¿Qué le sucede a tu cuerpo si comes 2 huevos al día? ¿Es realmente tan malo como dicen?

Por Catherine Bolton
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 03 de Diciembre de 2019

Hay mucha desinformación sobre huevos circulando por Internet.

Los huevos han sido durante mucho tiempo un alimento básico para muchas personas en diferentes culturas. Si no los freímos o los hervimos para el desayuno, los encontrará en pasteles u otros platos como albóndigas y salsa para pastas.

Aunque son tan comunes en nuestra dieta, es muy fácil encontrar advertencias que desaniman a los consumidores a comer huevos de forma regular. Se les excluye de las listas de alimentos saludables a incorporar en las dietas, y los límites diarios llevan a algunas personas a evitarlos por completo.

Sin embargo, esto está empezando a cambiar. A medida que los científicos continúan investigando los verdaderos efectos de los alimentos y el ejercicio sobre la salud, se han disipado docenas de nociones preconcebidas, y la precaución que rodea a los huevos no es diferente. Desde la lista sorprendentemente larga lista de nutrientes que contienen los huevos hasta los beneficios adicionales para la salud que pueden proporcionar, hay mucho que decir sobre lo que los huevos pueden hacer por usted y cómo pueden ayudarle a transformar su cuerpo.

huevos
Imagen ilustrativa. (stevepb /Pixabay)

Los huevos proporcionan colesterol “bueno”

Lo más probable es que, si alguna vez ha hablado con un defensor de la disminución del consumo de huevos, haya oído hablar de los peligros de todo el colesterol que contienen.

El colesterol es una molécula, de consistencia cerosa, que el cuerpo humano utiliza para crear células sanas.

La cantidad correcta de colesterol es buena para el cuerpo, pero demasiado colesterol es cada vez más peligroso para la salud del corazón. Por lo tanto, el hecho de que cada huevo de gallina de tamaño regular contenga 187 mg de colesterol, lo que equivale a entre el 50 y el 90 por ciento de la cantidad diaria recomendada por un individuo, puede asustar a mucha gente para que se aleje de este delicioso superalimento.

sangre-arteria
Imagen ilustrativa. (quimono/Pixabay)

Sin embargo, los científicos han aprendido que no todos los colesteroles son creados iguales, y que consumir varios huevos en realidad pueden tener un buen efecto en su nivel de colesterol.

De acuerdo con un puñado de estudios, los individuos que comían varios huevos al día —incluyendo la yema, que contiene la mayoría del colesterol— no vieron problemas de colesterol sino efectos positivos. Los individuos vieron que su colesterol “bueno” (que construye células sanas y ayuda al cuerpo a producir ciertas hormonas) aumenta después de unas pocas semanas de comer varios huevos al día. Su colesterol malo (que es el que puede bloquear las arterias y causar enfermedades cardíacas) permaneció sin cambios, lo que sugiere que el tipo de colesterol que se encuentra en los huevos no es en realidad un factor tan desalentador.

Además, los individuos que comían múltiples huevos al día vieron un cambio importante, no en sus niveles de colesterol sino en su fuente de colesterol.

Dado que el colesterol es una molécula tan importante para el cuerpo, los seres humanos la producen ellos mismos cuando no pueden obtener lo suficiente en su dieta. Viene del hígado, que puede producir los buenos tipos de colesterol necesarios para la construcción celular si la dieta de un individuo no le proporciona lo que necesita.

huevos-omelette
Imagen ilustrativa. (Miroslavik/Pixabay)

Cuando los sujetos de prueba comían múltiples huevos al día, los científicos descubrieron que los sujetos simplemente veían cómo se adaptaban sus hígados, lo que significa que a medida que el colesterol en su dieta aumentaba, sus niveles de colesterol producido por el hígado bajaban. Esencialmente, sus cuerpos se autorregulan, asegurando que no sufran de niveles peligrosamente altos de colesterol mientras comen un alimento tan rico en nutrientes.

Es importante notar que todos los cuerpos son diferentes, y algunos individuos contienen un alelo único en el gen APOE que los hace particularmente sensibles al consumo de colesterol. Por lo tanto, es importante continuar monitoreando los niveles de colesterol, incluso cuando los estudios sugieren que una dieta en particular es segura.

Sin embargo, para la mayoría de las personas sanas, sin embargo, el temor al colesterol no es tan grave como parece, y dos huevos al día en realidad pueden ayudar a sus niveles de colesterol, no perjudicarlos.

Huevos-revueltos
Iimagen ilustrativa. (Hans/Pixabay)

Pueden ayudarle a bajar de peso

Una de las dietas más antiguas que se ha promovido para acelerar la pérdida de peso es la “dieta de los huevos hervidos”, que anima a las personas a consumir una dieta centrada en los huevos durante unos cuantos días para quemar grasa.

La dieta de los huevos es tanto a corto plazo como un poco extrema, pero incluso el simple hecho de añadir dos huevos a la dieta diaria puede tener un efecto positivo en el resultado general de la báscula.

Huevo-cocido
Imagen ilustrativa (RitaE/Pixabay)

El International Journal of Obesity realizó un estudio que comparaba lo que un desayuno de huevo hacía con el metabolismo y la pérdida de grasa cuando se comparaba con una dieta basada en rosquillas, usando controles de energía y densidad para asegurar que un desayuno no cambiara sustancialmente la ingesta calórica o voluminosa.

La adición de un aspecto bajo en grasa al control de las dietas de huevo y rosquillas mostró cambios más marcados, pero no fue solo el hecho de comer una dieta baja en grasa en sí misma lo que marcó la diferencia. Al comparar una dieta de rosquillas baja en grasa con una dieta de huevo baja en grasa, los participantes que comieron huevos vieron una pérdida de peso sustancialmente mayor sin un aumento significativo en sus niveles de colesterol.

¿El razonamiento?

Báscula-peso
Imagen ilustrativa. (TeroVesalainen/Pixabay)

Los huevos contienen un gran contenido de proteínas, por lo que pueden tener un gran impacto en la pérdida de peso. Además, proporcionan una amplia variedad de vitaminas y nutrientes cruciales que demasiadas personas carecen en sus dietas diarias, lo que puede tener un profundo efecto sobre la salud. Sabiendo que una dieta equilibrada es uno de los factores más importantes para perder peso y mantenerse sano, no es de extrañar que un alimento tan rico y vital marque una diferencia tan grande.

Tampoco son solo los nutrientes de los huevos los que tienen un impacto. Los huevos son un alimento notoriamente bajo en calorías, pero el alto contenido de proteínas los hace sentir densos, haciéndolo sentir más lleno por más tiempo. Para las personas que están tratando de evitar los bocadillos extras y seguir un plan de dieta de calorías fijas, son un ingrediente fantástico para evitar que se sienta hambriento y que busque papas fritas a lo largo del día.

Pueden mejorar su vista y su sistema inmunológico

La mayoría de la gente piensa en la sección de productos naturales cuando se trata de mejorar la salud en general. Existe el viejo adagio de que “una manzana al día mantiene alejado al médico”, y los padres han estado persuadiendo a sus hijos para que coman más zanahorias durante generaciones prometiéndoles “mejor vista”. Por supuesto, las manzanas y las zanahorias son geniales.

Sin embargo, hay muchos otros alimentos que no reciben el crédito que merecen, como los huevos. La amplia gama de nutrientes que se encuentran en los huevos también ofrecen algunos beneficios impresionantes.

manzana
Imagen ilustrativa. (pasja1000/Pixabay)

El selenio, un compuesto químico que se encuentra predominantemente en la tierra, tiene fuertes propiedades antioxidantes, tales como estimular el sistema inmunológico. Se ha descubierto que las personas con VIH y enfermedad de Crohn tienen niveles bajos de selenio, y los estudios han relacionado el selenio con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, Alzheimer y más. Se cree que el selenio también puede ayudar a mejorar la memoria y la salud de la tiroides, e incluso puede ayudar a regular el asma.

En lo que respecta a la vista, los huevos no pueden revertir exactamente la ceguera, pero pueden prevenir la degeneración muscular, ya que en realidad contienen la misma xantofilia que las zanahorias, la llamada luteína.

Mujer-lentes
Imagen ilustrativa. (andreas160578/Pixabay)

La luteína se utiliza en las plantas para ayudar en el proceso de fotosíntesis, pero funciona para los seres humanos de una manera diferente. Cuando entra en el torrente sanguíneo, la luteína se transporta a la retina, donde sirve como barrera protectora para que el ojo mantenga la retina afilada, sana y sin daños.

Los científicos descubrieron que los huevos son en realidad una gran fuente de luteína hasta mediados de la década de 2000. Sin embargo, gracias a la investigación, los nutricionistas y los expertos en salud ahora pueden recomendar comer huevos todos los días como una forma de evitar tener que gastar mucho dinero en gafas nuevas o lentes de contacto.

Descargo de responsabilidad: Este artículo es sólo para fines informativos y no es un sustituto del consejo médico profesional.

****

Mira a continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

TE RECOMENDAMOS