Razones por las que el maíz debe estar en la dieta

03 de Febrero de 2017 Actualizado: 03 de Febrero de 2017

Es uno de los alimentos más consumidos, junto con el trigo, y su aporte consiste en 265 calorías cada 100 gramos de maíz.

Actúa como fuente de hidratos de carbono debido a su alto contenido de almidón y también posee proteínas; en tanto, se recomienda su consumo en compañía de verduras y legumbres para permitir su complementación: una de las mejores combinaciones es la del maíz con la quinoa.

En primer lugar, se aconseja consumir el choclo cuando está fresco o congelado. Por lo tanto, se deben evitar los productos enlatados, ya que estos contienen grandes cantidades de sodio agregadas -método empleado para conservar los alimentos-.

La lista de propiedades contempla su alto contenido de fibra soluble, la cual se mantiene en el aparato digestivo durante un lapso prologando por lo que se traduce en saciedad. Asimismo, esta fibra ayuda a controlar el estreñimiento y el colesterol, mientras brinda protección contra algunos tipos de cáncer.

[insert page=’alimentos-organicos-consumir’ display=’template-relacionadas.php’]

A continuación, se resaltan los principales aportes del maíz para el correcto funcionamiento del organismo:

  • La vitamina B7 o biotina es imprescindible para la absorción de las proteínas y la salud del pelo y la piel, entre otras funciones.
  • La vitamina B1 o tiamina es necesaria para el buen funcionamiento cerebral. La carencia de ésta produce algunos síntomas como la depresión, el cansancio y el estrés, entre otros.
  • La niacina mejora la circulación y reduce la hipertensión.
  • El ácido fólico o vitamina B9 cumple un rol esencial en la prevención de los ataques cardíacos, al igual que en el tratamiento de la depresión y en la formación del feto al ayudar a prevenir los casos de espina bífida.
  • El inositol es un componente que hace funcionar mejor al hígado y contribuye con la eliminación del colesterol, además de la conservación de la piel y el cabello. Una deficiencia de este elemento podría generar un aumento del colesterol, problemas en la piel o la caída del pelo.
  • La vitamina A está presente en forma de betacarotenos: estos actúan como antioxidantes en la prevención de varias enfermedades degenerativas y cumplen un papel sustancial como desintoxicantes del organismo. También son importantes para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Asimismo, los beneficios contemplan el aporte de minerales: potasio, magnesio, hierro, fósforo y cinc. El maíz es especialmente rico en manganeso y esto contribuye en el crecimiento de los huesos y en la formación de los músculos. Además, el selenio previene la aparición de caspa y diferentes tipos de cáncer. En tanto, el cinc ayuda a formar los huesos y dientes, y también es bueno para la salud del sistema inmunitario.

SUAT te invita a sumar este alimento en tu dieta cotidiana y también te recuerda que es fundamental consultar con un especialista porque las necesidades de cada organismo son diferentes.

Lic. Magela Mallada
Nutricionista de SUAT

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS