Régimen de Ortega persiguió y mató a un nicaragüense en territorio costarricense, denuncia Costa Rica

Por Jesús de León
28 de Agosto de 2019 Actualizado: 28 de Agosto de 2019

El Gobierno de Costa Rica envió este martes “su más enérgica y rotunda protesta” al Gobierno de Nicaragua por lo que consideró una violación a su territorio ocurrida el lunes, cuando militares nicaragüenses presuntamente mataron a un hombre de ese país en suelo costarricense.

“Se trata de “un joven aparentemente de origen nicaragüense el cual, según varios testigos cuyas versiones están por ser corroboradas, venía siendo perseguido por miembros del Ejército nicaragüense, esto basado en las vestimentas”, dijo este miércoles el ministro costarricense de Seguridad, Michael Soto, según EFE.

La víctima fue identificada como Rubén Loáiciga, cuyo cuerpo fue localizado en Pueblo Nuevo de Pocosol, provincia de Alajuela (norte), cerca del mojón fronterizo número 6.

“Dichos efectivos del Ejército de Nicaragua, según confirmaron testigos que presenciaron los hechos, dieron muerte en este sitio al ciudadano nicaragüense de nombre Rubén Loáisiga, cuyo cuerpo quedó en la zona, y regresaron posteriormente al territorio de Nicaragua”, expresó la nota de protesta.

En el día de hoy, y tras continuar con las investigaciones, el gobierno costarricense hizo nuevas declaraciones.

“Hay que clarificar algunos hechos. En apariencia, puede que la persona ingresara herida desde territorio nicaragüense o fuese herido en nuestro territorio y falleció”, agregó el ministro Soto.

Por su parte, la vicecanciller costarricense, Lorena Aguilar, manifestó en una breve declaración que “de llegarse a corroborar una violación a territorio costarricense procederemos por los canales diplomáticos correspondientes”.

Testigos nicaragüenses

En el día de ayer el periodista nicaragüense Allan Jara hizo una trasmisión en vivo desde el lugar donde ocurrió el incidente.

En el video, mostró la vivienda hasta donde llegaron los efectivos nicaragüenses, según dijo buscando evidencia o sospechosos que horas antes habían realizado un asalto cerca de ese lugar.

Los militares detuvieron a una persona en esa casa, y en ese momento Loáisiga salió corriendo de la misma.

Loáisiga recibió uno o dos disparos en suelo de Nicaragua, luego pasó a territorio de Costa Rica. Dos efectivos del ejército lo persiguieron en Costa Rica y lo mataron, según el relato de Jara.

Se desconoce por qué Loáisiga corrió, dijo el periodista.

El hecho fue visto por testigos que estaba en el lugar, y que Allan Jara entrevistó.

Uno de los testigos del lugar le relató a Allan Jara lo que vio: “A las 10 de la mañana ingresó el ejército nacional de Nicaragua a la casa, él salió de la casa, y en lo que salió afuera empezaron a hacerle disparos con AK, él se cruzó la raya y entonces lo siguieron lo que es ya tierra tica y ahí lo acabaron de matar a él”.

Después, este testigo fue hasta el lugar donde lo habían matado, y vio el cuerpo.

Otro de los testigos del lugar dijo que “mataron a este joven por una confusión de un asalto supuestamente a mano armada en una pulpería (…). Fue un hecho lamentable porque ellos tenían que investigar”.

En una actualización de la noticia este periodista dijo que los testigos añadieron que los agentes del ejército de Nicaragua luego regresaron a suelo nicaragüense, “y realizaron algunas amenazas a las personas que había allí, de que si hablaban también iban a ser asesinados”.

En estos momentos ambos testigos salieron de esa zona por razones de seguridad, dijo el periodista.

Respuesta oficial nicaragüense

Al respecto, el medio oficialista La Voz del Sandinismo publicó una respuesta del Ministerio de Relaciones del régimen nicaragüense que refiere que las acusaciones de Costa Rica son “ïnfundadas”, y que se trató de la muerte de un delincuente común, ocurrida en las cercanías de la frontera entre ambos países.

El comunicado añade que el lunes la Policía Nacional recibió una denuncia de la ciudadana Maricela del Carmen Guzmán Peña, de 18 años, por robo con intimidación cometido por cuatro sujetos, entre ellos aparentemente Loáisiga, y que los sospechosos huyeron en dirección a Costa Rica.

Asimismo, expresó que la acusación de Costa Rica busca encubrir el asesinato perpetrado por los miembros de las Fuerza Pública de Costa Rica el pasado 12 de agosto en contra del ciudadano nicaragüense Henry Ruiz Ramos.

La Cancillería de Costa Rica ofreció detalles sobre la muerte de esta persona, y expresó se trata de una burda intención de desprestigiar a Costa Rica a la vez que desviar la atención sobre la situación interna en Nicaragua.

Costa Rica ha sido uno de los países que más ha denunciado en foros internacionales la crisis que atraviesa Nicaragua e incluso ha solicitado ayuda internacional para hacer frente a las 68.000 solicitudes de refugio que según datos de la Cancillería ha recibido de nicaragüenses desde abril de 2018, según EFE.

Desde que en abril de 2018 comenzaron las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua, ese país atraviesa una grave crisis que ha dejado 328 muertos, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Algunos grupos elevan a 595 las víctimas mortales, mientras que el Gobierno de Ortega solo reconoce 200 –a los-que llama “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes comunes”–- y denuncia un intento fallido de golpe de Estado.

***

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS