“Random Acts of Flowers”, una organización que entrega flores y lleva sonrisas a los pacientes

Una organización entrega flores no solicitadas, amabilidad y una dosis de alegría
Por Andrew Thomas
28 de Diciembre de 2020 3:01 PM Actualizado: 28 de Diciembre de 2020 3:01 PM

En un mundo agitado, pequeños actos de bondad pueden tener un impacto significativo en la vida de las personas. Para Larsen Jay de Knoxville, Tennessee, fue después de un traumático accidente que descubrió el poder curativo de las flores.

Un día de verano de 2007, Jay estaba trabajando en el tejado de su taller, con una lona en la mano, tratando de arreglar una fuga mientras su esposa estaba fuera de la ciudad. Había estado subiendo y bajando la escalera repetidamente, pero al subir a lo alto por 15ª vez, la escalera se derrumbó. Se desplomó de cara hacia el concreto.

Jay se rompió el brazo izquierdo, la muñeca izquierda, el codo derecho, el fémur derecho, la nariz y sufrió 10 fracturas de cráneo. Afortunadamente, permaneció consciente y se las arregló para usar su celular para llamar al 911. Dos días después, se despertó en la unidad de cuidados intensivos frustrado, confundido y con un dolor inmenso. Podía recordar haber escuchado gritos, quejidos y llantos.

Y luego, al tercer día, le entregaron un ramo de flores.

Para su sorpresa, las flores siguieron llegando.

“Cuando empezaba a sumergirme en ese agujero de desesperación, había otra ronda de ramos que venía”, dijo Jay.

Flores curativas

Al final de su primera semana en el hospital, Jay comenzó a enloquecer. Finalmente convenció a sus enfermeras y a su familia para que lo llevaran en silla de ruedas por el pasillo. Cuando salió de su habitación, le sorprendió la atmósfera estéril y sin vida del hospital. Mientras recorría los pasillos, vio cómo muchos otros pacientes estaban en habitaciones desprovistas de color y alegría, a diferencia de la atmósfera floral de “jungla de alegría” de su habitación.

“Olía diferente. Se veía diferente. Se sentía raro”, recordó Jay.

Jay volvió a su habitación y quitó todas las tarjetas que venían con sus flores, y comenzó a cargar tantas como pudo en su silla de ruedas. La primera habitación que visitó fue la de al lado, que era un lugar de donde había oído salir ruidos desconcertantes. El paciente de la habitación era una mujer claramente desesperada y agotada, y él podía verlo en sus ojos. Le dio un gran ramo de flores, y su reacción fue palpable.

“Pasó de esos ojos desesperados, ya terminé, de tirar del enchufe, a estar completamente sonriente, simplemente llorando lágrimas de alegría”, dijo Jay.

Random Acts of Flowers fue fundada en 2008. (Cortesía de Random Acts of Flowers)

Cuando Jay fue a la habitación de al lado, se encontró con un hombre que estaba cuidando de su esposa; ella había sufrido una caída. Le contó a Jay cómo había sido jardinero y le describió las plantas que había utilizado para cultivar. Jay le dio una de las plantas de su silla de ruedas.

Jay dijo que al darle al hombre algo de lo que ocuparse mientras cuidaba a su esposa, era como si tuviera su jardín de vuelta.

Bondad y humanidad

Le tomaría 13 cirugías y tres meses en una silla de ruedas para que Jay comenzara a recuperarse, y pasó mucho tiempo solo. No dejaba de pensar en las interacciones que tenía con los pacientes del hospital, y también quería hacer algo para honrar el hecho de que había sobrevivido a su accidente. También se concentró en cuántos de los pacientes que había conocido no tenían a nadie que los apoyara.

Jay pensó que debía haber una organización o grupo que entregara flores a los pacientes que necesitaban un acto de bondad. Mientras investigaba, descubrió que nadie estaba haciendo lo que él había hecho en el hospital de manera formal. Un día, comenzó a escribir ideas, y se le ocurrió la idea de Random Acts of Flowers. Él y su esposa fundaron oficialmente la organización en 2008, un año después de su accidente.

“En este mundo realmente ridículo y sobrecomplicado que va tan rápido y está tan impulsado por la tecnología, son los fundamentos los que impulsan a la humanidad. No son las noticias o la tecnología. Es el núcleo de la humanidad lo que es realmente lo más importante”, dijo Jay.

Un voluntario entrega un ramo a una persona mayor. (Cortesía de Random Acts of Flowers)

Una llamada

Random Acts of Flowers se convertiría en el llamado y el enfoque de Jay en la vida.

En julio de 2011 se encontró con una enfermera que le pidió que entregara flores a uno de sus pacientes. Le dijo que había una mujer al final del pasillo que había estado en el hospital durante las últimas dos semanas, y que no esperaba que viviera una semana más.

Jay llamó a su puerta y asomó la cabeza en la habitación. Le dijo que tenía un envío para ella, pero la mujer le dijo que se había equivocado de habitación. Insistió en que se había equivocado, pero él le aseguró que las rosas que había traído eran para ella. Cuando le entregó el ramo, toda su aura había cambiado. Abrumada por la alegría, ella lo tomó del brazo y le dijo que era el primer hombre que le había dado flores en su vida.

Esta experiencia fue lo que Jay describió como su “momento a-ha”, y después decidió con su esposa dejar su negocio y dirigir Random Acts of Flowers a tiempo completo.

“Dar flores es uno de los gestos más universales que atraviesa todas las razas, religiones, niveles de ingresos, discapacidades, lo que sea, no importa”, dijo Jay.

Conexiones florales

Una de las experiencias más memorables de Jay fue la entrega de arreglos florales en un centro de cuidados para ancianos. Una de las enfermeras que conocía le pidió que pusiera las flores más aromáticas en el carro, y él olfateó y encontró un ramo.

Justo antes de entrar en la habitación, la enfermera le dijo que el paciente era ciego. Cuando entró en la habitación, la mujer se sentó inmediatamente en su silla y exclamó: ” ¡Esos son lirios Stargazer!”. Ella había sido jardinera y los identificó por su fragancia.

“Le devolvimos su jardín. Le devolvimos esos recuerdos”, dijo Jay.

Random Acts of Flowers ha entregado 550,000 ramos hasta la fecha. (Cortesía de Random Acts of Flowers)

No sólo Jay y Random Acts of Flowers traen sonrisas a los pacientes, sino que los estudios han demostrado que las flores tienen un efecto médico positivo en la salud física y mental. Pueden reducir la ansiedad, bajar la presión arterial y mejorar la perspectiva de la vida.

Random Acts of Flowers no elige a quien recibe las flores. Los profesionales de la salud locales están más familiarizados con sus pacientes, y saben quién es el más necesitado de una entrega especial.

Hasta la fecha, Random Acts of Flowers ha hecho 550,000 entregas en todo el país, y Jay nunca ha conocido a un destinatario que no haya tenido una reacción positiva a las flores. A Jay le gusta decir que la vida de alguien puede ser cambiada por la basura de otro, y Random Acts of Flowers dona arreglos usados en bodas y funerales, además de flores que de otra manera se habrían desperdiciado. Los voluntarios arman los ramos a mano, y las flores que no son aptas para ser donadas se convierten en abono.

“En lugar de ir a la basura, podemos convertirla en sonrisas”, dijo Jay.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

¿Sabía?

Cada año miles de personas se reúnen en Taiwán para inspirar a los perseguidos en China continental

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.