Más razones para consumir brócoli

22 de Marzo de 2016 Actualizado: 22 de Marzo de 2016

El brócoli es una verdura crucífera que aporta grandes beneficios al organismo. Es recomendada para ser uno de los primeros alimentos que consuman los niños ya que por su forma de “arbolito” llaman la atención de los más pequeños.

El brócoli ya estaba asociado con la reducción del riesgo de muchos tipo de cáncer como el de mama, próstata y colon consumiéndolo una media de entre tres y cinco veces por semana.

Ahora una nueva investigación asegura que incluirlo en la dieta también podría proteger al organismo del cáncer de hígado, evitar que se desarrolle un hígado graso o la enfermedad de hígado graso no alcohólico, que pueden llevar a que ese órgano no funcione correctamente y generar un hepatocaricioma, un cáncer de hígado con una alta tasa de mortalidad.

La investigación liderada por Elizabeth Jeffery de la Universidad de Illinois de Estados Unidos estudió el cáncer hepático y su relación con el brócoli debido a la epidemia de obesidad que afronta el país norteamericano y muchos otros países en el mundo, ya que esa enfermedad aumenta el riesgo de cáncer de hígado.

La dieta de los estadounidenses, al igual que la de otros países industrializados es mayoritariamente rica en grasas saturadas y azúcares añadidos, dos tipos de alimentos que se almacenan en el hígado y pueden convertirse en grasa corporal. Así llevar una dieta alta en grasas y azúcares, y tener un exceso de grasa corporal está relacionado con el desarrollo de hígado graso no alcohólico, y puede llevar a enfermedades tales como la cirrosis y el cáncer de hígado.

Efectos del brócoli

El brócoli es un vegetal que contiene compuesto bioactivos y podría impedir la acumulación de grasa en el hígado y proteger el hígado graso no alcohólico, así lo han demostrado investigaciones anteriores realizadas con ratones.

Jeffery y su equipo quisieron averiguar qué sucedía si alimentaban con brócoli a ratones con un conocido carcinógeno, que causa cáncer de hígado. Para la investigación estudiaron a cuatro grupos de ratones, algunos llevaron una dieta normal o típida de la población estadounidense, y otros recibieron o no recibieron brócoli. Como resultado encontraron que el brócoli puede proteger contra el cáncer de hígado.

Además aunque sólo utilizaron brócoli los autores de la investigación consideran que otros vegetales de la familia del brócoli como la coliflor o la col de Bruselas podrían generar el mismo efecto.

El cáncer de hígado se da por dos grandes factores que son el exceso de productos altos en grasas y azúcares en la dieta, y el consumo excesivo de alcohol. Jeffery explica que “es muy difícil que las personas comunes y corrientes puedan tener una dieta a base de verduras debido a la gran cantidad de comida rápida que se encuentra en todas partes”, pero se mostró ilusionada de que “gracias a su creciente popularidad, es posible ver brócoli en más lugares y muchos restaurantes lo ofrecen dentro de su menú”.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS