Régimen de Maduro intimida al ingeniero que denunció el colapso del sistema eléctrico

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
24 de Julio de 2019 Actualizado: 24 de Julio de 2019

El presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica y Mecánica y vocero del Colegio de Ingenieros, Winston Cabas, está siendo intimidado por el régimen de Nicolás Maduro por advertir sobre el inminente colapso del Sistema Eléctrico Nacional atribuido en parte a la falta de manutención.

La dictadura no solo anunció una orden de investigación sobre Cabas, sino que también insinuó su responsabilidad en el reciente corte eléctrico masivo ocurrido el 22 de julio. Además lo presionó al detener por más de 8 horas a su hijo, el abogado Arnaldo José Cabas Sarabia, de 23 años.

El presidente de la ONG Foro Penal, Alfredo Romero, advirtió la situación a través de las redes sociales, destacando que a las 14:30 del 23 de julio funcionarios de inteligencia de Maduro se habían llevado a Cabas Sarabia.

“Funcionarios DGCIM y SEBIN llegan a su casa y se lo llevan. Es hijo de Winston Cabas, ingeniero eléctrico, quien ha venido declarando a los medios por la situación del servicio eléctrico en el país”, escribió Romero en su Twitter.

Estuvo 8,5 horas detenido presuntamente sin cargos, siendo liberado a las 23 horas. “Estamos evaluando la situación”, añadió Romero.

“Fue secuestrado para presionar a su padre luego de las amenazas públicas de Diosdado Cabello”, denunció la diputada Nora Bracho a través de otro mensaje de Twitter. “Hacemos responsable al régimen de lo que le pase”.

Denuncias de Cabas

Este lunes Cabas advirtió que pese a la crisis energética, el régimen de Maduro no había llamado al Colegio de Ingenieros y otras entidades conocedoras del tema. “No han llamado a nadie. Ellos creen que saben hacer todo, por eso estamos como estamos. Mientras lo ideológico pese sobre el país, sobre los intereses nacionales, vamos a estar complicados”, sostuvo el ingeniero.

“No hay forma que haya sabotaje porque simplemente están allí las Fuerzas Armadas Nacionales”, dijo en las declaraciones.

Además advirtió alarmado que en el estado de Zulia solo se está produciendo el 10% de la capacidad eléctrica.

Cabvas citó al ingeniero venezolano, Ciro Portilllo, que hace tres meses alertó que las líneas de transmisión podrían colapsar porque no se estaba haciendo mantenimiento, por efecto de corrosión.

Portillo “tuvo que irse del país. Comenzaron a perseguirlo por decir la verdad”, declaró Cabas.

El 20 de marzo de 2018, Cabas denunció la gravedad del problema, informando ante la Asamblea Nacional que “de 34.000 megavatios instalados, solo están disponibles 10.000 megavatios, que en los años 80 podía cumplir la demanda, pero hoy no alcanza para cubrir todas las necesidades de la industria y de los particulares”, según cita un informe de El Pitazo.

El medio venezolano además cita que en junio había advertido que “no hay mantenimiento, hay desprofesionalización en el sector, en consecuencia, no hay posibilidad de poner disponibles nuestras centrales termoeléctricas”.

En julio de 2018, Cabas también dijo que le habían informado que al menos 20.000 trabajadores, de los 44.000 empleados en el sector eléctrico nacional, habían abandonado sus puestos de trabajo, añade El Pitazo

El experto planteó diversas soluciones además de la necesidad de convocar a la ingeniería venezolana, iniciar el mantenimiento y recuperar las centrales termoeléctricas.

Diosdado Cabello acusa a Cabas

En el programa radial de la noche del lunes, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Maduro, ordenó una investigación en contra del ingeniero Winston Cabas, tras acusarlo de anunciar “lo que iba a ocurrir”, sobre el mega-apagón que finalmente sucedió el 22 de julio y que el Ministro de Electricidad del régimen atribuye a un “ataque electromagnético”.

Cabello pidió “que sean recabadas e investigadas” sus declaraciones ya que anunció incluso “dónde iba a pasar”, informó Efecto Cocuyo.

“Usted puede aparentar ser vidente y ser como el profeta ese Dos Santos, estafar a mucha gente, pero estos son ataques arteros, preconcebidos, al Sistema Eléctrico Nacional”, dijo Cabello, añade el medio venezolano.

Crisis energética ampliamente prevista

El ingeniero y consultor internacional de sistemas de eléctricos interconectados José Aguilar, al igual que Cabas, previamente atribuyó la falla eléctrica a la negligencia, corrupción y falta de mantenimiento de los equipos, dice el reporte de Efecto Cocuyo. “Antes de amenazar a cualquiera”, debería “revelar toda la información que por 3171 días seguidos le esconde cobardemente a Venezuela” sobre el estado del sistema eléctrico del país, dijo Aguilar.

Más allá de las causas expuestas por Cabas y Aguilar, sobre la falta de mantenimiento y la corrupción, las consecuencias ya eran dramáticas antes de 2017.

En un informe sobre la crisis eléctrica en el país emitido por diputados de la Asamblea Nacional en 2017, se lee que “en los últimos años los ciudadanos de la República Bolivariana de Venezuela han estado sometidos a importantes restricciones en el acceso al servicio eléctrico”, que significaron “racionamiento generalizado de hasta ocho horas diarias de electricidad, la suspensión de actividades en escuelas y liceos, la paralización de la industria nacional, en particular, las empresas básicas de Guayana, la limitación en el horario de funcionamiento del sector comercial y la inoperatividad de la Administración Pública que llegó a laborar solo 10 horas por semana”.

Cuando ocurrió el apagón de luz del 22 de julio, la agencia estatal Venezolana de Noticias, AVN, dijo en cambio que el ministro para Energía Eléctrica de Maduro, Freddy Brito Maestre, “exaltó la labor de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), para hacer frente al nuevo ataque electromagnético perpetrado contra el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), el pasado lunes y que afectó el sistema de generación hidroeléctrica de Guayana”, buscando así desligar la responsabilidad que se le atribuye al régimen chavista.

***

Video relacionado

Cómo Brasil escapó por poco de ser un desastre socialista como Venezuela

TE RECOMENDAMOS