Qué comer para tener un cabello más saludable

Por Conan Milner
13 de Mayo de 2022 4:02 PM Actualizado: 13 de Mayo de 2022 4:05 PM

A todos los mamíferos les crece pelo, pero el pelo de la cabeza de los humanos es único. Es una de las primeras cosas que observamos de una persona. A diferencia de los ojos, la nariz y otras características faciales prominentes, usted tiene un control significativo sobre su cabello. Puede cortarlo o pintarlo con facilidad, creando un aspecto completamente nuevo a su antojo.

Su cabello cuenta una historia sobre quién es, a dónde va y qué hace. El objetivo final de un peinado es presentar la versión de usted mismo que más desea que el mundo vea. Los adolescentes a menudo buscan estilos que griten rebelión e inconformismo, mientras que los jóvenes profesionales son más propensos a elegir cortes tradicionales y confiables. En algunas culturas, las mujeres se cubren el cabello como una muestra de modestia, mientras que en otros círculos sociales, las mujeres optan por peinados grandes que llamen la atención.

Debido a que el cabello es una característica tan maleable, su expresividad puede estar a la altura de cualquier ocasión. El día de su boda, una mujer puede dedicar horas a una cabellera digna, en vez de la manera que habitualmente tiene de atarse el pelo con un moño y que le toma solo unos segundos. Aquellos que pierden cabello, sin embargo, también pierden esta forma de autoexpresión y están limitados a enviar mensajes que tal vez no quieran transmitir. Una cabellera espesa suele significar juventud, fuerza y ​​virilidad, mientras que el adelgazamiento del cabello (también conocido como alopecia) puede ser un signo de estrés, edad avanzada o enfermedad.

Una cosa es afeitarse la cabeza para libremente proyectar una imagen calva y audaz, pero la pérdida de cabello involuntaria puede ser devastadora. La persona que se ve en el espejo ya no se siente bien. A medida que observa que la línea del cabello retrocede o avanza la calvicie, es posible que tenga la sensación de que su antiguo yo también se desvanece. Con imágenes de mechones extensos y seductores, los productos para la caída del cabello capitalizan nuestro anhelo de juventud.

Aunque los resultados rara vez son tan buenos como las promesas, la búsqueda de la mejora del cabello es un gran negocio, con ventas que suman más de $85 mil millones por año en todo el mundo. Mucho de eso se gasta en acondicionadores y servicios de peinado, pero una porción significativa y creciente se gasta en la restauración del cabello. Según un informe reciente, se prevé que el mercado mundial de restauración capilar alcance los 13,600 millones de dólares para 2028.

Existen numerosos productos y procedimientos que pretenden regenerar el cabello, pero la mayoría de los métodos promocionados no funcionan. Según la American Hair Loss Association, una organización de defensa del consumidor sin fines de lucro dedicada a la concientización pública sobre la pérdida de cabello, “el 99% de todos los productos que se comercializan en la poco ética industria de tratamientos para la pérdida de cabello, son completamente ineficaces para la mayoría de quienes los usan”. Incluso los productos que sí funcionan pueden tener un costo para nuestra salud.

Considere Propecia, un producto farmacéutico clínicamente probado y aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para tratar la calvicie de patrón masculino (también conocida como alopecia androgenética). El ingrediente activo es la finasterida, una sustancia química que bloquea la hormona que provoca la calvicie de patrón masculino. Esta hormona se llama dihidrotestosterona (DHT). El problema es que la DHT también juega un papel importante en la función sexual, incluidos el mantenimiento de la integridad de los nervios, el tejido conectivo y las vías de señalización del órgano reproductor masculino; el bloqueo de la DHT con un medicamento puede contribuir a varios efectos secundarios no deseados. Los estudios sugieren que la finasterida puede causar problemas de erección, matar la libido, promover el cáncer de mama masculino y causar trastornos de la eyaculación.

Aún así, si tener más cabello es su objetivo final, la finasterida puede cumplir. Propecia puede retrasar o detener la caída del cabello en algunos hombres. Para otros, el cabello puede incluso volver a crecer. Por supuesto, las mujeres también experimentan pérdida de cabello, pero no se les receta Propecia. Esto se debe a que la pérdida de cabello en la mujer tiene diferentes causas y el medicamento puede causar problemas graves a las mujeres que lo toman. También se aconseja a las mujeres que eviten las relaciones sexuales sin protección con parejas que puedan estar tomando Propecia, para evitar causar defectos de nacimiento en caso de embarazo. Y se desaconseja que las mujeres embarazadas o que puedan quedar embarazadas toquen las tabletas de Propecia rotas o trituradas, porque la finasterida puede ingresar al torrente sanguíneo desde la piel.

Ayuda para un cabello saludable

Si descubre varios mechones de cabello dando vueltas por el desagüe al final de la ducha, no se preocupe. Incluso aquellos con las melenas más gruesas y saludables experimentan cierta pérdida de cabello porque todos mudamos cabello constantemente. Los adultos suelen perder entre 70 y 100 cabellos por día, pero a la mayoría de nosotros nos crece constantemente nuevo cabello, por lo que la pérdida no se nota. Es cuando algunas secciones del cuero cabelludo dejan de crecer y la piel debajo comienza a mostrarse, que surgen las preocupaciones. La forma más fácil de combatir la caída del cabello es ocultándolo, con una peluca o un sombrero, por ejemplo, pero incluso el tupé más elegante no afrontará el problema subyacente.

La pérdida de cabello es una ventana a nuestra salud interna y puede deberse a varias causas. Sabemos que la mayor parte de la pérdida de cabello masculina es impulsada por hormonas. Para las mujeres que pierden cabello, a menudo se debe a otro tipo de problema hormonal, como una tiroides de bajo rendimiento o glándulas suprarrenales agotadas. El estrés constante puede hacer que se te caiga el cabello. Lo mismo ocurre con la exposición a una toxina como la quimioterapia. Sin embargo, si podemos devolver los niveles hormonales a la normalidad, manejar nuestro estrés y detener cualquier exposición tóxica, el cabello puede regresar.

Nutrición

Otra causa común de alopecia y una de las más fáciles de solucionar, es la mala nutrición. Usted es lo que come; eso es ciertamente así para el cabello. Puede que no duela cuando lo cortamos, pero el cabello sigue siendo un tejido vivo que requiere nutrientes para crecer, al igual que el resto del cuerpo.

Si pasa hambre durante largo tiempo, es probable que pierda cabello. Se pueden encontrar ejemplos entre aquellos que reducen las calorías muy severamente en busca de una rápida pérdida de peso. El método de la dieta relámpago puede ayudarlo a perder kilos no deseados, pero si su cuerpo carece de nutrientes, el cabello podría ser uno de los primeros afectados. Con muy poca comida para alimentar sus numerosos procesos biológicos, el cuerpo canaliza la energía hacia las necesidades más esenciales como una cuestión de supervivencia, y el cabello ocupa un lugar bajo en la lista de prioridades.

Pero no se trata solo de consumir suficientes calorías. El cabello requiere nutrientes específicos para prosperar. Basta con considerar su composición. El cabello está hecho de una proteína resistente llamada queratina, el mismo material del que están hechas nuestra piel y nuestras uñas. Para que el cuerpo produzca queratina, necesita proteínas. El aumento de la ingesta de proteínas por sí solo puede prevenir o incluso revertir la caída del cabello en algunos casos, según una revisión de 2017 de Kaiser Permanente.

La carne, las aves, el pescado y los huevos son buenas fuentes de proteínas, pero no es necesario seguir la dieta Atkins para asegurarse una cabellera abundante. Los productos lácteos y las fuentes vegetales de proteínas, como nueces, semillas y frijoles, también pueden aumentar su ingesta diaria. Otra deficiencia de nutrientes clave relacionada con la caída del cabello es el hierro. La carne de res y los mariscos son buenas fuentes animales de hierro. Las semillas y los frijoles encabezan la lista de hierro de origen vegetal, al igual que las espinacas, los frijoles, el brócoli y los higos.

Si está buscando una bebida segura y saludable para promover el cabello, considere el té de ortiga. Tocar una hoja fresca de esta hierba común produce un doloroso pinchazo, pero una vez que se seca, su aguijón característico desaparece. Un oscuro pero suave té de ortiga es rico en proteínas, hierro y otros nutrientes que el cabello necesita para crecer. Las ortigas también son una buena fuente de sílice, un mineral que promueve la fuerza del cabello.

La ortiga no cuenta con la aprobación de la FDA para tratar la caída del cabello, pero los estudios han demostrado que puede reducir de forma segura la DHT, la hormona responsable de la calvicie de patrón masculino. Las mujeres también pueden beberlo: las ortigas han sido utilizadas por mujeres embarazadas durante siglos. Beba un poco de té para obtener los beneficios nutritivos y pruebe un lavado de cabello con ortiga para estimular y nutrir su cuero cabelludo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.