Quarles, de la Fed, advierte que un mayor gasto público provocaría una inflación transitoria prolongada

Por Katabella Roberts
21 de Octubre de 2021
Actualizado: 21 de Octubre de 2021

El gobernador de la Reserva Federal, Randal Quarles, advirtió el miércoles que el gasto gubernamental adicional que contempla la administración Biden podría conducir a una inflación “transitoria” que se prolongue demasiado.

En su intervención en una conferencia del Milken Institute en Los Ángeles, Quarles señaló que el banco central ha estado aumentando sus posesiones de valores del Tesoro y de valores respaldados por hipotecas de agencias en 120,000 millones de dólares al mes desde mediados del año pasado, en un esfuerzo por apoyar la economía.

Según se informa, los funcionarios de la Fed se están preparando para empezar a reducir las compras mensuales de bonos ya a mediados del mes que viene o a mediados de diciembre, y empezarán a retirar el apoyo extraordinario desencadenado después de que los cierres por la pandemia paralizaran la economía, informó Bloomberg.

El miércoles, Quarles dijo que está de acuerdo con sus colegas del banco central y con otros economistas en que “la inflación probablemente disminuirá considerablemente el año que viene respecto a su tasa actual, que es muy elevada”, y señaló que la inflación ha sido peor y ha durado más de lo esperado debido a las restricciones de suministro y distribución provocadas por la pandemia COVID-19, y a la demanda de reapertura de la economía, así como a la escasez de mano de obra.

El Departamento de Trabajo informó que el índice de precios al consumo, un indicador clave de la inflación que mide cuánto pagan los estadounidenses por los bienes y servicios, subió un 0.4 por ciento en septiembre. Los precios interanuales aumentaron un 5.4 por ciento, lo que algunos señalaron como el mayor incremento anual desde enero de 1991.

Quarles reconoció que la inflación se encuentra actualmente a más del doble del objetivo a largo plazo del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), pero dijo que “no está preparado para concluir que este periodo ‘transitorio’ es ya ‘demasiado largo'”.

Quarles dijo que apoyaría una decisión de pasar a reducir el ritmo de las compras de activos pronto, lo que sería “totalmente coherente con el plan del FOMC para perseguir nuestros objetivos de máximo empleo y estabilidad de precios a un plazo más largo, y nuestra nueva estrategia de política monetaria”.

“Creo que está claro que hemos superado la prueba de seguir avanzando sustancialmente hacia nuestros mandatos de empleo y de inflación, y apoyaría una decisión en nuestra reunión de noviembre para empezar a reducir estas compras y completar ese proceso a mediados del próximo año”, dijo Quarles.

“Hay que tener en cuenta que las compras de activos están pisando el acelerador, añadiendo cada mes la cantidad de acomodación que la Fed está proporcionando a la economía a través de la presión a la baja sobre los tipos de interés a largo plazo”.

“La reducción de las compras y su finalización en este calendario no es un endurecimiento monetario, sino una reducción gradual del ritmo al que estamos añadiendo acomodación”, continuó.

Sin embargo, Quarles señaló que la oferta va a tardar más de lo previsto en volver a la “normalidad” y dijo que está estudiando “hasta qué punto podría ser impulsada por los programas fiscales adicionales que se están discutiendo actualmente”.

“Si esa dinámica hace que esta inflación ‘transitoria’ se prolongue demasiado, podría afectar a la planificación de los hogares y las empresas y desanclar sus expectativas de inflación”, dijo.

Un cliente compra carne en una tienda Safeway en San Francisco, California, el 4 de octubre de 2021. (Justin Sullivan/Getty Images)

“Esto podría desencadenar una espiral de precios salariales que no se asentaría ni siquiera cuando los cuellos de botella logísticos y las torceduras de la cadena de suministro se hayan aliviado”.

Quarles dijo que los funcionarios federales deben tener cuidado de no reaccionar de forma exagerada ante las interrupciones temporales, por ejemplo, subiendo los tipos de interés “justo cuando la oferta está aumentando”, lo que podría llevar a que la inflación cayera demasiado o, en el peor de los casos, dar lugar a un período prolongado de crecimiento lento y empleo innecesariamente bajo.

“El dilema fundamental al que nos enfrentamos en la Fed en estos momentos es el siguiente: La demanda, aumentada por un estímulo fiscal sin precedentes, ha superado a una oferta temporalmente interrumpida, lo que ha provocado una elevada inflación. Pero la capacidad productiva fundamental de nuestra economía, tal y como existía justo antes de COVID —y, por tanto, la capacidad de satisfacer esa demanda sin inflación— sigue siendo en gran medida la misma, y los factores que la están perturbando parecen ser transitorios”, dijo.

“Si se mira puramente desde ese punto de vista, restringir la demanda ahora, para adecuarla a una oferta interrumpida transitoriamente, sería prematuro. Teniendo en cuenta los retardos con los que actúa la política monetaria, podríamos encontrarnos fácilmente con que la demanda se frena justo cuando la oferta aumenta, lo que nos llevaría a no alcanzar nuestro objetivo de inflación y—en el peor de los casos, podríamos reducir los incentivos para que la oferta regrese, lo que llevaría a un período prolongado de actividad lenta y empleo innecesariamente bajo”, añadió.

Quarles no proporcionó una previsión explícita sobre el aumento de los tipos de interés por parte del banco central.

Las proyecciones publicadas en la reunión de septiembre de la Fed mostraron una división al 50 por ciento entre los funcionarios sobre si sería necesario aumentar su tipo de interés de referencia el próximo año, según Bloomberg. El tipo de interés de referencia ha estado cerca de cero desde el comienzo de la pandemia de COVID-19.

Durante una sesión de preguntas y respuestas, Quarles dijo que “si todavía estamos viendo una inflación del 4 por ciento o dentro de esa zona en la próxima primavera, entonces creo que podríamos tener que reevaluar la velocidad con la que estaríamos pensando en subir los intereses”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS