Régimen chino elimina en secreto información sobre “fusión militar-civil”, según documentos filtrados

Por DOROTHY LI
17 de Abril de 2021
Actualizado: 17 de Abril de 2021

Una serie de documentos internos que corresponden a una autoridad municipal de censura de Internet revela que la información relacionada con la estrategia china de Fusión Militar-Civil (MCF) fue eliminada de los sitios web oficiales de una oficina local en junio de 2018, solo meses después de que estallara una guerra comercial con Estados Unidos.

The Epoch Times obtuvo recientemente documentos de una fuente confiable emitidos por varios departamentos de la ciudad de Anshan, en la provincia norteña de Liaoning, que revelan la exigencia de eliminar la información sobre la MCF en los sitios web de los departamentos y de las cuentas oficiales en las plataformas de redes sociales.

Sin embargo, la estrategia de MCF es una estrategia a nivel nacional que el jefe del Partido Comunista Chino (PCCh) ha enfatizado.

En marzo de 2018, el líder del PCCh, Xi Jinping, presidió la tercera reunión de la Comisión Central para el Desarrollo de la Fusión Militar-Civil. En ella, hizo hincapié en seguir reduciendo las barreras entre la economía comercial y la base industrial para la defensa.

Tres meses después, la agencia municipal de regulación y control de Internet del Partido, la Administración del Ciberespacio de la ciudad de Anshan, exigió la eliminación de la MCF de los sitios oficiales.

Aunque se desconoce qué pidió concretamente la autoridad de censura, las respuestas de las oficinas locales ofrecen algunas pistas.

Epoch Times Photo
Captura de pantalla de la ” Retroalimentación de la investigación de la información relacionada con la Fusión Militar-Civil en las plataformas de los nuevos medios de comunicación” emitida por el gobierno de la ciudad de Anshan. (The Epoch Times.)

El gobierno de Anshan declaró que 30 elementos de información relacionados con la MCF fueron retirados de su sitio web oficial.

Epoch Times Photo
Captura de pantalla de la “Carta de retroalimentación de la investigación de la información relacionada con la Fusión Militar-Civil en las nuevas plataformas de medios de comunicación” emitida por el Buró Meteorológico de la ciudad de Anshan. (The Epoch Times.)

El Buró Meteorológico de la ciudad de Anshan dijo que se revisaron minuciosamente “el sitio web oficial del departamento, la cuenta de Weibo y la cuenta oficial en Wechat”.

Epoch Times Photo
Captura de pantalla de la “Carta de retroalimentación de la investigación de la información relacionada con la fusión militar-civil en las nuevas plataformas de medios de comunicación” emitida por el Buró de Archivos de la ciudad de Anshan. (The Epoch Times.)

El Buró de Archivos de la Ciudad de Anshan prometió no “postear ninguna información relacionada con la MCF”.

Cuando la Administración Trump anunció la guerra comercial a finales de marzo de 2018, el comentarista político de China Li Linyi sugirió que el régimen se puso nervioso.

El PCCh temía que la información relacionada con la estrategia de la MCF en las plataformas de medios de comunicación se convirtiera en una pista que pudiera desencadenar las sanciones de Estados Unidos, añadió Li.

Phytium, un ejemplo de estrategia de la MCF

Phytium, una empresa que figura en la nueva lista negra económica del Departamento de Comercio de Estados Unidos, es un ejemplo de cómo una entidad comercial del sector civil transfirió legalmente tecnología para uso militar.

El 8 de abril de 2021, Tianjin Phytium Information Technology, junto con otras seis empresas chinas, fue incluida en la Lista de Entidades de Estados Unidos por la Administración Biden por su participación en la “construcción de supercomputadoras utilizadas por los actores militares de China” y en “programas de armas de destrucción masiva”.

En su página web, Phytium afirmaba centrarse en el desarrollo de microprocesadores diseñados por China. Utilizaba herramientas estadounidenses de automatización del diseño electrónico para diseñar sus chips, que se fabricaban en las empresas taiwanesas Alchip Technologies y Taiwan Semiconductor Manufacturing Co.

El chip de Phytium fue utilizado por tres instituciones incluidas en la lista negra de Estados Unidos —el Centro de Investigación y Desarrollo Aerodinámico de China, la universidad militar NUDT y el laboratorio nacional de supercomputación de Tianjin— para desarrollar un superordenador a exaescala, que podría permitir la fabricación de misiles hipersónicos, según reportó el Washington Post el 9 de abril.

El misil hipersónico podría recorrer kilómetros en un segundo y alcanzar una base aérea en el Pacífico en minutos, explicaba el reporte.

Además, según los registros de empresas, los tres principales accionistas de la empresa comercial Phytium están controlados por el régimen.

La empresa conjunta es propiedad de una filial de la empresa estatal China Electronic Corp., una empresa de inversión financiera respaldada por el gobierno municipal de Tianjin y el Instituto de Tecnología Avanzada de Tianjin, una institución pública controlada por el Estado.

“[Los ejecutivos de Phytium] visten de civil, pero en su mayoría son exoficiales militares de la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa (NUDT)”, dijo al Washington Post Eric Lee, investigador asociado del Project 2049 Institute, un think tank del norte de Virginia centrado en cuestiones estratégicas del Indo-Pacífico.

El NUDT está bajo la dirección directa de la Comisión Militar Central, que fue añadida a la Lista de Entidades en 2015. En su sitio web, la institución de investigación militar dijo que desempeña un papel vital en el desarrollo de los sistemas de supercomputación de la serie Tianhe.

El prototipo del nuevo superordenador chino Tianhe-3 está alimentado por procesadores multinúcleo con chips de la serie 2000 de Phytium, y chips de la serie 2000 de Matrix diseñados por el NUDT.

El comentarista político chino Li Linyi señaló que el objetivo del PCCh de que el sector civil participe en la defensa es totalmente diferente al de los países democráticos.

Li advirtió que el uso de la estrategia de Fusión Militar-Civil por parte del régimen comunista permitía al PCCh robar a Estados Unidos la innovación y la tecnología para su ejército.

Modernización con fusión militar-civil

Se dice que la estrategia de Fusión Militar-Civil hace que el Ejército Popular de Liberación (EPL) se modernice adoptando innovaciones tecnológicas, como la computación cuántica, los grandes datos, los semiconductores, el 5G y la Inteligencia Artificial.

El aparato fomenta no solo la conversión de la tecnología para aplicaciones en defensa, sino también la participación de las empresas comerciales en las industrias de defensa.

El líder del PCCh, Xi Jinping, ha ordenado (pdf) a las instituciones académicas, corporativas y de investigación de China que tomen la iniciativa para descubrir, cultivar y aplicar tecnologías de vanguardia que puedan ayudar a construir las capacidades militares y de defensa nacional de China.

La MCF se ha convertido en un componente fundamental de las iniciativas del régimen, como el 14º plan quinquenal anunciado en 2020, el Plan de Desarrollo de la Inteligencia Artificial de Nueva Generación (pdf) publicado en 2017, la iniciativa Made in China 2025 publicada en 2015 y la Promoción de Directrices Nacionales de Desarrollo de la Industria de Circuitos Integrados publicadas en 2014.

En la iniciativa de desarrollo de la IA de 2017, el régimen comunista empleó organizaciones comerciales y militares para lograr avances en la IA para 2025 y convertirse en el líder mundial para 2030.

“[El PCCh] cree que la inteligencia artificial (I.A.) impulsará la próxima revolución en los asuntos militares, y que el primer país que aplique la I.A. a la guerra de próxima generación logrará el dominio militar”, señaló el Departamento de Estado de Estados Unidos (pdf).

Con información de Long Tengyun.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS