Este puente es tan atemorizante que los conductores lo piensan dos veces antes de cruzar

Por Robert Jay Watson
05 de Septiembre de 2019
Actualizado: 06 de Septiembre de 2019

Conducir sobre un puente, especialmente uno largo, puede ser una experiencia hermosa. Tome el icónico puente Golden Gate en San Francisco, que es pequeño y estrecho donde la bahía de San Francisco se abre para encontrarse con el océano Pacífico. Es difícil imaginar una vista más espectacular e icónica.

Pero para muchos otros, especialmente aquellos que han estado en San Francisco durante un terremoto, la idea de cruzar un puente largo o quedarse atrapado en el tráfico puede ser bastante aterradora.

Si te asusta la idea de estar en un auto en un puente alto y largo, aquí hay uno que definitivamente debes evitar —el puente de la bahía de Chesapeake. Se le conoce como el “puente más aterrador de América”.

He aquí por qué ha adquirido este título.

El puente de la bahía de Chesapeake no es el más alto ni el más largo de los Estados Unidos, pero es bastante aterrador. Este enorme puente, cuyo primer tramo fue construido en 1952, conecta el área metropolitana de Washington, D.C. -Annapolis-Baltimore, con una población heterogénea de casi 10 millones de personas.

Puente de la bahía de Chesapeake
Puente de la bahía de Chesapeake (© Getty Images | JIM WATSON )

Antes de que se construyera el puente, los autos subían a los transbordadores que los llevaban de un lado a otro. Sin embargo, solo 50 a 60 autos podrían acomodar los barcos, por lo que el tiempo de viaje era significativamente más largo de lo que es ahora.

Lo que hace que el puente sea tan aterrador es una combinación única del tráfico, altura, longitud y vista.

El puente tiene casi 61 metro de altura en su punto más alto y más de 6 kilómetros de largo. Debido a que el puente es tan viejo, todos los elementos estructurales, incluidas las vigas metálicas expuestas que lo sostienen, son visibles. Además de esto, las barreras laterales son increíblemente bajas, lo que significa que los conductores pueden ver justo sobre el lado de la bahía, que tiene hasta un poco más de 30 metros de profundidad en algunos puntos.

Dado que el puente de la bahía de Chesapeake se construyó hace tanto tiempo, no hay espacio para un resalto. Si tienes una rueda pinchada o tu auto se descompone y estás atrapado en medio del tráfico. La combinación de todos estos factores juntos lleva a una receta para el pánico.

Los otros problemas que deben enfrentar los conductores que pasan por el puente se deben a su ubicación. Al conectar el área metropolitana de Washington, D.C., con las populares playas de Maryland y Delaware, esto significa que durante la temporada de verano y los fines de semana puede estar increíblemente atestada. Si hay un accidente en la muy transitada I-95, entonces los conductores tienden a usar el puente de la bahía de Chesapeake, lo que aumenta el tráfico.

Mujer conduciendo
Imagen Ilustrativa. (Fotonerd /Pixabay)

Por último, pero no menos importante, la bahía de Chesapeake es conocida por sus violentas tormentas e incluso ha sufrido el paso de huracanes. Cuando eso sucede, estar en el puente, que está tan abierto y expuesto, puede ser particularmente aterrador.

De hecho, muchas personas que tienen fobia a los puentes (gefirofobia) se desencadenan por la estructura, es por eso que muchos servicios de conducción han surgido para atenderlos. La compañía Kent Island Express es uno de esos servicios que proporciona un conductor que puede tomar el volante para que no tengas que hacerlo.

Como explica su sitio web: “¿Nervioso por cruzar el puente de la bahía Chesapeake? Si es así, no estás solo. ¡Nuestra ayuda para transitar por el puente te permitirá relajarte y disfrutar del paseo y la vista!

Conductor preocupado
Imagen Ilustrativa. (Africa Studio/Shutterstock)

El servicio es extremadamente popular, especialmente entre las personas que tienen visiones recurrentes de puentes que se inclinan y colapsan. Terri Robinson de Kent Island Express le dijo al  Washingtonian que el servicio no es solo para personas con ansiedad. “Hemos cruzado pilotos de aerolíneas, pilotos de botes de carrera, policías, bomberos. Llevamos a una pareja que estaba en la Marina, ninguno de los dos podía cruzar el puente”, dijo.

Los pasajeros de Terry a menudo le dicen: “Siento que me voy a caer al suelo”. Aunque no le tiene miedo al puente, sabe el terror que puede causar a los pasajeros y trata de mantenerlos lo más calmados posible.

Mientras que muchos de los puentes sobre el agua de gran envergadura de Estados Unidos  causan temor en los corazones de los conductores, no hay ninguna como el de Chesapeake que puede sacar el niño asustado que todos llevamos adentro.

¿Habías visto una casa como esta moviéndose de un lugar a otro?

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS