Regulador pide citar a Google por registros de cuenta misteriosa de Gmail vinculada a Clinton

Por Ivan Pentchoukov
18 de Diciembre de 2019
Actualizado: 18 de Diciembre de 2019

Un grupo regulador pidió a un juez federal el 17 de diciembre de citar a Google para el registro de una cuenta de Gmail utilizada para transferir el archivo de los correos electrónicos de Hillary Clinton de su mandato como secretaria de Estado.

El grupo conservador de transparencia gubernamental, Judicial Watch, presentó la solicitud como parte de su litigio de un año contra el Departamento de Estado. El grupo también está buscando una entrevista con Paul Combetta, el especialista en tecnología de la información que utilizó la cuenta de Gmail para transferir todos los correos electrónicos del gobierno de Clinton a un servidor de correo electrónico privado no autorizado.

Combetta creó la cuenta de Gmail, carterheavyindustries@gmail.com, en 2012 y la usó para probar problemas de correo electrónico para sus clientes. El nombre de la cuenta de Gmail, CarterHeavyIndustries, ha suscitado sospechas de que China obtuvo acceso a todos los correos electrónicos de Clinton.

Un investigador del Inspector General de la Comunidad de Inteligencia, Frank Rucker, marcó la cuenta de Gmail en los metadatos de todos menos cuatro de los correos electrónicos que los abogados de Clinton entregaron al Congreso, según documentos publicados por el senador Chuck Grassley en agosto. Rucker se alarmó luego de buscar en Google “Carter Heavy Industries” y encontrar que era un sitio web para una empresa china.

Los inspectores generales de la Comunidad de Inteligencia y el Departamento de Justicia revisaron el asunto y no presentaron ninguna evidencia para vincular a Combetta con la compañía china. Los inspectores generales determinaron además que la dirección de Gmail terminó en los metadatos de prácticamente todos los correos electrónicos porque Combetta usó la cuenta de Gmail para transferir los correos electrónicos de Clinton desde una computadora portátil a un servidor de correo electrónico.

Aunque los inspectores generales parecen haber cerrado la investigación de carterheavyindustries@gmail.com, su informe sobre el asunto planteó una serie de nuevas preguntas, incluyendo por qué Combetta usó un nombre tan peculiar para la cuenta, si es que alguno de los sistemas de sus clientes seguían estando conectados a la cuenta de Gmail, y por qué cientos de correos electrónicos de Clinton todavía estaban en la cuenta de Gmail años después de que Combetta transfiriera el archivo de correo electrónico de Clinton.

“Todavía tengo curiosidad: ¿cómo se le ocurrió el nombre del correo electrónico y qué ha hecho el FBI para averiguar si hay alguna conexión entre China y Combetta?”, dijo el representante Louie Gohmert (R-Texas) a La Gran Época en agosto.

“Puede que nos diga, como sospechábamos, que probablemente ya lo sabían y cuando descubrieron que el inspector general de inteligencia lo sabía, tuvieron que hacer al menos una pregunta al respecto para tratar de cubrir sus traseros”.

En octubre, el Departamento de Estado anunció que su revisión de los correos electrónicos de Clinton citó a 38 personas por mal manejo de información clasificada.

“Las instancias de información clasificada que se transmiten deliberadamente por correo electrónico no clasificado fueron la rara excepción y resultaron en violaciones de seguridad adjudicadas”, dijo el departamento en un comunicado en ese momento. “No hubo evidencia persuasiva de maltrato sistemático y deliberado de información clasificada”.

Después de descubrir la anomalía de Carter Heavy Industries en los correos electrónicos de Clinton, Rucker alertó al FBI. Días después, el 18 de febrero de 2016, Rucker se reunió con Peter Strzok, el funcionario del FBI que desde entonces ha ganado notoriedad por sus mensajes de texto sesgados que expresan preferencia por la entonces candidata presidencial Hillary Clinton y la animosidad hacia el entonces candidato Donald Trump. Rucker y Jeanette McMillian, una abogada del Inspector General de la Comunidad de Inteligencia que también asistió a la reunión, dijeron a los investigadores que Strzok parecía distante y desdeñoso mientras ellos le transmitían sus preocupaciones.

El mismo día, a más de 1600 millas de distancia en Denver, Colorado, agentes del FBI entrevistaron a Combetta. Combetta dijo a los agentes que utilizó la cuenta de Gmail para transferir el correo electrónico de Clinton a un servidor de correo electrónico en Secaucus, Nueva Jersey, en febrero de 2014. Supuestamente, “carterheavyindustries@gmail.com” terminó en los metadatos de cada mensaje como resultado.

Al menos ocho de las cadenas de correo electrónico contenidas en el lote que Combetta desvió a través de la cuenta de Gmail se clasificaron como de alto secreto, el nivel más alto de clasificación para documentos gubernamentales en los Estados Unidos, en el momento en que se enviaron. En manos de un adversario, la información de alto secreto podría causar “daños excepcionalmente graves” a la seguridad nacional de los Estados Unidos. Al menos 36 cadenas de correo electrónico contenían información secreta, cuya divulgación a un actor no autorizado podría causar “daños graves” a la seguridad nacional.

El inspector general de inteligencia de la comunidad, Charles McCullough, le dijo al Congreso que algunos de los correos electrónicos de Clinton se clasificaron en un nivel más allá del alto secreto, lo cual significa que era información tan estrecha que los miembros del Congreso no podían verla, incluso en una instalación segura y compartimentada.

Como resultado, algunos de los correos electrónicos que Combetta desvió a través de la cuenta de Gmail contenían información clasificada al más alto nivel de secreto.

Combetta dijo a los investigadores del FBI en su entrevista del 28 de febrero de 2016 que usó la misma cuenta de Gmail para probar problemas de correo electrónico para sus otros clientes, lo cual significa que otros servidores de correo electrónico podrían haber estado conectados a “carterheavyindustries@gmail.com”. No está claro si el FBI o los inspectores generales alguna vez obtuvieron los registros de acceso para la cuenta de Gmail. Estos registros mostrarán si alguien que no era Combetta tuvo acceso al servidor.

A pesar de saber que Combetta transfirió todo el archivo de correo electrónico de Clinton a través de “carterheavyindustries@gmail.com”, el FBI esperó un mes para solicitar una orden de allanamiento para la cuenta de Combetta. Un juez magistrado en Virginia otorgó la orden el 20 de junio de 2016, aproximadamente dos semanas antes de que el entonces director del FBI, James Comey, usurpara la autoridad del fiscal general y exonerara a Clinton en una declaración pública sin precedentes.

Después de que el FBI ejecutó la orden, los analistas descubrieron 820 de los correos electrónicos de Clinton, algunos de los cuales estaban clasificados, que aún permanecían en la cuenta de Gmail más de cuatro meses después de que los inspectores del inspector general de la Comunidad de Inteligencia entregaran la información al buró.

Los abogados de Clinton, Heather Samuelson y Cheryl Mills, seleccionaron los correos electrónicos de Clinton para la producción que finalmente se entregó al Congreso. En su tercera entrevista con el FBI el 3 de mayo de 2016, bajo un acuerdo de inmunidad, Combetta le dijo al FBI que no usó el buzón de archivo que creó usando “carterheavyindustries@gmail.com” para proporcionar exportaciones por correo electrónico a Samuelson y Mills. Combetta especuló que un usuario podría haber importado el buzón de archivo en el buzón en vivo o que alguien podría haber accedido al archivo para extraer los correos electrónicos producidos al Departamento de Estado, que posteriormente llegaron al FBI. Pero Mills y Samuelson le dijeron al FBI que nunca tuvieron acceso al buzón de archivo en el servidor.

La solicitud de Judicial Watch para una entrevista con Combetta y una citación a Google finalmente puede arrojar luz sobre una serie de preguntas cruciales, incluidas las siguientes.

  1. Si Combetta nunca usó el archivo creado a través de la cuenta de Gmail para proporcionar exportaciones a los abogados de Clinton, ¿cómo terminó el Congreso con correos electrónicos que prácticamente contenían “carterheavyindustries@gmail.com”?
  2. ¿Cómo se le ocurrió a Combetta el nombre de la cuenta de Gmail?
  3. ¿Quiénes fueron algunos de los clientes para quienes utilizó la cuenta de Gmail para probar problemas de correo electrónico?
  4. ¿Los servidores de esos clientes estaban conectados a la cuenta de Gmail para la prueba?
  5. ¿Qué pasos tomó Combetta para asegurarse de que esos servidores ya no pudieran obtener acceso a la cuenta de Gmail?
  6. ¿Por qué cientos de correos electrónicos quedaron en la cuenta de Gmail durante años luego de la transferencia
  7. ¿Alguien más que Combetta tuvo acceso a la cuenta de Gmail?

A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS