Régimen de Maduro habría usado presos y exguerrilleros de FARC y ENL para reprimir y bloquear la ayuda humanitaria

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
25 de Febrero de 2019 Actualizado: 25 de Febrero de 2019

Periodistas y organizaciones civiles además de militares que renunciaron a la dictadura en Venezuela denunciaron a Nicolás Maduro por valerse de colectivos armados en la frontera para impedir la entrada de ayuda humanitaria y mantener al líder socialista en el poder. Desde terroristas Farc y ENL hasta presos expresamente armados para disparar a la sociedad desarmada habrían sido utilizados para dejar un saldo de decenas de muertos y cientos de heridos el fin de semana entre el 22 y 23 de febrero.

Mientras los venezolanos a ambos lados de la frontera con Colombia en Táchira intentaban pasar la ayuda internacional, algunas personas filmaron la presencia de colectivos armados disparando para disuadir a la población. Les llaman Colectivo de Seguridad Fronteriza. En el siguiente vídeo aparecen motorizados armados con el rostro cubierto mientras uno de pie se dedica a disparar desde una de las esquinas.

“Así operan en Ureña los paramilitares pro-Maduro que se hacen llamar Colectivo de Seguridad fronteriza”, señaló el periodista Óscar Schlender en su Twitter.

Un guardia venezolano del Táchira luego de renunciar a la dictadura socialista declaró lo siguiente sobre la presencia de colectivos:

“Yo no estoy de acuerdo con Nicolás Maduro para nada porque él, lo que quiere es asesinar al pueblo. Y a mandado demasiados colectivos a la frontera del Táchira”.

Según el equipo de Insight Crime a través de su Twitter, quienes ya habían anticipado su presencia a inicios de febrero, después que una de sus bandas causara unas muertes el 23 de enero pasado, los que “disparan contra diputados y voluntarios en la frontera colombo-venezolana podrían ser parte del “Colectivo de Seguridad Fronteriza”.

“Un líder oficialista en la frontera de Venezuela con Colombia dijo poner en práctica un plan para defender al gobierno de Maduro, uno que al parecer incluye al “colectivo de seguridad fronteriza, un grupo de presuntos disidentes de las FARC”; dijo más tarde en su Twitter.

“InSight Crime verificó que aproximadamente 70 motorizados, presuntamente integrantes del Colectivo de Seguridad recorrieron las calles de San Antonio y Ureña en Táchira, el pasado 23 de enero, cuando se llevaron a cabo manifestaciones en contra de Maduro. En esa ocasión la ONG Fundaredes los responsabilizó de la muerte de dos manifestantes ocurrida ese día”.

La reportera Lorena Meléndez denunció a través de Twitter la presencia del grupo motorizado el 23 de febrero en Ureña, donde varias personas resultaron heridas, se incendió un camión de ayuda humanitaria y numerosos guardias y policías venezolanos renunciaron a la dictadura de Maduro. Algunos llevaban chalecos antibalas.

El director de Fundación Redes denunció la presencia del grupo armado fronterizo en noviembre de 2018, señalando específicamente a miembros de los grupos terroristas “ELN, las FARC, el EPL, de grupos paramilitares además del nuevo grupo que comanda la disidencia de las FARC denominado Colectivo de Seguridad Fronteriza”.

 

 

Liberan 3000 presos

Información de radio y redes sociales denunciaron la liberación de cerca de 3000 presos en la zona fronteriza del estado Bolívar entre Venezuela y Brasil para reprimir a la comunidad de indígenas pemones que estaban solicitando el paso de la ayuda humanitaria a sus territorios y el fin de la represión.

“La orden es dispararnos a todos…están disparando a ráfagas con fusiles, destacó una Guardia del territorio pemón a través de un mensaje de radio divulgado en Youtube.

“Liberaron a todos los presos de Vista Hermosa y de El Dorado, dieron uniformes y mandaron rodear a Santa Elena… que ya entraron en la ciudad, casi todas las vías tomadas, y están disparando contra la población, ya hay varios muertos, también heridos, el hospital de Santa Elena está colapsado y no tenemos insumos para atender a los pacientes ahora “.

Parte de sus declaraciones también se difundió en las redes sociales:

[epoch_social_embed]

En Yaracuy, en el estado Bolívar se vio la siguiente caravana motorizada de paramilitares armados. El diputado Américo de Grazia en relación a su presencia declaró: “Monopolio de la violencia es una política de Estado, ellos lo llaman control social”. Esta fue una de las caravanas de paramilitares.

[/epoch_social_embed]

Un guardia que escapó y renunció a seguir al mando de la dictadura socialista, denunció que ‘la orden es masacrar al pueblo, sacar a los colectivos y a los presos a la calle para darle plomo al pueblo’, en las siguientes declaraciones.

Otro guardia venezolano que escapó con su destacamento hacia Brasil acusó a las autoridades del régimen por corrupción, dejando el siguiente mensaje.

Rad

El diputado de Grazia mostró otro traslado de colectivos paramilitares que se dirigían a los territorios indígenas de los pemones, donde denunció más de 15 muertos sobre 100 en el hospital. Otros fafllecidos fueron trasladados a un recinto militar.

El diputado publicó imágenes de un segundo contingente paralimitar y señaló que Santa Elena de Huairén estaba “ocupado por criminales”.

Hasta el momento se reporta una gran cantidad de indígenas que abandonaron sus hogares para escapar hacia el territorio brasileño incluyendo al menos ocho militares venezolanos.

Autoridades del vecino país enviaron la Guardia Nacional para reforzar la frontera, informó el diputado De Grazia.

***

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS