Rastrean enorme tiburón blanco que viaja por meses desde Canadá para dar a luz

Por Venus Upadhayaya - La Gran Época
17 de Mayo de 2019 Actualizado: 17 de Mayo de 2019

Luna, un tiburón blanco de 4,5 de largo y una tonelada de peso, comenzó su viaje desde la costa canadiense en octubre de 2018, y está a punto de alcanzar un nuevo hito. Se dirige hacia el extremo sur de Florida desde donde se moverá hacia el noreste de Estados Unidos para dar a luz.

Luna fue rastreada durante meses por OCEARCH, una organización sin fines de lucro que etiqueta y rastrea tiburones. La última vez la encontraron en la costa de Carolina del Sur, cerca de Charleston, a 130-160 kilómetros de la costa el 9 de mayo.

El rastreo, también llamado “ping”, ocurre cuando la aleta dorsal de un tiburón blanco sale hacia la superficie del agua y transmite una señal que alerta su presencia a un satélite que envía su geolocalización al sistema de rastreo, de acuerdo con OCEARCH.

Un buque de rastreo de tiburones de OCEARCH. (Créditos: Nichole Ring/OCEARCH)

Junto a Luna también se han unido otros tres tiburones en Outer Banks, Carolina del Norte, y juntos disfrutarán de la abundante vida costera antes de empezar su período de reproducción, informó el Daily Mail.

“Dos de los tiburones más grandes que estamos rastreando sonaron hoy para avisarnos que ambos están en la costa de Carolina del Sur. Luna, de 4,5 metros de largo, está en Charleston Bump, mientras que Caroline, el tiburón blanco de 4 metros, está mucho más cerca de la orilla de Edisto Beach”, dijo OCEARCH en un comunicado en su página de Facebook.

Los tiburones blancos viajan largas distancias, a veces miles de kilómetros, en busca de buenas estaciones y para dar a luz.

Etiquetando tiburones

Los tiburones son etiquetados para investigación científica. De acuerdo con OCEARCH, cada tiburón cuenta con tres tipos diferentes de etiquetas: Posición y Temperatura Inteligente (SPOT en inglés), Satélite de Archivo Emergente (PSAT en inglés) y una etiqueta acústica.

“Cada dispositivo recopila datos de manera diferente, que al combinarlos brindan una comprensión mucho más completa de los movimientos del tiburón”, dijo OCEARCH en un comunicado de prensa.

Las etiquetas SPOT se montan en la aleta dorsal y transmiten la geolocalización del tiburón cuando el tiburón sale sobre la superficie. Funcionan con pilas y cada una de ellas dura más de cinco años.

Las etiquetas acústicas, que duran aproximadamente 10 años, se implantan quirúrgicamente en el abdomen y comunican la presencia de un tiburón a los receptores que se encuentran en el fondo del mar, arriba y abajo de la costa.

“Las etiquetas PSAT registran la profundidad, la temperatura y los niveles de luz (utilizados para la geolocalización) y almacenan los datos en la memoria. Las etiquetas no transmiten ninguna información mientras están en el tiburón, sino que están programados para separarse del tiburón seis meses o un año después de la conexión, flotar a la superficie y transmitirnos los datos por satélite”, dijo el comunicado.

El equipo de OCEARCH etiqueta a un tiburón blanco llamado Costa. (Créditos: Nicole Ring/OCEARCH)

¿Cómo los tiburones se convierten en madres?

Los tiburones son peces que nacen de huevos. Dependiendo de cómo y dónde ponen sus huevos, hay dos tipos de madres tiburón.

Los tiburones blancos son tiburones vivíparos y sus huevos se incuban en el interior del útero y las crías maduran por dentro antes de dar a luz. El proceso de crecimiento dentro del útero difiere de una especie a otra.

La Dra. Gisele Montano, una investigadora asociada de reproducción en SeaWorld, le dijo a OCEARCH que no es fácil que los tiburones se conviertan en madres y que las madres tiburón dedican mucha energía a criar sus huevos ya que el período de gestación puede durar muchos meses.

“Agrega además de eso, el violento proceso de copulación al comienzo. Al final, tiene un gran impacto en los cuerpos de las madres tiburón. Por esta razón, la Dra. Montano dice que muchos tiburones realizan ciclos cada dos años (ciclos de tiburones oscuros cada 3 años) para permitir que sus cuerpos se recuperen”, dijo OCEARCH en una publicación en su sitio web.

El segundo tipo de madre tiburón son ovíparas. Ponen huevos una vez que están listos, pero no se quedan para cuidarlos.

“Los huevos tienen zarcillos que se adhieren a estructuras en el fondo del lecho marino, como el coral, la esponja o las rocas que protegen a los huevos. Una vez que se desarrolla el tiburón bebé dentro del huevo, se prepara para defenderse sin ninguna madre que lo proteja”, explicó OCEARCH.

 

***

Te puede interesar

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS