Recuperan 257 piezas del patrimonio arqueológico expoliadas hace 30 años

Por EFE
19 de Diciembre de 2018 Actualizado: 19 de Diciembre de 2018

La Guardia Civil recuperó 257 piezas del patrimonio arqueológico, expoliadas hace más de treinta años en yacimientos del sur de la provincia abulense que datan de la prehistoria hasta el siglo XV, y cuyo valor económico se calcula en cerca de 349.500 dólares (307.000 euros).

Según informara hoy en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, la operación policial “Fíbula” ha sido desarrollada durante casi dos años por agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), dentro del “Plan para la Defensa del Patrimonio Histórico Español”.

Las piezas que fueron expoliadas durante las décadas de los años 80 y 90 en yacimientos del Valle del Tiétar, al sur de Ávila, fueron depositadas en el Museo de Ávila para su estudio, después de que el supuesto expoliador dijera dónde se encontraban.

Al ser identificada, esta persona colaboró con los agentes a la hora de informar de los lugares en los que se encontraban, según explicó el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila, Miguel Ángel Balbás.

En este sentido, las investigaciones iniciadas en abril de 2017, gracias a una información transmitida por los responsables del Servicio Territorial de Turismo y Cultura de la Junta en Ávila, condujeron, entre otros lugares, a un ayuntamiento de la provincia que no ha sido desvelado.

Allí fueron encontradas buena parte de estas piezas arqueológicas expuestas en una vitrina, desde que fueron donadas a ese consistorio sin que el Museo de Ávila tuviese conocimiento de los hechos.

Las piezas intervenidas son un molde de hacha en piedra y una punta de flecha de sílex de época prehistórica, una moneda en bronce y una moneda de plata con leyenda ibérica del siglo I antes de Cristo y de las que no había constancia en la provincia de Ávila, solo en el Valle del Ebro.

De los siglos I al IV d. C. han sido encontradas 124 monedas romanas, 70 objetos metálicos y líticos, y 58 piezas cerámicas denominadas Terra Sigillata, de las cuales una está ya reconstruida, mientras que del siglo XV se ha hallado un Sigillum -sello medieval.

Después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Arenas de San Pedro (Ávila) archivara en el pasado las diligencias por haber prescripto el caso, la Guardia Civil “no se desanimó”, según Balbás, quien aseveró que continuaron adelante con las investigaciones para tratar de recuperar las piezas.

Después de varios meses de indagaciones, los agentes localizaron el sello medieval de mediados del Siglo XV, en poder de la persona en la que se centró la investigación y que se habría apropiado del mismo (previamente) en unas obras ubicadas junto a una ermita abulense.

A partir de ahí, la Guardia Civil incautó otras 256 piezas arqueológicas, la mayoría se encontraban expuestas en una vitrina situada en un Ayuntamiento de la provincia desde hacía dieciocho años.

La forma actual del supuesto expoliador, consistía en realizar un estudio de zonas arqueológicas sin autorización previa, para después publicar los hallazgos como “casuales” en varias revistas especializadas y así “ganar reconocimiento como experto en la materia”, según expuso Virginia Barcones.

Por otra parte, en el desarrollo de esta operación han sido estudiadas otras 8.000 piezas expoliadas entre las décadas de los años 80 y 90, vinculadas igualmente a las “actividades ilegales” de esta misma persona.

En este caso, se trata de piezas procedentes de yacimientos de Ávila, Soria y Guadalajara, que ya habían sido entregadas al Museo de Ávila.

*****************

Te puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS