es.theepochtimes.com | SHENYUN.COM Encontrar un show cerca CompartirCompartir
Compartir!
close

Qué hay detrás del sonido “divinamente inspirado” de la Orquesta Sinfónica de Shen Yun

15 de Octubre de 2023

Los asistentes a los conciertos suelen salir de un concierto de la Orquesta Sinfónica Shen Yun describiendo lo que suena como una experiencia espiritual.

“Suena como si viniera del cielo”, dijo Linda Devlin tras un concierto en el Carnegie Hall con Bill O’Keefe, ambos admiradores del conjunto desde hace mucho tiempo. “Es la cuarta vez que asistimos, lo esperamos cada año. Es tan hermoso… Es un lugar tranquilo y estimulante, con sonidos celestiales”.

Richard Eng, que asistió por separado, dijo lo mismo.

“La música de cuerda sonaba como música celestial, y al final, cuando subieron el tempo, con los tambores de fondo, parecía como si estuviera compuesta con Dios entrando en escena”, dijo Eng, gestor de carteras. “Me hizo cerrar los ojos y pensar en el cielo”.

La orquesta está formada por los mejores músicos de Shen Yun Performing Arts, con sede en Nueva York, la principal compañía de danza clásica china del mundo. En 2006, artistas de todo el mundo -incluidos disidentes chinos que escapaban de la persecución del Partido Comunista Chino- formaron la compañía con la misión de revivir 5000 años de civilización china. Durante cinco milenios, ésta se entendió como una civilización de inspiración divina.

El domingo 22 de octubre, la Orquesta Sinfónica Shen Yun volverá a subir al escenario para ofrecer dos únicas funciones en el David Geffen Hall. Las entradas ya están a la venta en ShenYunSymphony.com

Tierra de lo divino

El programa de un concierto de la Orquesta Sinfónica de Shen Yun incluye varios clásicos favoritos, además del plato fuerte del espectáculo: obras originales compuestas para mostrar antiguas melodías e instrumentos chinos trabajando en tándem con una orquesta sinfónica completa de 100 músicos. Estas composiciones originales ofrecen a los oyentes una visión de la cultura clásica china.

Antes de que el comunismo tomara el poder a mediados del siglo XX, China era conocida como el “Imperio Celestial” y la “Tierra de lo Divino”. Aunque las dinastías subieron y bajaron, y las personas en el poder cambiaron, algunos principios espirituales centrales se mantuvieron: los chinos creían que su cultura era un regalo del cielo y buscaban la armonía entre el cielo, la tierra y la humanidad.

Las religiones y filosofías del budismo, el taoísmo y el confucianismo tendrían un gran impacto en la cultura con el paso del tiempo, cada una de ellas haciendo hincapié en la moralidad y la virtud. Así, el concepto de “cultivo espiritual”, o mejora del carácter, era una idea común en toda la sociedad china. Los poetas meditaban antes de componer una sola línea; los artistas reflexionaban sobre su interior antes de pintar una sola pincelada.

Los artistas de Shen Yun han declarado en entrevistas con The Epoch Times que intentan seguir esta tradición, viviendo según los principios de la verdad, la compasión y la tolerancia, y dando tanta importancia a vivir con virtud como al arte y la técnica.

Ying Chen, uno de los directores, dijo en una entrevista pasada que “en Shen Yun, aspiramos a algo que llamamos ‘chun shan, chun mei’, que significa ‘pura bondad y pura belleza'”.

“Creo que ésta es una de las principales razones por las que el público se siente tan elevado e inspirado por Shen Yun”, afirmó.

“Sin el espíritu, la emoción y las demás ideas que se comunican, las notas musicales están vacías y carecen de sentido. El espíritu y el significado dan vida y alma a la música”, dijo Chen. “Abre tu corazón y tu mente, siente lo que dice la música y deja que enriquezca tu vida”.

“Una increíble búsqueda del alma”.

Las reacciones del público han reflejado los comentarios de Chen.
Yvonne Fernandez, directora técnica del Madison Square Garden, dijo que le cambió la vida cuando escuchó a la orquesta en el Carnegie Hall.

“Me hizo olvidar todo por completo. Agudizó mis sentidos. Hice un examen de conciencia increíble”, afirma. “Me devolvió a un cierto estado y luego a esta increíble altura de sentimiento y expansión, como si todo fuera posible y todo fuera posible”.

“También sentí mucha esperanza y deseos, cualquier cosa que quisiera hacer; esta música me hizo viajar completamente”, dijo. “Muchas veces, pensaba para mis adentros, no puedo creer lo que estoy escuchando. No podía creer lo que estaba oyendo”.

“No podía creer que estuviera viviendo este momento escuchando esto”, dijo. “Nunca lo olvidaré. Nunca olvidaré lo que sentí; no quería que acabara”.

En la otra punta del globo, Szu-kai Wei, un reputado experto en piedras preciosas de Taiwán, vivió una experiencia similar.

“La música es realmente maravillosa e inspiradora”, afirma. “Una música así solo puede encontrarse en el cielo… puede hacer que la gente encuentre la fuerza motriz de la vida”.

Jonathan Friberg asistió a un concierto en Chicago y dijo que fue la mejor actuación de su vida.

“Lo sentí en lo más profundo de mi alma. Lo sentí”, dijo. “Fue muy, muy bueno, y en cuanto empezó a sonar la primera canción me puse a llorar. Me hizo sentir que todo iba a salir bien”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí