Según el libro de Alan Gaby “Medicina Nutricional”, los niveles elevados de homocisteína se relacionan con una mayor incidencia de aterosclerosis (acumulación de placas en las paredes arteriales), coágulos de sangre, derrames cerebrales, osteoporosis, abortos recurrentes, otras complicaciones del embarazo y deterioro cognitivo.

Además, las mutaciones genéticas en el gen MTHFR (metilentetrahidrofolato reductasa) pueden afectar la forma en que el organismo metaboliza la homocisteína y otros aminoácidos en esta vía metabólica. Un estudio reciente realizado en Suecia demostró que los niveles elevados de homocisteína y bajos de metionina se asociaban con un desarrollo más rápido de comorbilidades en pacientes que ya padecían enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, siempre recuerdo a mis pacientes que la homocisteína es solo una pieza del rompecabezas y no se debe utilizar como una herramienta de evaluación aislada. Un estudio realizado por Park et al sugiere que los individuos asintomáticos no tienen un mayor riesgo de padecer una enfermedad coronaria subclínica.

Usted puede ser consciente de la optimización de la vía de metilación de su propio cuerpo mediante la realización de pruebas de laboratorio que evalúen el estado de la vitamina B, la homocisteína, y discutir las pruebas genéticas MTHFR con su médico de familia.

Vitamina D 25-OH

Un tercer marcador biológico importante para evaluar la salud cardiovascular es la vitamina D. Los niveles bajos de vitamina D se relacionan con un mayor riesgo de hipertensión e insuficiencia cardíaca10. La vitamina D es una hormona que puede producirse al exponer nuestra piel al sol, así como a través del consumo de alimentos ricos en vitamina D, como el salmón, las sardinas, las yemas de huevo y el hígado de vacuno11.

Los estudios realizados en pacientes hipertensos han demostrado una relación entre los niveles bajos de vitamina D y el aumento de las hormonas asociadas al incremento de la presión arterial, como la renina y el angiotensinógeno12.

El rango normal de vitamina D 25-OH es de 30 a 100 ng/mL, siendo los niveles entre 20 a 29 ng/mL subóptimos y <20 ng/mL deficientes. La vitamina D también es integral en la salud ósea, la salud mental, la función inmune y la integridad de la piel. Alrededor del 50 por ciento de los pacientes que analizo tienen niveles subóptimos que requieren suplementos regulares para mejorarlos. Si usted no se ha hecho la prueba de sus niveles en los últimos 6 a 12 meses, es probable que sea el momento de hacerse la prueba de nuevo como parte de su examen regular.

A todas las personas con las que trabajo les recomiendo que sean proactivas con su salud. El seguimiento del progreso a través de los análisis de sangre y los biomarcadores específicos, como la PCR-as, la homocisteína y la vitamina D 25-OH, son formas de seguir un cambio positivo en la salud cardiovascular y el riesgo general. Hoy más que nunca tenemos herramientas para observar la salud y mejorarla de muchas maneras.

La Dra. Allison Williams es médico naturista y profesora. Tiene una pasión por ayudar a las personas a mejorar su salud y bienestar para que puedan vivir plenamente. Trabaja con pacientes en Arizona, y también ofrece consultas fuera del estado e internacionales. Para más información, visite drallisonwilliams.com.

Fuentes

  1. https://www.cdc.gov/heartdisease/facts.htm
  2. https://medschool.vanderbilt.edu/vanderbilt-medicine/the-good-the-bad-and-the-ugly-of-inflammation/
  3. Bassuk SS, Rifai N, Ridker PM. High-sensitivity C-reactive protein: clinical importance. Curr Probl Cardiol. 2004 Aug;29(8):439-93. PMID: 15258556.
  4. https://doi.org/10.21705/mcbs.v1i2.14
  5. Kamath DY, Xavier D, Sigamani A, Pais P. High sensitivity C-reactive protein (hsCRP) & cardiovascular disease: An Indian perspective. Indian J Med Res. 2015;142(3):261-268. doi:10.4103/0971-5916.166582.
  6. https://www.uspharmacist.com/article/the-application-of-high-sensitivity-creactive-protein-in-clinical-practice#:~:text=To%20illustrate%20the%20difference%20between,of%20CRP%20in%20the%20blood.
  7. Luan YY, Yao YM. The Clinical Significance and Potential Role of C-Reactive Protein in Chronic Inflammatory and Neurodegenerative Diseases. Front Immunol. 2018;9:1302. Published 2018 Jun 7. doi:10.3389/fimmu.2018.01302
  8. https://www.health.harvard.edu/heart-health/new-insights-about-inflammation
  9. https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/JAHA.119.012638
  10. https://www.mayoclinic.org/tests-procedures/c-reactive-protein-test/about/pac-20385228
  11. https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/2050312120965752#:~:text=They%20regulate%20intercellular%20communication%20and,and%20other%20adverse%20cardiac%20events.
  12. https://www.sciencedaily.com/releases/2014/08/140825084836.htm#:~:text=Summary%3A,a%20number%20of%20chronic%20diseases.
  13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3671388/#:~:text=In%20conclusion%2C%20weight%20loss%20decreased,to%20succeed%20for%20their%20patients.
  14. Alan Gaby, Nutritional Medicine
  15. https://pubmed-ncbi-nlm-nih-gov.scnmlib.idm.oclc.org/12446535/
  16. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7141661/
  17. Park S, Park GM, Ha J, et al. Homocysteine is not a risk factor for subclinical coronary atherosclerosis in asymptomatic individuals. PLoS One. 2020;15(4):e0231428. Published 2020 Apr 8. doi:10.1371/journal.pone.0231428
  18. Judd SE, Tangpricha V. Vitamin D deficiency and risk for cardiovascular disease. Am J Med Sci. 2009;338(1):40-44. doi:10.1097/MAJ.0b013e3181aaee91
  19. Schmid A, Walther B. Natural vitamin D content in animal products. Adv Nutr. 2013;4(4):453-462. Published 2013 Jul 1. doi:10.3945/an.113.003780
  20. Kota SK, Kota SK, Jammula S, et al. Renin-angiotensin system activity in vitamin D deficient, obese individuals with hypertension: An urban Indian study. Indian J Endocrinol Metab. 2011;15 Suppl 4(Suppl4):S395-S401. doi:10.4103/2230-8210.86985

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS