Reciente brote en Guangzhou vuelve a llamar la atención sobre eficacia de vacunas del PCCh

Por Gu Xiaohua, Jiang Feng y Sophia Lam
09 de Junio de 2021
Actualizado: 09 de Junio de 2021

Guangzhou, la capital de Guangdong, una provincia del sur de China, se vio gravemente afectada por la variante india del virus del PCCh. Más del 60% de sus residentes ya han sido vacunados, pero Guangzhou sigue siendo un foco del virus, lo que ha hecho que se cuestione la eficacia de la vacuna.

El 5 de junio, siete ciudades, entre ellas Zhuhai, Zhongshan, Dongguan, Shenzhen, Huizhou, Qingyuan y Shaoguan, enviaron 5600 médicos para apoyar a Guangzhou, a pesar de que ya había más de 170,000 médicos en Guangzhou a finales de 2020. Esto hizo sospechar que la situación real de la epidemia podría ser mucho más grave de lo que informó el PCCh (Partido Comunista Chino).

El 3 de junio, una grabación de audio de un médico de Guangzhou se hizo viral en Twitter. El médico decía: “Guangzhou y Foshan han sido básicamente afectados, solo que no han sido puestos bajo confinamiento todavía (…) al menos 200 casos confirmados diariamente, y el 30% de ellos eran casos asintomáticos. Se ha enviado una segunda tanda de enfermeras para apoyar a Guangzhou; la primera tanda estaba exhausta. Lo más horrible es que la mayoría son casos asintomáticos”.

El médico dijo que “si acabas de conocer a esos extraños (portadores) en los últimos días, o has tenido un contacto cercano con ellos (…) a 2 metros de distancia [solo] con contacto por aire, no tendrás síntomas”.

Uso de grandes datos para rastrear los contactos cercanos

A medida que se extiende el brote del virus del PCCh en Guangzhou, las autoridades locales del PCCh están utilizando los grandes datos para localizar a los contactos cercanos de los pacientes infectados.

Una persona infectada por el virus del PCCh cenó en el restaurante Ying Feng el 30 de mayo. Cuando dio positivo en las pruebas del virus, las autoridades identificaron rápidamente a los clientes que habían ido al restaurante a comer o a pedir comida para llevar durante el mismo periodo de tiempo. Todos los contactos cercanos, así como sus familias, fueron enviados a hoteles locales para su aislamiento.

Un familiar de un contacto cercano, bajo el seudónimo de Tang Ming, es residente del distrito de Haizhu de Guangzhou. Actualmente está en cuarentena en el Rosedale Hotel & Suite.

“Todas las personas que aparecieron en un radio de aproximadamente 1 milla alrededor de ese restaurante durante ese periodo de tiempo fueron puestas en cuarentena juntas, sin que nadie escapara de esto”, dijo Tang a The Epoch Times.

Epoch Times Photo
Empleados esperan para comprobar el permiso de entrada de las personas, examinar su temperatura corporal y escanear sus códigos de salud en la entrada de un complejo residencial en la ciudad de Jilin, China, el 25 de mayo de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

¿Cómo encontraron las autoridades a los contactos cercanos?

Según dijeron las autoridades locales, siempre que “tengas un teléfono móvil, que tenga información sobre tu ubicación, las autoridades de los grandes datos pueden solicitar tus datos a las compañías de telefonía móvil. Se localiza a todos los que estaban allí durante el periodo de tiempo solicitado. Si no llevaste el teléfono al restaurante, no serás rastreado”, dijo Tang.

Los celulares que se encuentran en el radio de acción de una estación transceptora de base envían automáticamente señales a la estación, y así se registran los datos de localización de los teléfonos móviles.

Los grandes datos del PCCh dan mucho miedo a quienes los entienden, porque vigila de cerca a todos los ciudadanos y convierte a todo el país en una gran prisión. La privacidad de todos está expuesta abiertamente a la vista de las autoridades.

“En el ámbito nacional, el objetivo del Partido Comunista Chino es aprovechar las capacidades analíticas de los grandes datos para vigilar y controlar de forma estricta y exhaustiva a la población china”, según un informe de septiembre de 2020 (pdf) titulado “Chinese Views of Big Data Analytics”, elaborado por RAND Corporation, un grupo de expertos estadounidense.

En China, “el MPS [Ministerio de Seguridad Pública] está explotando nuevos conjuntos de datos que planea centralizar en una ‘nube policial'”, afirma el informe de RAND.

Human Rights Watch revela en sus múltiples informes que el sistema de grandes datos del PCCh se utiliza para vigilar y rastrear a disidentes, activistas de derechos humanos, grupos religiosos y pequeños grupos étnicos.

Las autoridades de Guangzhou suspenden las vacunaciones

Según los reportes, en los últimos días la pandemia en Guangdong ha empeorado, muchas personas que han sido vacunadas localmente siguen dando positivo en las pruebas del virus.

Li Ming, la teniente de alcalde de Guangzhou, anunció la interrupción brusca de las vacunaciones en una conferencia de prensa celebrada por el gobierno local el 31 de mayo.

Según Li, el gobierno local se centra actualmente en las pruebas con hisopos. La administración de las vacunas se detuvo debido a la sobrepoblación en los lugares de vacunación, que cree que podrían ser fuentes potenciales de infecciones.

De hecho, a finales de mayo, más del 60% de los residentes de Guangzhou habían sido vacunados. Por lo tanto, el rebrote hace que la gente se pregunte si hay algún problema con la vacuna.

Shao Yiming, investigador de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de China (CCDC), declaró a los medios de comunicación chinos el 7 de junio que las actuales vacunas nacionales chinas no sirven para “prevenir infecciones”.

Según Shao, las vacunas se dividen en tres niveles de protección. El primer nivel es para la “prevención de la infección”, que es el nivel más deseable. El segundo nivel es para “prevenir el desarrollo de síntomas”, es decir, para que las enfermedades leves no se conviertan en graves o incluso lleguen a ser mortales. El tercer nivel es para la “prevención de la transmisión”, lo que significa que incluso si alguien se infecta con síntomas menores, es difícil transmitir el virus a otras personas porque solo hay una pequeña cantidad de virus en el cuerpo.

Dijo que las vacunas chinas están diseñadas para el segundo nivel. “El índice de eficacia de la prevención es contra los brotes, no para la prevención de la infección. Por eso es probable que algunas personas se infecten (por el virus) incluso después de recibir las vacunas”, dijo Shao.

Cuarentena forzada

Tang recordó el momento en que las autoridades le notificaron que tenía que entrar en cuarentena.

Tang dijo que, de repente, recibió una avalancha de llamadas de su oficina comunitaria y de la oficina local de epidemias.

Su primer pensamiento fue que se trataba de simples estafadores.

No pensó que estuviera infectado porque su rutina había sido simplemente ir y venir de la oficina a casa. Se sintió muy confiado y dijo: “Nunca he estado en (el restaurante Yingfeng)”. Sin embargo, no sabía que su familia había estado allí.

Tang bromeó diciendo que había sido muy activo en la vacunación y en la realización de pruebas de ácido nucleico, pero no esperaba ser “implicado por su familia”.

Tang entró en cuarentena el 5 de junio.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS