Reabren algunas escuelas chinas mientras la población teme por nuevos brotes del coronavirus

Por Nicole Hao
29 de Marzo de 2020
Actualizado: 29 de Marzo de 2020

Al menos 209 estudiantes de último año de una escuela secundaria en la provincia suroccidental de Guizhou desarrollaron fiebre y diarrea -síntomas típicos del virus del PCCh- desde el 24 de marzo. Las autoridades gubernamentales dijeron más tarde que se enfermaron después de beber agua contaminada, pero los habitantes locales se preocuparon de que pudieran estar infectados con el coronavirus.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus chino como el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) porque el encubrimiento y la mala gestión del PCCh permitieron que se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

Desde las vacaciones del Año Nuevo Lunar, todas las escuelas en China, desde el preescolar hasta la universidad, permanecieron cerradas y no volvieron a abrir durante el semestre de primavera.

Todos los estudiantes han estado estudiando en línea desde el 10 de febrero, el primer día del nuevo semestre en China.

Pero en las últimas semanas, a medida que el régimen chino impulsó la narrativa de que dentro de las fronteras de China el virus está contenido, algunas regiones comenzaron a reducir las restricciones.

Para permitir que los estudiantes del último año estudien para el próximo examen de ingreso a la universidad en junio, algunas escuelas secundarias de la provincia de Qinghai reabrieron el 9 de marzo. Luego la provincia de Guizhou y Xinjiang reabrieron el 16 de marzo las escuelas para los estudiantes del último año de secundaria y de la escuela media. A su vez las provincias de Yunnan y Ningxia reabrieron el 23 de marzo las escuelas del último año.

La mayoría de las escuelas de China han permanecido cerradas. La Comisión de Educación municipal de Beijing aclaró el 11 de marzo que aún no han fijado para la ciudad una fecha para la reapertura.

Escuela secundaria Jinping

Jinping es un condado dentro de la prefectura de Qiandongnan en la provincia de Guizhou.

El 27 de marzo, el gobierno del condado de Jinping anunció que algunos estudiantes de último año de la Escuela Secundaria Jinping comenzaron a tener fiebre, dolores de estómago y diarrea a partir del 24 de marzo.

A las 10 p.m. del 26 de marzo, 209 estudiantes fueron reportados enfermos, de los cuales 199 recibieron tratamiento hospitalario. Los otros 10 se quedaron en la clínica dentro de la escuela.

Después del tratamiento, esos 10 estudiantes fueron dados de alta de la clínica y 196 estudiantes fueron dados de alta del hospital, dejando a otros tres para que continúen internados el 27 de marzo.

Más tarde ese día, el gobierno del condado de Jinping anunció que los estudiantes fueron diagnosticados con gastroenteritis aguda por Escherichia Coli (E. Coli).

El gobierno del condado alegó que el proveedor de agua local había interrumpido el servicio el 23 de marzo. La escuela usó sus propios recursos de agua para abastecer el edificio de la escuela. Pero el agua estaba infectada con E. Coli, haciendo que los estudiantes se enfermaran.

Sin embargo, los ciudadanos chinos no confiaron en la explicación del gobierno.

Los estudiantes de secundaria se someten a exámenes antes del “Gaokao” anual, o exámenes de ingreso a la universidad, en la ciudad de Handan, provincia de Hebei (China), el 23 de mayo de 2018. (AFP/Getty Images)

Preocupaciones

El 26 de marzo, se filtró en línea un documento del centro de mando de la prefectura de Qiandongnan, un nuevo departamento del gobierno en respuesta al brote del virus del PCCh. Los ciudadanos lo compartieron ampliamente.

El centro de comando dijo que revisó los casos de los estudiantes de la secundaria Jinping y lo designó como “un incidente de seguridad y salud pública”. El centro instruyó a todas las escuelas de la prefectura a monitorear las condiciones de salud de los estudiantes durante los dos días siguientes.

El centro también pidió al director de cada escuela que se responsabilizara si los estudiantes se enferman.

Un incidente de salud pública sería manejado normalmente por las oficinas de salud locales. El centro de comando solo está a cargo de los asuntos relacionados con el coronavirus. Este documento alimentó aún más la preocupación de los ciudadanos de que los estudiantes pudieran estar infectados con el virus del PCCh.

Según datos de la Comisión Nacional de Salud de China, no ha habido nuevas infecciones del virus en la provincia de Guizhou desde el 16 de febrero.

El 27 de marzo, la Comisión Nacional anunció solo una nueva infección doméstica en toda China, un caso en la provincia de Zhejiang. Para el 28 de marzo, anunció una nueva infección doméstica en la provincia de Henan.

Pero hay indicios de que la epidemia es más grave de lo que las autoridades admiten.

El 27 de marzo, la Administración Cinematográfica de China notificó a todos los cines de China que mantuvieran sus puertas cerradas.

Desde el 17 de marzo, algunos gobiernos locales permitieron que los cines vuelvan a abrir. El periódico estatal chino The Paper informó el 27 de marzo que 495 cines en todo el país habían reabierto sus puertas para el 24 de marzo y que Shanghai planeaba reabrir 205 cines el 28 de marzo. Ahora, todos los cines debían cerrar hasta que las autoridades centrales les notifiquen que pueden reabrir, según el aviso de la Administración de Cine.

El Primer Ministro de China, Li Keqiang (C), habla mientras visita una obra de construcción de un nuevo hospital que se está construyendo para tratar a los pacientes de un brote de un virus mortal en Wuhan, en la provincia central de Hubei, China, el 27 de enero de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

Mientras tanto, el premier chino Li Keqiang dio un discurso en Beijing el 23 de marzo, en el que advirtió contra la divulgación de datos falsos.

En una reunión del grupo de trabajo sobre epidemias del gobierno central, Li dijo que estaba de acuerdo con la opinión de ciertos epidemiólogos de que el virus “no desaparecería repentinamente como lo hizo el SARS (síndrome respiratorio agudo severo) en 2003”.

La mayoría de las regiones de China comunicaron que no se habían producido nuevas infecciones domésticas en los últimos días. “Por supuesto, esto es lo que la gente quiere ver. Pero debemos recordar que las estadísticas de la situación de la epidemia deben ser oportunas, verdaderas y precisas. No podemos ocultar los casos para lograr cero infecciones”, dijo Li.

A continuación

China pierde 21 millones de usuarios de teléfonos ¿Cuántos por la pandemia?

TE RECOMENDAMOS