Le amputaron el pulgar después de que el hábito de morderse las uñas le causara cáncer

Por Robert Jay Watson
25 de Agosto de 2019 Actualizado: 25 de Agosto de 2019

Todos sabemos que morderse las uñas es un hábito terrible y que es bastante desagradable de presenciar, especialmente cuando se piensa en todos los gérmenes que se pueden contraer a lo largo del día.

Cuando se ven por primera vez las fotos de la mujer australiana Courtney Whithorn, es difícil imaginar que sea una persona nerviosa. Ella sonríe radiantemente y se ve hermosa. Pero como estudiante de bachillerato, Courtney era el blanco de un acoso vicioso, que le quitó la confianza en sí misma y la llevó a morderse las uñas como una forma de lidiar con la presión.

El hábito nervioso de Courtney se centró en la uña del pulgar derecho, y en poco tiempo, la uña desapareció por completo y ella se estaba mordiendo el lecho ungueal. De una manera simple de tratar con el miedo a sus intimidadores, el hábito se saldría de control y se convertiría en una amenaza para la vida.

“Comenzaron los rumores sobre mí y si me sentaba con la gente en el almuerzo, me ignoraban por completo como si no existiera. Morderme las uñas se convirtió en un mecanismo de defensa para mí”, dijo Courtney al The Daily Mail.

De todos los traumas de ese período de su vida, quizás el peor fue que ocultó el pulgar cada vez más doloroso, que se estaba volviendo necrótico, de sus amigos y familiares. “Me quité a mordidas la uña y obviamente era muy consciente de lo negro que era”, dijo Courtney a the Mail. “Mi mano estaba constantemente en un puño porque no quería que nadie la viera, ni siquiera mis padres”, agregó.

Lo único que la mantuvo en pie fue la intervención de un compañero, Tyson Donnelly, que sin conocer a Courtney se opuso a los intimidadores. Un día en la escuela, cuando los oyó seguir adelante, simplemente se acercó y les dijo que se callaran. Después de enfrentarse a los matones, una agradecida Courtney recuerda que: “Me llevó a sentarme con él y así fue como nos conocimos. Hemos estado juntos desde entonces, así que eso es algo bueno que salió de todo eso”.

Aunque las cosas mejoraron mucho después de que Courtney y Tyson empezaron a verse, el daño causado por los años de morder se había hecho. Todo su pulgar estaba claramente en tan mal estado que se lo mostró a sus padres y fue a ver al médico. La refirieron a cirujanos plásticos, que se dieron cuenta de que había un problema más grande que la falta de una uña.

Después de una biopsia, descubrieron algo que conmocionó a la adolescente: el cáncer.

“Cuando los resultados llegaron, me dijeron que era un melanoma maligno que era muy raro tener allí, especialmente para alguien de mi edad y de ese tamaño”, señaló. Courtney y su madre estaban perturbadas por las noticias. Como dijo a the Mail: “Cuando me enteré de que morderme las uñas era la causa del cáncer, me destrozó”.

Los doctores regresaron a ella con noticias terribles, su pulgar entero necesitaría ser amputado para prevenir que el cáncer se propagara. No se sabe mucho sobre el tipo de cáncer de piel que Courtney había contraído, llamado “melanoma subungueño acral lentigoso”.

Después de múltiples cirugías que terminaron en amputación, Courtney todavía no sabe cuál es su destino. “No hay suficiente investigación para decir cuál es la tasa de supervivencia o cuál es la probabilidad de que vuelva”, dijo a the Mail. “Porque no sabemos mucho al respecto. He llorado cada vez que sale al tema”.

Por ahora, Courtney está en remisión, ha logrado terminar sus estudios en la Universidad de Griffiths en Queensland, y ahora tiene un trabajo en el Hospital Robina en la Costa Dorada.

En cuanto a sus consejos para otras personas que se muerden las uñas y son víctimas de intimidación: “Si pudiera decir algo, sería que te defendieras”. Mientras que su familia y su novio fueron invaluables en el proceso de recuperación, Courtney enfatiza: “Sé tu propia persona y sé quien necesitas ser”.

¡Esta niña pequeña intenta hacer un tutorial de cabello!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS