Refugio se encuentra con “el peor caso de abuso” de un perrito que fue tirado a la basura

Por Celeste Armenta
21 de Junio de 2022 9:21 PM Actualizado: 21 de Junio de 2022 9:21 PM

Una pequeña perrita de raza shih tzu fue tirada a la basura en un estado descrito como “el peor caso de abuso” que han visto los veterinarios que están ayudando en su recuperación.

Cobijada bajo el anonimato de la noche, una persona arrojó una perrita por encima de la valla de Tri-County Humane, un refugio de animales ubicado en Boca Ratón, Florida.

El animalito cayó junto al contenedor de basura, pero lo que los rescatistas vieron superaba los miles de casos por los que cada año trabajan para prevenir la matanza de mascotas no deseadas en los condados de Broward, Miami-Dade y Palm Beach.

“No sé cómo empezar un posteo así”, explica el refugio en una publicación de Facebook, “nunca antes había visto algo así y personalmente espero no volver a hacerlo”.

(Cortesía de Tri-County Humane)
(Cortesía de Tri-County Humane)

Cuando la pequeña perrita fue encontrada no podía caminar, “el pelo estaba pegado a su piel, las uñas eran tan largas que se enrollaban alrededor de sus patas y las heridas eran tan antiguas que estaban llenas de gusanos. El olor es algo que nunca olvidaré”, agrega la publicación.

Las siguientes dos horas cinco miembros del equipo del refugio afeitaron a Parker, como fue llamada, quitando la suciedad, heces, tierra y pelo que se acumularon en ella durante años.

“Los mechones alrededor de su cara estaban tan apretados que le impedían abrir los ojos”, dijo la Dra. Lindsey Naimoli, la veterinaria que está tratando a Parker, en entrevista a WPBF. “Ni siquiera era capaz de parpadear”.

Pero el frágil cuerpo de Parker apenas soportaba el contacto y cuando alguien la movió gritó de dolor, así que tuvieron que sedarla para poder tratarla.

“Su temperatura estaba bajando y le hablamos, diciéndole que lo peor había pasado, que tenía que ser fuerte, que era querida”, se  explica en la misma publicación de Facebook.

(Cortesía de Tri-County Humane)
(Cortesía de Tri-County Humane)

Cuando llegó llena de mechones, Parker pesaba casi nueve libras y después de afeitarla quedó en seis. Se cree que tiene alrededor de seis años y que pasó todos ellos dentro de una jaula siendo obligada a reproducirse una y otra vez.

Los pacientes y veterinarios la diagnosticaron con anemia, infección, parásitos, deshidratación y tumores mamarios, según explicó la Dra. Naimoli.

Después de limpiar a Parker el equipo del refugio pensó que “su pequeño cuerpo había sufrido tanto abandono y tormento durante tantos años”, que no sabían si lograría sobrevivir durante la noche.

Y lo hizo.

Desafortunadamente, Naimoli cree que el caso de Parker no es único pues “sería extremadamente raro que solo un animal fuera tratado horriblemente”, dijo a WPBF, “Creo que este es uno de muchos”.

Video cortesía de Cortesía de Tri-County Humane

Los rescatistas nunca sabrán el nombre original de Parker o si por lo menos tenía uno, pero aunque no importa la razón por la que la peluda llegó a ellos, están comprometidos en ayudarla a seguir prosperando.

Parte del progreso de la peluda esta siendo compartido por Tri-County Humane en sus redes sociales, en donde se le ve comiendo, descansando en su confortable cama y hasta caminando por el césped, en lo que podría ser su primer contacto con la hierba.

Solo resta que la pequeña Parker encuentre un hogar y termine de sanar las heridas de su alma, que sus rescatistas ya comenzaron a cerrar.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.