Regulador chino no investiga a empresa excluida de la bolsa por informes financieros falsos

Por Rita Li
23 de Marzo de 2021
Actualizado: 23 de Marzo de 2021

Personas con información privilegiada revelaron a The Epoch Times que la Comisión Reguladora de Valores de China favoreció a los grupos de interés, dejando que los pequeños y medianos inversores minoristas sufrieran pérdidas en el caso de una empresa excluida de la bolsa acusada de falsificar 2300 millones de dólares en datos financieros.

Kangde Xin Composite Material (Kangde Xin), con sede en la provincia de Jiangsu, es una empresa tecnológica centrada en los materiales de prefilmación, los materiales fotoeléctricos y los materiales de carbono.

La empresa cotiza en la Bolsa de Shenzhen (SZSE) desde julio de 2010.

Sin embargo, el 15 de marzo de 2021, la SZSE emitió un aviso previo de exclusión de la lista a Kangde Xin Composite Material.

La exclusión de la lista elimina los valores cotizados de una empresa de una bolsa de valores, lo que puede hacer que los derechos de propiedad de los inversores pierdan su valor.

“El 28 de febrero de 2021, KDX [Kangde Xin Composite Material] divulgó sus estados financieros ajustados retroactivamente, que mostraban que los beneficios netos corregidos de la empresa de 2015 a 2018 eran de -1481 millones de yuanes (227.51 millones de dólares), -1755 millones de yuanes (269.60 millones de dólares), -2460 millones de yuanes (377.90 millones de dólares) y -2357 millones de yuanes (362.08 millones de dólares), respectivamente”, dijo la SZSE en un comunicado de prensa.

“Los beneficios netos fueron negativos durante cuatro años consecutivos, cumpliendo la condición de exclusión obligatoria de la lista por [una] violación grave de [la] ley”.

Reservas de efectivo ficticias

En septiembre de 2018, Kangde Xin había informado de 15,000 millones de yuanes (2300 millones de dólares) de efectivo disponible en su balance, entre los cuales 12,200 millones (1870 millones de dólares) estaban en el Banco de Beijing (de propiedad estatal).

Meses después, Kangde Xin incumplió un pago de 1000 millones de yuanes (153.62 millones) el 15 de enero de 2019, cuando la empresa admitió que las reservas de efectivo eran ficticias. El Banco de Beijing también confirmó que su saldo de cuenta disponible era cero.

“Sus violaciones duraron mucho tiempo”, dijo la SZSE.

El Banco de Beijing había firmado en su día un acuerdo con Kangde Xin para transferir todos los ingresos a otra cuenta de su empresa matriz, Kangde Investment Group (Kangde Group), en el Banco de Beijing.

Mientras el fondo transferido seguía figurando en la cuenta de la filial Kangde Xin como saldo devengado, el Banco de Beijing también emitió extractos y facturas de pago de intereses, y publicó una carta de investigación a la empresa auditora durante cuatro años consecutivos.

“Nadie conocía este canal secreto hasta que estalló la crisis de Kangde Xin”, dijo una persona con información privilegiada a The Epoch Times.

Zhong Yu, antiguo presidente y accionista mayoritario de Kangde Xin Composite Material, fue detenido en mayo de 2019, según la Oficina de Seguridad Pública de Zhangjiagang.

Los inversores minoristas soportan la pérdida

La exclusión de la cotización de Kangde Xin provocó directamente el despojo de las acciones de unos 133,000 inversores minoristas actuales. Entre las víctimas se encuentran funcionarios, agentes de policía y funcionarios para el alivio de la pobreza, que se vieron sumidos en la pobreza de la noche a la mañana.

“La retirada de la lista significa cero”, dijo el informante George (seudónimo) a The Epoch Times.

“(…) [Zhong] vació la empresa, cobró todas sus acciones y luego transfirió una gran cantidad de deuda a la empresa cotizada. Equivale a llevarse lo bueno y dejar lo malo a los pequeños y medianos inversores minoristas”.

Los inversores que buscan la protección de sus derechos legales son continuamente suprimidos mientras las noticias relevantes son tapadas en internet en China continental.

George reveló que los inversores minoristas que habían publicado información relevante en un grupo de WeChat serían señalados por las autoridades y advertidos. Las publicaciones públicas en la cuenta de WeChat o Weibo habían sido eliminadas. “Las llamadas ‘fuerzas de seguridad’ los están fastidiando hasta la saciedad”, dijo.

Los inversores minoristas estaban obligados a firmar acuerdos de confidencialidad antes de asistir a las audiencias de la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC).

Los grupos de interés se benefician

Los inversores revelaron que los grupos de interés, incluidos los bancos, el gobierno local y la empresa matriz Kangde Group, han malversado los beneficios pero no fueron investigados por la CSRC, dejando que los inversores vulnerables sufrieran el daño secundario.

Recientemente, Zhu Yongguo, un inversor minorista continental de Kangde Xin, presentó una demanda contra el presidente de la CSRC, Yi Huiman, por la crisis de la deuda de Kangde Xin en 2019, alegando que Yi es cómplice.

Yi, actual presidente de la CSRC, prestó dinero a Kangde Xin cuando era presidente de la sucursal de Jiangsu del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC).

Tras el estallido de la crisis, y sin anunciarlo a los accionistas, Zhong Yu hipotecó 425 equipos básicos y tres terrenos propiedad de Kangde Xin, por valor de unos 2800 millones de dólares, al ICBC y al China Minsheng Bank.

Los inversores también dudaron de los millonarios ingresos fiscales que habían llegado al gobierno local, teniendo en cuenta el contexto del supuesto fraude financiero reclamado por la CSRC.

George reveló que la filial Kangde Xin había recaudado 2174 millones de yuanes (333.96 millones de dólares) en fondos, tres cuartas partes de los cuales estaban destinados a los préstamos de su empresa matriz, Kangde Group, en el Xiamen International Bank.

George dijo que todos los interesados tratan ahora a los pequeños y medianos inversores minoristas como una carga. “Los grupos de interés son brillantes y luminosos en apariencia, pero en realidad, están chupando la sangre de la gente común”, dijo.

Noticias falsas

Yu (seudónimo), un inversor minorista de Kangde Xin, había perdido unos 6 millones de yuanes (921,700 dólares) y huyó al extranjero debido al acoso y la vigilancia de las autoridades. Dijo al Epoch Times: “No somos jugadores”.

“Los líderes nacionales dando la cara por ellos [Kangde Xin], el Banco de Beijing certificando el depósito de más de 10,000 millones, la certificación del instituto de auditoría y las patentes [de Kangde Xin], simplemente habíamos creído en todo ello antes de invertir”.

La CCTV había promocionado cinco veces consecutivas a la empresa cotizada, cuyo valor de mercado se acercó en su día a los 100,000 millones de yuanes (15,360 millones de dólares).

Kangde Xin recibió los premios oficiales “Empresarios privados destacados de la ciudad de Suzhou” y “Marca famosa de la provincia de Jiangsu”.

El 30 de octubre de 2015, durante la visita oficial de la canciller alemana Angela Merkel a China, Zhong, antiguo presidente y accionista mayoritario de Kangde Xin, asistió al simposio del Consejo de Asesores Económicos China-Alemania en Hefei.

El 29 de octubre, Zhong firmó un acuerdo de cooperación en nombre de la parte china antes de estrechar la mano del primer ministro chino Li Keqiang y de Merkel.

“La CCTV es la máquina de lavado de cerebro del PCCh. Los medios de comunicación chinos no tienen un fondo moral”, dijo el inversor exiliado de Kangde Xin.

“Llevaba una vida cómoda en casa, pero ahora tengo que irme con mi familia, en busca de un trabajo en un país extranjero. No hay salida. Tengo hijos pequeños y una familia. Es difícil encontrar un trabajo durante la pandemia, y no conozco bien este lugar”.

“Solía saber que el PCCh era muy corrupto, pero no estaba involucrado y (sentía) que no tenía nada que ver conmigo. (…) somos nosotros, sin poder ni influencia, los que nos quedamos a morir”.

El inversor Yu dijo que dos inversores que conoce han saltado de edificios.

La empresa auditora asume la culpa

La empresa auditora de Kangde Xin, Ruihua Certified Public Accountants (CPA), era la segunda mayor empresa de CPA de China y responsable de la auditoría de unas 1000 empresas públicas chinas. Se le impuso una multa de 5.2 millones de yuanes (casi 800,000 dólares) por la supuesta fabricación de los ingresos de Kangde Xin.

Ruihua CPA emitió un comunicado de prensa el 30 de julio de 2019, en el que negaba haber actuado de forma incorrecta y afirmaba que había cumplido íntegramente con sus obligaciones de auditoría. También demandó a la CSRC por la multa de 5.2 millones de yuanes. La empresa auditora argumentó que la carta del Banco de Beijing podía probar los depósitos en la cuenta de Kangde Xin, pero el banco se negó a liberar el flujo de fondos imputados.

Ruihua CPA se ha enfrentado al colapso. Las empresas que cotizan en bolsa han rescindido sus contratos con Ruihua tras el incidente de Kangde Xin, que alcanzó su punto álgido a finales de 2019.

Epoch Times informó en 2019 que la CSRC acusó formalmente a Ruihua CPA el 29 de julio y que suspendió 43 ofertas públicas iniciales (OPI) que confiaban en Ruihua CPA para sus planes de cotizar en la bolsa ChiNext de Shenzhen o en el nuevo mercado STAR de Beijing, al estilo del NASDAQ.

Según Wind Information, un proveedor chino de datos e información financiera, el número de empresas de acciones A auditadas por Ruihua anualmente se desplomó de 213 en 2018 a 29 en 2019. En este momento, Ruihua CPA solo cuenta con un cliente de auditoría anual de acciones A.

Desde 2017, los clientes de Ruihua han estado constantemente expuestos a fraudes financieros, entre ellos Aerospace Communications Holdings Group, Yatai Industrial Development, Kingsun Optoelectronic y Furen Pharmaceutical Group, según informan varios medios de China continental.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS