Reinicio del Green New Deal: Demócratas, ‘es una revolución’; GOP, es un ‘superpaquete socialista’

Por Tom Ozimek
21 de Abril de 2021
Actualizado: 21 de Abril de 2021

Los demócratas progresistas volvieron a presentar el martes su modelo de lucha contra el cambio climático, esta vez en forma de una resolución del Senado. El senador Ed Markey (D-Mass.) proclamó, en un evento de prensa en Washington, que “el Green New Deal (Nuevo Acuerdo Verde) no es solo una resolución, es una revolución”, mientras que los republicanos lo catalogaron como un “superpaquete socialista”.

Presentada por primera vez en 2019, en forma de una resolución no vinculante de la Cámara (pdf), la nueva versión del Green New Deal, que es esencialmente idéntica a la del Senado (pdf), busca eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero de EE.UU. en una década, alejar a la economía de los combustibles fósiles y entretejer los imperativos del cambio climático en cualquier proyecto de ley de infraestructura considerado por el Congreso, junto con una mezcla de prioridades progresistas de justicia social en áreas como las relaciones raciales y las disparidades de ingresos.

“El nuevo desastre verde ha vuelto”, dijo el senador John Barrasso (R-Wyo.), miembro de alto rango del Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales, en un comunicado. “La innovación del libre mercado es la mejor manera de proteger nuestro aire, agua y comunidades, no una regulación o impuestos gubernamentales de mano dura”.

Mientras promocionaba el Green New Deal como una “revolución”, Markey dijo que “proporciona el marco que necesitamos para enfrentar las crisis que se entrecruzan en nuestro país: cambio climático, una pandemia de salud pública, injusticia racial y desigualdad económica”.

“Podemos transformar nuestra economía y nuestra democracia para todos los estadounidenses al abordar el desafío generacional del cambio climático”, agregó.

La representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.), quien se unió a Markey en la presentación de la resolución, reforzó el entusiasmo radical y revolucionario del esquema.

“Vamos a hacer la transición a una economía 100 por ciento libre de carbono, que sea más sindicalizada, más justa, más digna y garantice más atención médica y vivienda que nunca”, dijo Ocasio-Cortez en la conferencia de prensa. “¿Tenemos la intención de enviar un mensaje a la administración Biden de que tenemos que ir más lejos y ser más audaces? La respuesta absolutamente es sí”.

La representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.), junto al senador Ed Markey (D-Mass.), habla durante una conferencia de prensa en Washington, el 20 de abril de 2021. (Mandel Ngan/Getty Images)

Desde que se dio a conocer hace dos años, el Green New Deal se ha convertido en un pararrayos de las críticas de conservadores y expertos de la industria. Algunos críticos lo han calificado como parte de un impulso socialista para sacar a la economía de sus bases de libre mercado y, en palabras de Marc Morano, autor del libro “Green Fraud: Why the Green New Deal is Even Worse Than You Think” (Fraude Verde: por qué el Green New Deal es incluso peor de lo que cree), está imbuido del objetivo general del comunismo de controlar “todos los aspectos de la vida”.

Los republicanos rechazaron rápidamente el relanzamiento del Green New Deal.

“El Green New Deal es un súper paquete socialista que solo cargará con deudas a los contribuyentes que trabajan duro. Desplazará a millones de estadounidenses de sus trabajos”, dijo en un comunicado el representante James Comer (R-Ky.), miembro de alto rango del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes. “Los demócratas no se detendrán ante nada para imponer sus proyectos progresistas a los estadounidenses”.

“Fiel a su nombre, el Green New Deal es la resolución más deficiente que se haya presentado en los últimos años”, dijo Ralph Norman (R-S.C.), miembro principal de la Subcomisión de Medio Ambiente, en un comunicado. “Esta legislación cambiaría todos los aspectos de la vida estadounidense: lo que comemos, cómo viajamos, cómo nos mantenemos calientes e incluso qué trabajos podemos aceptar. Esta no es una forma de gobernar. En pocas palabras, el Green New Deal es un intento de disfrazar el socialismo con el nombre de la protección al medio ambiente”.

En el momento de su presentación no estaba claro si el plan sería acogido más cálidamente por la administración del presidente Joe Biden, en comparación con la acogida que tuvo por parte de la administración del expresidente Donald Trump, quien, en 2019, tuvo duras palabras de crítica al Green New Deal.

“Acabará con millones de puestos de trabajo. Aplastará los sueños de los estadounidenses más pobres y dañará desproporcionadamente a las comunidades minoritarias. No lo toleraré”, dijo Trump en ese momento. “Defenderemos el medio ambiente, pero también defenderemos la soberanía estadounidense, la prosperidad estadounidense y defenderemos los empleos estadounidenses”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sale de la Casa Blanca antes de partir a Washington, el 19 de julio de 2019. (Chip Somodevilla/Getty Images)

Biden, mientras hacía campaña para presidente, trató de distanciarse del Green New Deal, diciendo que tenía su propio “plan Biden”, que era diferente de lo que llamó “el radical Green New Deal”. Aun así, el Plan Biden para una Revolución de Energía Limpia y Justicia Ambiental se basa en la controvertida propuesta legislativa.

El presidente, que esta semana está celebrando una cumbre por Internet sobre el clima y que anunció, en enero, que Estados Unidos se reincorporaría al Acuerdo de París, para luchar contra el cambio climático, ha prometido poner al país en la senda de las cero emisiones de combustibles fósiles para 2050, un plazo mucho más tardío que el establecido en el Green New Deal.

Markey le confirmó a la prensa que quiere ir más allá del plan de Biden.

“Sí. Creemos que este es el momento para que actuemos en grande, que pensemos en grande, que tengamos un programa que coincida con la magnitud del problema al que nos enfrentamos”, dijo Markey.

Además de ser rechazado rotundamente por los republicanos, es probable que el Green New Deal enfrente la oposición de demócratas moderados, como el senador Joe Manchin (D-W.Va.), quien votó en contra del pacto en 2019. Se informó que el 20 de abril el senador dijo que el Green New Deal “no es práctico”, que “no funciona realmente si se habla del clima global”. “No pueden eliminar el camino hacia un medio ambiente más limpio, hay que innovar en el camino”, dijo el demócrata.

El Green New Deal exige que el 100 por ciento de la demanda de energía se satisfaga a partir de fuentes de energía de cero emisiones, como la eólica y la solar, modernizando la infraestructura de transporte, reduciendo las emisiones de carbono de los sectores manufacturero y agrícola, así como haciendo que los edificios y hogares sean más eficientes energéticamente. También tiene como objetivo crear una red de seguridad económica para las comunidades afectadas por el cambio climático y el abandono del uso de combustibles fósiles, entre otras cosas, garantizando la asistencia sanitaria, el empleo y la formación laboral.

Morano, en una entrevista con el programa Crossroads de The Epoch Times, argumentó en contra de un enfoque regulatorio de mano dura para combatir el cambio climático, advirtiendo que, si los progresistas “se salen con la suya”, habría “bloqueos climáticos” semejantes a los que se han visto en la pandemia del COVID-19.

Con información de Reuters.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS