Recién casados estadounidenses en luna de miel gravemente heridos en el volcán de Nueva Zelanda

Por Isabel van Brugen
10 de Diciembre de 2019 Actualizado: 10 de Diciembre de 2019

Los recién casados estadounidenses que se encontraban en Nueva Zelanda en su luna de miel han sido gravemente quemados en la letal erupción volcánica del 9 de diciembre, que causó la muerte de al menos cinco personas, según los informes.

De acuerdo al New Zealand Herald, en el momento de la erupción volcánica, la pareja de Virginia, Matthew y Lauren Urey, se dirigieron desde el crucero Royal Caribbean Ovation of the Seas a White Island para realizar una excursión de un día.

Matthew, de 36 años, sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo, mientras que su esposa, Lauren, de 32 años, fue llevada a un hospital de Auckland para ser operada después de sufrir quemaduras en más del 20 por ciento de su cuerpo, según informes.

Más tarde, Matthew llamó a su madre angustiada para decirle que habían resultado “gravemente quemados”, informó The Washington Post.

“Dijo que intentaría llamar tan pronto como pudiera, pero que hablar y hacer llamadas telefónicas era difícil”, dijo la madre de Lauren, Barbara Barham al Post.

“Tenía las manos tan quemadas que le resultaba difícil hacer una llamada telefónica”, añadió.

“Obviamente, estoy entrando en pánico. No sé cómo actuar. Siento que debería estar llorando, pero ni siquiera puedo llorar”.

Al menos cinco personas han sido confirmadas como muertas por la erupción, mientras que otras ocho han sido catalogadas como desaparecidas y presuntamente muertas. Además de los recién casados estadounidenses, otros 29 fueron hospitalizados después de la erupción, dijeron las autoridades, con 27 en total que tienen quemaduras en al menos el 30 por ciento de sus cuerpos.

El Comisionado Adjunto John Tims de la Policía de Nueva Zelanda emitió hoy una corrección a una declaración anterior que decía que se llevaría a cabo una investigación criminal sobre las circunstancias que rodearon la erupción en White Island.

“Para corregir una declaración anterior, es demasiado pronto para confirmar si también habrá una investigación criminal”, dijo Tims. “La investigación policial en nombre del forense se llevará a cabo en paralelo con una investigación de WorkSafe Nueva Zelanda”.

“WorkSafe Nueva Zelanda ha abierto una investigación de salud y seguridad sobre los daños y la pérdida de vidas causadas por la erupción”.

“Como regulador de salud y seguridad en el lugar de trabajo y administrador de las Normas de Actividades de Aventura, WorkSafe investigará y considerará todos los asuntos relevantes de salud y seguridad en el trabajo que rodean a este trágico evento”.

Un paramédico de cuidados intensivos que voló para ayudar a las víctimas de la erupción del lunes describió lo que él vio como una “experiencia impactante”, comparando la escena en White Island con la reciente miniserie de televisión “Chernobyl”.

“Todo estaba cubierto de cenizas. Fue una sensación bastante abrumadora”, dijo Russell Clark a Reuters.

Clark trabaja con el servicio de emergencia del Helicóptero de Rescate Westpac de Auckland, que fue enviado a Whakatane para ayudar en los esfuerzos de rescate. Whakatane, en la costa este de la Isla Norte, es la base principal de las excursiones a White Island, a unos 30 kilómetros de la costa.

Clark dijo que habían recibido informes de un número de bajas y múltiples pacientes en botes mientras volaban a la isla, y vieron un helicóptero muy dañado cuando llegaron allí.

“Estábamos recibiendo actualizaciones de estado, así que sabíamos que había pacientes de alta gravedad, pacientes muy, muy críticos”, dijo.

“No encontramos ningún sobreviviente en la isla. Y eso era…. Habría sido muy traumático para ellos”.

Entre los desaparecidos y heridos se encontraban turistas de Australia, Estados Unidos, Gran Bretaña, China y Malasia, así como neozelandeses, dijo la Primer Ministro Jacinda Ardern a los periodistas.

Reuters contribuyó a este informe.

****

Te puede interesar

La conexión entre la agenda 2030 de la ONU y la decadente calidad de la educación

TE RECOMENDAMOS