Qué ha sucedido la primera semana de entrada en vigor de la ley de seguridad de Beijing en Hong Kong

Por Yinyin Liao
08 de Julio de 2020 7:32 PM Actualizado: 08 de Julio de 2020 7:32 PM

El 1 de julio, en el 23° aniversario de la transferencia de la soberanía de Hong Kong del gobierno británico al chino, entró en vigor formalmente la ley de seguridad nacional de Beijing. La ley castiga los delitos de secesión, subversión, terrorismo y colusión con fuerzas extranjeras con penas hasta de cadena perpetua. Además, la nueva ley permitirá a las agencias de seguridad del continente operar en Hong Kong por primera vez.

La ley provocó escalofríos en todo Hong Kong, cambiando inmediatamente la vida cotidiana de los siete millones de habitantes del territorio.

El 30 de junio, la líder ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, se dirigió al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas: “La legislación no socavará ‘un país, dos sistemas’ y el alto grado de autonomía de Hong Kong. Hong Kong es una sociedad libre y diversificada. Respetamos las diferencias de opinión y nos esforzamos para llegar a un consenso”.

Pero la semana pasada ha demostrado lo contrario. El efecto de la ley en el entorno de libertad de expresión de Hong Kong, que alguna vez fue preciado, fue inmediato. El gobierno de Hong Kong se ha adaptado rápidamente a las disposiciones de la ley de seguridad nacional.

Esto es lo que sucedió en Hong Kong en la primera semana que entró en vigencia:

Grupos clave a favor de la democracia se disuelven

El grupo prodemocrático Demosistō se disolvió dentro de las 24 horas posteriores a la promulgación de la ley de seguridad nacional. Sus fundadores —los líderes de protesta juvenil Joshua Wong, Agnes Chow, Nathan Law y Jeffrey Ngo— declararon en las redes sociales su desafiliación oficial con el grupo.

“Por la presente declaro retirarme de Demosistō y continuar la lucha por la democracia y la libertad de Hong Kong con mi capacidad personal. Manténganse fuertes, mis amigos”, tuiteó Nathan Law el 30 de junio.

Demosistō se disolvió oficialmente.

El grupo escribió en Facebook: “Además, después de deliberar, la gente de Hong Kong cree que la operación actual de la Asociación será difícil de continuar y siente profundamente que debe reducirse a cero. Todos deberían continuar luchando de una manera más flexible. Se anuncia ahora que se disolverá y detendrá todas las reuniones a partir de ahora”.

Demosistō formó parte de una nueva generación de partidos políticos de Hong Kong nacidos del Movimiento de los Paraguas 2014, mientras grupos liderados por estudiantes luchaban por el sufragio universal en las elecciones de Hong Kong.

370 arrestados, 10 bajo la ley de seguridad nacional

El 1 de julio es el aniversario de la entrega de Hong Kong a China en 1997. Los residentes se reúnen anualmente en una protesta organizada por el grupo prodemocrático Civil Rights Human Front. Pero este año, la policía prohibió la reunión alegando que violaría las restricciones de distanciamiento social como resultado de la actual pandemia de COVID-19.

El evento del 1 de julio de este año marcó el primer día de Hong Kong bajo la nueva ley de seguridad nacional.

Los hongkoneses protestaron, sin embargo, mientras que la policía antidisturbios reveló una nueva bandera morado que advierte que las personas podrían estar violando la nueva ley.

La bandera dice: “Están exhibiendo banderas o pancartas/cantando consignas/o comportándose con una intención como la secesión o la subversión, que pueden constituir delitos bajo la ley de seguridad nacional”.

Más de 300 personas fueron arrestadas, 10 de ellas bajo la nueva ley de seguridad nacional.

Una joven de 15 años fue una de las tres mujeres arrestadas por agitar una bandera que abogaba por la independencia de Hong Kong. Según la policía de Hong Kong , las otras mujeres fueron arrestadas por llevar estas pegatinas:

Un hombre fue arrestado después de que la policía encontró una bandera de la independencia de Hong Kong en su mochila.

La economía de protesta amarilla se esconde

En torno al movimiento de protesta, surgió un “círculo económico amarillo” como una forma para que los manifestantes de Hong Kong apoyen a las empresas en favor de la democracia. Estos negocios se pueden encontrar usando aplicaciones móviles desarrolladas o listados en línea. También se pueden identificar con emblemas de protesta colgados en la pared o en la tienda. Muchos manifestantes apoyaron estos negocios, como puestos de té de burbujas, restaurantes y tiendas.

Pero cuando la policía de Hong Kong declaró que las consignas de protesta eran ilegales según la ley de seguridad, esas empresas retiraron carteles, etiquetas engomadas, notas adhesivas y volantes que expresaban su apoyo al movimiento, temiendo el castigo bajo la nueva ley.

La policía también visitó restaurantes de “economía amarilla” para advertirles sobre su señalización a favor de la democracia.

Algunos establecimientos han reemplazado las paredes de notas adhesivas llenas de lemas de protesta con notas adhesivas en blanco para continuar expresando su apoyo con símbolos en blanco.

Hablando en código: los lemas de protesta son declarados ilegales

El 2 de julio, el gobierno de Hong Kong declaró ilegal la frase de protesta, “Liberar a Hong Kong, Revolución de nuestros tiempos” (光復 香港, 時代 革命), diciendo que connotaba ideas de secesión y violaba la ley de seguridad nacional. Desde entonces, los hongkoneses comenzaron a idear formas creativas de comunicar la frase de manera “legal”.

Por ejemplo: la frase a continuación dice: “tocino y salchichas, vegetales y fideos salteados”. Su pronunciación en cantonés suena similar a la frase ahora ilegal, “Liberar a Hong Kong, Revolución de nuestros tiempos”.

Otros crearon el eslogan de protesta en un código pictórico mientras los manifestantes buscaban formas de mantener vivos sus cánticos.

Bibliotecas públicas eliminan libros prodemocráticos

Los libros escritos por prominentes figuras prodemocráticas de Hong Kong no están disponibles en las bibliotecas públicas de la ciudad dominada por China, ya que están siendo revisados ​​para ver si violan la nueva ley de seguridad, dijo un departamento del gobierno.

Las bibliotecas públicas de Hong Kong “revisarán si ciertos libros violan las estipulaciones de la ley de seguridad nacional”, dijo en un comunicado el Departamento de Servicios Culturales y de Ocio que administra las bibliotecas.

“Si bien se buscará asesoramiento legal en el proceso de la revisión, los libros no estarán disponibles para préstamo y referencia en las bibliotecas”.

Una búsqueda de libros por el activista, Joshua Wong, o Tanya Chan, política prodemocracia, en el sitio web de bibliotecas públicas mostró que los títulos no estaban disponibles o estaban bajo revisión.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Hong Kong: reprimen las nuevas protestas contra ley de “seguridad” china | Al descubierto

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.