Putin dice que se quedará observando mientras se desarrolla la guerra comercial entre EE.UU. y China

Por Nicole Hao - La Gran Época
14 de Junio de 2019 Actualizado: 14 de Junio de 2019

El presidente ruso Vladimir Putin recientemente comentó sobre la disputa comercial entre Estados Unidos y China, mientras el mandatario chino Xi Jinping se encontraba de visita en Rusia.

El 7 de junio, Putin y Xi pronunciaron discursos de manera consecutiva en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo. Durante la conferencia se le preguntó a Putin si tomaría partido en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Respondió citando un proverbio chino: “Cuando los tigres pelean en el valle, el mono inteligente se sienta a un lado y espera a ver quién gana”, según el artículo del New York Times del 7 de junio sobre la conferencia.

El proverbio citado por Putín deriva de un antiguo texto chino sobre estrategias de guerra. Significa que el tercero se mantiene observando mientras los dos fuertes adversarios luchan entre sí. Cuando los dos quedan exhaustos por el esfuerzo, el tercero saca ventaja.

Hu Ping, comentarista de asuntos chinos radicado en Estados Unidos y editor honorario de la revista política Beijing Spring, dijo a la edición en chino de La Gran Época el 10 de junio que el comentario de Putin indica que no está dispuesto a unirse al régimen chino para enfrentar a Estados Unidos en plena disputa comercial.

Visita de Xi

Xi visitó Rusia del 5 al 7 de junio, en medio de las crecientes tensiones comerciales con Estados Unidos.

Los observadores notaron que a través de los acuerdos de inversión por valor de 20.000 millones de dólares anunciados por los dos países, y las declaraciones públicas de funcionarios chinos, es evidente que China buscó apoyarse en Rusia económicamente en medio de unas amargas relaciones bilaterales con Estados Unidos, su mayor socio comercial.

Un operador de telecomunicaciones ruso firmó un acuerdo con el gigante de las telecomunicaciones Huawei, mientras que un productor de gas natural ruso acordó suministrar gas natural licuado.

El primer día de la visita, Xi dijo que Putin era su mejor amigo. El segundo día, Putin y Xi hicieron un recorrido en barco por los canales de San Petersburgo, la principal puerta de entrada al comercio de Rusia, así como también su centro financiero e industrial.

El portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng, dijo en una conferencia de prensa el 6 de junio que los dos países esperaban aumentar el comercio bilateral, con una meta de “200.000 millones de dólares al año [en un futuro próximo]”.

El comercio bilateral alcanzó un récord de 108.000 millones de dólares en 2018, un 24,5 por ciento más que en 2017.

Los medios de comunicación estatales chinos informaron que los funcionarios rusos hicieron declaraciones sobre el “futuro prometedor para el comercio y la cooperación tecnológica entre Rusia y China”, pero no mencionaron los comentarios de Putin en la conferencia económica.

Relación

Hu Ping comentó que la relación entre las dos naciones es “amistosa en la superficie pero no en el corazón”. Rusia necesita las inversiones financieras y el comercio de China, mientras que China necesita acceso a la tecnología militar rusa, explicó.

En realidad, los dos países tienen una tensa historia en común.

El Partido Comunista Chino (PCCh) fue fundado en 1921 con la ayuda de los comunistas rusos. Cuando el PCCh estableció su régimen en 1949, el cabecilla del Partido Mao Zedong decidió abrir el comercio de China solo con la Unión Soviética como un gesto de agradecimiento.

En 1953, Nikita Khrushchev se convirtió en el líder de la Unión Soviética. Cuando Khrushchev criticó a su predecesor, Joseph Stalin, e inició las reformas generales en 1956, Mao se enfureció. Después de un año de intensas discusiones, la relación entre el régimen del PCCh y la Unión Soviética se rompió en 1957.

En 1968, la Unión Soviética intentó ocupar un territorio reclamado por los chinos en Siberia. Un año después, estalló un conflicto armado entre los dos países comunistas.

No fue sino hasta 1988 que Beijing y Moscú reanudaron la diplomacia. Sin embargo, muchos chinos tienen un sentimiento antirruso debido a la disputa territorial.

“Las contradicciones entre los regímenes de Moscú y Beijing, entre los pueblos ruso y chino, son grandes, pero el gobierno del PCCh no permitirá que el pueblo chino se oponga públicamente a Rusia porque trata a Estados Unidos como su máximo y más poderoso rival [y no quiere tener otro rival fuerte en Rusia]”, dijo Hu a La Gran Época.

Añadió que el régimen chino ve a Estados Unidos como un rival ideológico porque su sistema democrático y capitalista se opone directamente al comunismo.

“El PCCh no quiere tener ningún problema con Rusia porque quiere luchar contra Estados Unidos”, dijo Hu, y añadió que “el Kremlin sabe muy bien que Beijing está preocupado por no romper su relación con ellos”.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal

TE RECOMENDAMOS